Bruselas abre expediente a Chipre y Malta por «vender» pasaportes dorados

Sistema automático de control de pasaportes en el aeropuerto de Dusseldorf (Alemania). EFE/EPA/FEDERICO GAMBARINI/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea abrió este martes sendos expedientes a Chipre y Malta por sus sistemas de concesión de nacionalidad a ciudadanos de fuera de la Unión Europea (UE) a cambio de un determinado «pago o inversión» en estos países, un concepto que, según Bruselas, «socava la esencia de la ciudadanía europea».

El sistema de «pasaportes dorados» que cuestiona Bruselas implica que una persona puede adquirir la ciudadanía maltesa o chipriota – y por extensión la europea – mediante un pago o inversión en este país y sin «ningún vínculo genuino» con él, que habitualmente es un requisito para obtener otras nacionalidades.

«La Comisión cree que conceder la ciudadanía europea por unos pagos o inversiones predeterminadas y sin ningún vínculo real con el Estado miembro en cuestión socava la esencia de la ciudadanía europea», señaló este organismo en un comunicado.

Aunque cada país es soberano para decidir las condiciones por las que otorga o retira su nacionalidad a una persona, el sistema que elija tiene que estar en línea con las normas europeas.

Bruselas recordó que una persona de un tercer país que adquiera la nacionalidad de un Estado miembro pasa a disfrutar de manera automática derechos como el de residir, trabajar o viajar libremente dentro del territorio europeo, así como el de votar en las elecciones municipales o al Parlamento Europeo.

«Los efectos de estos sistemas no están limitados a los Estados miembros que los operan ni son neutrales respecto a otros Estados miembros y la Unión Europea en su conjunto», advirtió la Comisión.

Tanto Malta como Chipre tienen ahora dos meses para responder a este primer aviso antes de que la Comisión continúe el expediente, si bien Chipre ya anunció la semana pasada sus planes para retirar su programa Ciudadanía por Inversión al revelarse la supuesta implicación del presidente del Parlamento en un escándalo de venta de pasaportes a inversores con antecedentes penales.

El programa fue lanzado por Chipre tras la crisis económica de 2013 que sacudió al país, y gracias a él ha ingresado más de siete mil millones de euros a través de la concesión de pasaportes a 7.000 inversores, entre los cuales hubo rusos, chinos y ucranianos involucrados en casos de corrupción.

Gracias a este programa, un inversor obtiene el pasaporte chipriota al invertir dos millones de euros en bienes raíces y donar 100.000 euros al fondo de investigación y desarrollo del Gobierno, más otros 100.000 a la Organización de Desarrollo de la Tierra.

Para obtener permisos de residencia permanente en Chipre para toda la familia (incluidos los padres del solicitante principal, su cónyuge y los hijos a su cargo de hasta 25 años), el solicitante debe invertir 300.000 euros en propiedades inmobiliarias.

Editado por Miriam Burgués