Bruselas avala el borrador presupuestario de España para 2021, pero avisa sobre la deuda

La vicepresidenta económica del Gobierno español, Nadia Calviño. EFE/J.J. Guillén

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) considera que el borrador de presupuestos para 2021 que le remitió el Gobierno español “está en línea” con sus recomendaciones, que pedían hacer lo necesario frente a la pandemia, pero pide prestar atención a la sostenibilidad fiscal a medio plazo por el alto nivel de deuda.

“La mayoría de las medidas expuestas en el borrador de plan presupuestario de España apoyan la actividad económica en un contexto de considerable incertidumbre”, señala el Ejecutivo comunitario en su opinión sobre el borrador enviado el 15 de octubre, publicada este miércoles.

Sin embargo, añade que “dado el alto nivel de deuda pública y los grandes desafíos para la sostenibilidad que había antes del brote de la pandemia de Covid-19, es importante para España asegurar que, cuando se tomen medidas presupuestarias de apoyo, se preserva la sostenibilidad fiscal a medio plazo”.

Al contrario que en años anteriores, la CE no ha evaluado en este ejercicio si los países cumplirán las metas de déficit o deuda que exigen las normas comunitarias puesto que están suspendidas temporalmente por la pandemia para permitir el gasto necesario, con lo que Bruselas no les fijó objetivos fiscales.

Se ha centrado en analizar si las medidas adoptadas propulsarán el crecimiento futuro, si serán temporales y, de no serlo, si hay acciones previstas para compensar después el impacto presupuestario que tendrán.

Bruselas ha dado un aprobado a los borradores presupuestarios de todos los países de la eurozona tras recomendarles en mayo que tomasen las medidas que fuesen necesarias para atajar la pandemia de coronavirus, aunque sin perder de vista el equilibrio presupuestario a medio plazo.

A España le había instado en particular a reforzar el sistema sanitario, tomar medidas para proteger el empleo y mejorar las ayudas a las familias o los esquemas de renta mínima, entre otras.

Bruselas ha invitado a todos los países a “revisar regularmente el uso, efectividad y adecuación” de estas medidas y a estar “listos para adaptarlas como sea necesario a las cambiantes circunstancias”.

Además de a España, la Comisión ha advertido por su alta deuda a Bélgica, Grecia, Portugal, Italia y Francia; y a estos dos últimos países, junto con Lituania y Eslovaquia, por haber adoptado medidas que no son temporales o no se compensarán con otras acciones.

Informe sobre el rescate a la banca española

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario publicó su informe de supervisión posterior al rescate a la banca española, que concluye que no existe riesgo de que el país no devuelva los 23.721 millones de euros que aún debe de los 41.333 millones recibidos entre 2012 y 2013.

El documento, elaborado con el Banco Central Europeo, apunta a que existen desafíos para el sector financiero derivados de la pandemia y prevé que la resiliencia de la economía mejore gracias a las ayudas del Fondo de Recuperación.

La Comisión presentó estas evaluaciones dentro del llamado Paquete de Otoño del Semestre Europeo, el ciclo por el que coordina las políticas económicas nacionales, junto con una recomendación a los países del euro para que mantengan el apoyo fiscal en 2021, un informe sobre empleo y otro sobre desequilibrios macroeconómicos.

Desequilibrios en deuda, paro y posición exterior

La CE también advirtió este miércoles de desequilibrios macroeconómicos en España por su excesivo nivel de deuda pública y de desempleo, la evolución de su tasa de actividad en los últimos tres años y la diferencia entre su inversión en el exterior y la procedente de fuera.

Por ello, Bruselas analizará en mayor profundidad “la persistencia de desequilibrios o su relajación”, según señala el Informe de Mecanismo de Alerta de la Comisión publicado este miércoles, un documento que forma parte del Semestre Europeo, el ciclo por el que la institución coordina las políticas económicas nacionales.

“España entró en la crisis de la covid-19 con vulnerabilidades vinculadas al sector privado externo, la deuda pública y el desempleo elevado. Con la crisis de la covid-19, las ratios de deuda y el desempleo han aumentado”, recalca el informe.

Bruselas también hará un análisis de la situación en otros once países: Alemania, Irlanda, Grecia, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Holanda, Portugal, Rumanía y Suecia.

“Los desequilibrios venían reduciéndose en los últimos años a la luz de condiciones económicas favorables pero la pandemia ha parado este proceso y vemos emerger nuevos riesgos”, dijo el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa.

Editado por Miriam Burgués