La Eurocámara aprueba impulsar el intercambio de datos para aprovechar el potencial económico

La Eurocámara aprueba impulsar el intercambio de datos para aprovechar el potencial económico

Eurodiputados asisten a una sesión de votación en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- El Parlamento Europeo (PE) dio luz verde a una nueva legislación para incrementar la disponibilidad y el intercambio de datos entre empresas y «start-ups» en la UE, con el objetivo de aprovechar su potencial económico y científico e impulsar el desarrollo de inteligencias artificiales.

De esta forma, la nueva Ley de Gobernanza de Datos, aprobada por 501 votos a favor, 12 en contra y 40 abstenciones, busca facilitar la reutilización de determinados datos del sector público relacionados con campos «estratégicos» como la salud, el medioambiente, la energía, la agricultura, la movilidad, las finanzas, la industria o la administración pública.

La idea es que estos datos sean cedidos de manera voluntaria por los ciudadanos para ayudar a alcanzar objetivos relacionados con intereses generales, como mejorar la movilidad, combatir el cambio climático o acelerar la investigación científica.

«Nuestro objetivo con la nueva ley es sentar las bases de una economía de datos en la que las personas y las empresas puedan confiar», dijo la eurodiputada popular Angelika Niebler, quien lideró las negociaciones con las otras instituciones comunitarias sobre esta normativa en nombre de la Eurocámara.

Para Niebler, el intercambio de datos solo puede prosperar si se garantiza la confianza y la equidad, estimulando nuevos modelos de negocio e innovación social. «La experiencia ha demostrado que la confianza, ya sea en la privacidad o en la confidencialidad de los datos empresariales valiosos, es una cuestión primordial», dijo.

«Estamos en el inicio de la era de la Inteligencia Artificial y Europa necesitará cada vez más datos. Esta legislación debería facilitar y hacer seguro el acceso a los grandes bancos de datos repartidos por toda la UE. La revolución de los datos no esperará a Europa. Tenemos que actuar ahora si las empresas digitales europeas quieren tener un lugar entre los principales innovadores digitales del mundo», añadió.

El Parlamento también garantizó requisitos precisos sobre qué servicios quedarán bajo el paraguas de la nueva ley, para evitar que terceros países de fuera de la Unión Europea puedan tener acceso a esas bases de datos.

Según las estimaciones de la Comisión Europea, la cantidad de datos generados por los organismos públicos, ciudadanos y empresas se multiplicará por cinco entre 2018 y 2025, por lo que es necesario adaptar la legislación actual para poder utilizar de manera correcta toda esa información.

Antes de entrar en vigor, el texto debe ser aprobado de manera definitiva por el Consejo (los países).

Editado por M.Moya