El BEI contará con 26.700 millones más para financiar a países vecinos de UE

El BEI contará con 26.700 millones más para financiar a países vecinos de UE

El comisario europeo de Vecindad y Ampliación, Olivier Varhelyi, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- El Banco Europeo de Inversiones (BEI) contará con un nuevo aval de 26.700 millones de euros de la Unión Europea para proporcionar financiación a países vecinos con el fin de ayudar a su transformación económica, la recuperación tras la pandemia o a paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania.

El BEI y la Comisión Europea firmaron este martes el acuerdo para proporcionar una garantía que permitirá movilizar financiación también de otras fuentes y conceder, hasta 2028, préstamos en términos favorables sobre todo a los países vecinos del sur y del este y a los candidatos a la adhesión, según explicaron en una rueda de prensa los firmantes.

«Esto tendrá como resultado los niveles de inversión más altos nunca vistos», dijo el comisario europeo de Vecindad y Ampliación, Olivier Varhelyi, quien subrayó que los cerca de 27.000 millones de aval equivalen a un tercio del PIB de todos los Balcanes Occidentales.

Esto permitirá al BEI movilizar inversiones a través del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible Plus (ESDF+) para financiar los planes económicos y de inversión acordados por la UE con sus vecinos, destinados a fomentar el empleo y el crecimiento con inversiones en infraestructuras viarias, energía, internet de banda ancha, desinfección, gestión del agua; o transición ecológica y digital.

«Nuestros socios esperan con impaciencia estas inversiones, no solo para acelerar la tan necesaria transformación socioeconómica, sino para apoyarles en sus tiempos más difíciles, tiempos de covid y poscovid, de guerra, que debería terminar pronto, y de recuperación posguerra», dijo Varhelyi.

RECONSTRUCCIÓN DE UCRANIA

El comisario recordó que en los próximos días la comisión adoptará una comunicación sobre la reconstrucción de Ucrania una vez termine la invasión rusa y subrayó que el banco de inversiones de la UE será «un apoyo fundamental» para financiarla.

«Sin el BEI sería casi imposible proporcionar el apoyo que Ucrania necesitará», dijo el comisario, quien aseguró que Bruselas «está considerando todas las opciones» para financiar este esfuerzo y que ya se han movilizado cerca de 500.000 millones de euros en ayuda de emergencia y 1.200 millones en asistencia macrofinanciera al país.

En este sentido, el presidente del BEI, Werner Hoyer, consideró que para la reconstrucción total de Ucrania harán falta «no miles de millones, sino billones» de euros y un esfuerzo de la comunidad global y aseguró que el BEI «está listo para hacer su parte».

«Estamos listos para hablar con nuestros accionistas, los 27 Estados miembros de la UE, para quizás crear un fondo ellos mismos y luego pedirnos que lo gestionemos nosotros, que tenemos experiencia. Algo así puede hacerse muy rápido, como hicimos en el contexto del covid», dijo Hoyer preguntado por las opciones para financiar la reconstrucción y si hará necesario un aumento del capital que aportan los países al banco.

El BEI, recordó, movilizó en cuestión de días 668 millones de euros en financiación para Ucrania y ha creado un programa para la reconstrucción de infraestructuras que «podría ponerse en marcha muy rápido», a lo que se suma el compromiso de movilizar otros 4.000 millones de euros para los países limítrofes que han recibido un importante flujo de refugiados.

La UE y el BEI han iniciado en los últimos años un esfuerzo por aumentar y visibilizar sus inversiones en el exterior con la idea de convertirse en el socio de referencia frente a la creciente presencia de China, una estrategia «más importante que nunca en el actual contexto geopolítico», según Hoyer.

Editado por M.Moya