El Parlamento Europeo vota este jueves la ley que regula los algoritmos y la ilegalidad de la red

Votación de la ley de servicios digitales en el Parlamento Europeo. Detalle de un navegador de Internet

Vista de un navegador en holandés en un dispositivo en Países Bajos. EFE/EPA/Sander Konin /Archivo

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La ley de servicios digitales que regulará el contenido ilegal en internet y exigirá mayor transparencia a las grandes tecnológicas en el uso de los algoritmos que determinan lo que los ciudadanos ven en la red se votará este jueves en el Parlamento Europeo tras el debate de este miércoles.

ALGORITMOS

Empresas como Google, Meta o Twitter estarán obligadas a hacer análisis anuales para identificar el posible riesgo que los algoritmos puedan causar a la salud de los ciudadanos o a la seguridad pública.

Las compañías, además, deberán someterse a los exámenes de auditorías independientes y tendrán que ofrecer a las autoridades públicas la información que necesiten para poder evaluar la forma en que moderan el contenido en internet.

«Hace un año vimos esas imágenes de la toma del Capitolio en Washington. Fue un punto de inflexión. Hubo un antes y un después en el papel de las plataformas digitales y el impacto que pueden tener en nuestras democracias», dijo hoy uno de los impulsores de la directiva, el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, en su intervención en la Eurocámara en la víspera del voto.

«Aquello fue un punto culminante de discurso de odio descontrolado de incitación a la violencia», continuó.

La ponente de la normativa en la Eurocámara, la socialdemócrata Christel Schaldemose, incidió en el mismo punto al asegurar que «los algoritmos han animado a las divisiones y se han cebado con nuestros jóvenes».

«Es cierto que lo que se hace en internet acorta distancias entre las personas, pero al mismo tiempo, abre abismos», aseguró la eurodiputada.

CONTENIDO ILEGAL

Las empresas de internet tendrán que eliminar con rapidez el contenido ilegal o la información sobre productos fraudulentos que aparezca en sus páginas webs una vez tengan conocimiento de ello, ya sea por la advertencia de los usuarios o de personas expertas en detectarlo.

A este respecto, eurodiputados del Partido Popular Europeo y del grupo socialdemócrata han impulsado una enmienda que obliga a los gigantes de internet a respetar «la libertad de expresión, la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación y otros derechos y libertades fundamentales consagrados en la Carta» de derechos fundamentales de la UE.

Una enmienda que ha apoyado la Federación Internacional de Periodistas, que se ha opuesto a otra enmienda que pedía la exención de los medios de comunicación a someterse al control de contenido.

PUBLICIDAD PERSONALIZADA

Uno de los principales puntos polémicos que han surgido durante la tramitación de la ley en la Eurocámara ha sido la voluntad de la ponente Schaldemose de prohibir la publicidad personalizada en internet, el principal negocio de las tecnológicas.

Su propuesta, finalmente, no salió adelante en la comisión parlamentaria de Mercado Interior que estudió la normativa, si bien se dará la oportunidad a los usuarios de rechazar este tipo de publicidad.

Sí hay consenso para prohibir los anuncios personalizados a los menores, aunque la medida plantea dudas sobre su cumplimiento, al no quedar claro de qué forma las empresas podrán determinar la edad de los usuarios.

EJEMPLARIDAD

La Unión Europea, que perdió la batalla frente a Silicon Valley en el fomento de los grandes gigantes de internet, aspira ahora a regular su actividad y crear un precedente para el resto del mundo, como logró en 2016 con el Reglamento General de Protección de Datos.

«Es importante para Europa y para el resto del mundo también, porque los grandes países de internet, Estados Unidos o China siguen muy de cerca lo que vamos a aprobar aquí», aseguró Schaldemose.

Según un estudio publicado este verano por la organización Corporate Europea, las grandes tecnológicas gastan actualmente 100 millones de euros en su cabildeo a las instituciones comunitarias, para intentar modificar futuras normas como esta, que prevé multas de hasta el 6 % de la facturación anual si las incumplen.

FRANCIA

Cuando la Eurocámara apruebe este jueves la directiva, podrán empezar las negociaciones con el Consejo de la UE, la institución colegisladora que representa a los países.

Francia, que ocupa actualmente la presidencia rotatoria del Consejo, tiene entre sus principales objetivos aprobar esta normativa, así como la ley de mercados digitales que evita las prácticas monopolistas de las tecnológicas.

Dos directivas que pueden suponer «el surgimiento de un modelo digital europeo que, al mismo tiempo, organice una competencia leal entre los actores (…) y proteja a los ciudadanos», dijo hoy el presidente francés, Emmanuel Macron, en un discurso en la Eurocámara.

Editado por Sandra Municio