La UE acuerda una ley para aprovechar el potencial económico de los datos

La vicepresidenta del Ejecutivo europeo, Margrethe Vestager (izq.), y el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Thierry Breton, durante una rueda de prensa sobre la Ley de Gobernanza de Datos en noviembre de 2020.

La vicepresidenta del Ejecutivo europeo, Margrethe Vestager (izq.), y el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Thierry Breton, durante una rueda de prensa sobre la Ley de Gobernanza de Datos en noviembre de 2020. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ / POOL/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- Las instituciones de la Unión Europea alcanzaron esta pasada noche un acuerdo preliminar sobre la ley de gobernanza de datos, cuyo objetivo es ofrecer mayores garantías en el intercambio de información entre empresas, ciudadanos y el sector público para aprovechar su potencial económico y científico.

La UE quiere fomentar el intercambio de datos en áreas como la agricultura, la sanidad, la movilidad, la energía o las finanzas.

Por eso, se crearán ‘intermediarios de datos’, nuevas entidades que almacenarán y procesarán los datos y para ofrecer un servicio de intermediación entre sus propietarios y quienes quieran usarlos, ya sea el sector público o el privado.

Estos entes deberán demostrar la neutralidad de su servicio de intermediación para garantizar que los datos intercambiados se usarán para los fines previstos y no los venderán a otras empresas para obtener un beneficio económico.

Además, tendrán que tomar medidas para evitar que los datos que se cedan a países extracomunitarios se puedan utilizar para contenidos ilegales o no conformes con las reglas europeas.

El acuerdo entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE pretende fomentar también la reutilización de datos en poder del sector público que están protegidos, por ejemplo, por derechos de propiedad intelectual, en ámbitos como la agricultura, la sanidad o el medio ambiente.

Para que se puedan intercambiar, los entes públicos deberán garantizar la privacidad y la confidencialidad de los datos.

El pacto, que aun tiene que aprobarse formalmente por las tres instituciones, prevé también el intercambio de datos para fines altruistas, como investigaciones médicas.

Todas aquellas entidades que quieran obtener datos con este objetivo tendrán que apuntarse en un registro nacional de organizaciones altruistas para que los ciudadanos y las empresas que quieran cederlos sepan que se usarán para el bien común.

Tanto estas entidades como los intermediarios de datos podrán obtener de forma voluntaria un logo que certifique que cumplen las garantías que estipula la ley en el intercambio de datos.

La normativa establece la creación de un órgano que asesorará a la Comisión Europea en materia de ciberseguridad sobre el almacenamiento y el intercambio de datos.

«Estamos facilitando el creciente flujo de datos industriales en todos los sectores y Estados miembros para ayudar a Europa a convertirse en el continente de datos número uno del mundo», dijo el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, tras el acuerdo.

En la misma línea se expresó la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario para la Era Digital, Margrethe Vestager, al asegurar que con esta ley, la UE está «creando un ambiente seguro en el que los datos se pueden compartir y entre sectores y Estados miembros para el beneficio de la sociedad y la economía».

«El intercambio de datos solo puede prosperar si se garantiza la confianza y la equidad, estimulando nuevos modelos comerciales y la innovación social», comentó la eurodiputada del Partido Popular Europeo Angelika Niebler, que ha liderado las negociaciones en nombre de la Eurocámara.

Bruselas prevé presentar a principios del año que viene una nueva ley de datos para seguir regulando este ámbito.

Editado por María Moya

La UE da el primer paso para limitar el poder de las tecnológicas

Bruselas (EuroEFE).- Los países miembros de la Unión Europea (UE) llegaron este jueves a un acuerdo sobre las leyes de mercados y servicios digitales que se están negociando en Bruselas y dan así el primer paso para aprobar las normas …