España es «buen ejemplo» para Europa en economía social, según eurodiputada

España buen ejemplo Europa economía social

La eurodiputada Katrin Langensiepen durante una entrevista con EFE en Madrid. EFE/Giannis Triantafyllidis

Madrid (EuroEFE).- España es «un buen ejemplo en la familia europea» en el ámbito de la economía social y aprender de ella «es importante», según la eurodiputada Katrin Langensiepen, presidenta de una delegación de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo (PE) que acaba de visitar el país.

“No podemos trasladar España a Suecia o a Alemania, pero podemos convencer e implementar algunas de sus estructuras. Creo que aprender de España es importante”, ha comentado Langensiepen, del grupo Verdes/ALE, en una entrevista con Efe.

La misión del PE, integrada por diez europarlamentarios, entre ellos seis españoles, ha estado esta semana en Madrid para analizar las prácticas de varias empresas y el desarrollo del Plan de Acción de la Comisión Europea para la Economía Social.

 

Ese plan, aprobado a finales del año pasado, busca “poner el asunto de la economía social en un nuevo nivel, empoderarlo y que pueda ser un sector en todos los Estados miembros”, en palabras de la eurodiputada.

FALTA DE CONSENSO Y CLARIDAD

Uno de los retos primordiales que identifica Langensiepen en el sector es la falta de consenso.

“Creo que el problema es que tenemos diferentes ideas sobre lo que es la economía social. Tenemos una gran variedad de empresas dentro de Europa y no hay una definición clara y eso es porque se trata de un movimiento que va de abajo arriba y no desde el gobierno”, ha explicado a Efe.

Por ello, el principal trabajo de la comisión de Empleo del Parlamento Europeo será “traer mayor claridad y hacerlo más público”. Y agrega: “Tenemos que ver qué es, qué significa, qué estructura tiene».

«Porque nosotros estamos financiándola (la economía social) ¿Dónde va el dinero, qué se hace con él? ¿Se siguen las reglas?” se pregunta Langensiepen.

 

La economía social engloba una gran variedad de compañías y organizaciones que buscan producir un impacto positivo en la sociedad.

El sector, que ya emplea a 13,6 millones de ciudadanos de la Unión Europea (UE), tiene una basta tradición en España: existen en este país unas 43 mil empresas de economía social, según la Confederación Española de Empresarios de Economía Social (CEPES), que aportan en su conjunto el 10 % del PIB nacional y suponen el 12,5 % del empleo total.

ACCIONES PIONERAS EN ESPAÑA

La magnitud de la economía social en España, así como sus acciones pioneras -es el primer país europeo en promulgar una legislación sobre economía social, la Ley 5/2011- han llamado la atención del Parlamento Europeo.

 

La delegación europea visitó las sedes de ILUNION Lavandería y Fundación ONCE, definida por la eurodiputada como “una oportunidad para las personas con discapacidades”.

“Hablamos de conseguir una sociedad inclusiva y un mercado laboral inclusivo. La economía social puede ser aquí un buen socio, una buena oportunidad. Tenemos que mostrar que es posible que las personas con discapacidades trabajen donde quieran: no son una carga”, ha defendido.

Pero, a su juicio, la economía social puede abarcar mucho más terreno que el de la discapacidad.

“Estamos haciendo frente a diferentes retos y diferentes circunstancias. ¿Cómo podemos después de la crisis (la bancaria y ahora la de la covid) apoyar a las empresas? ¿Cómo podemos ofrecer trabajos a la gente para que nadie se quede atrás? Por eso hablamos de ello” ha dicho Langensiepen.

“España tendrá la presidencia (rotatoria de la UE) el próximo año y será un buen momento para impulsar la economía social”, ha concluido.

Editado por Miriam Burgués