Bruselas busca impulsar el empleo y reducir la pobreza en la próxima década

Trabajadores de Ifema, en Madrid, convocados por los sindicatos UGT y CCOO, protestan ante la sede del Gobierno regional para expresar su rechazo al ERTE en la institución ferial. EFE/ Fernando Villar/archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea espera que para 2030 al menos el 60 % de los adultos en la Unión Europea reciban formación todos los años para mejorar su capacidad de encontrar trabajo y que al menos el 78 % de las personas con edades comprendidas entre los 20 y 64 años tengan empleo.

Además, aboga por reducir en al menos 15 millones durante la próxima década el número de personas que se encuentran en riesgo de pobreza en el club comunitario.

Esos objetivos se incluyen en el plan de acción para implementar el Pilar Europeo de Derechos Sociales que presentaron este jueves el comisario de Empleo, Nicolas Schmit, y el vicepresidente ejecutivo, Valdis Dombrovskis, quien dijo que el objetivo del plan es que el pilar “se haga realidad”.

El pilar se creó en 2017 para favorecer el acceso a unos mercados laborales justos y la inclusión social, pero su puesta en práctica no se ha completado. El plan de acción pretende servir de impulso.

Igualmente, el 7 de mayo está previsto celebrar una cumbre social en Oporto centrada en esta iniciativa.

OBJETIVOS COMUNITARIOS

El plan de acción fija tres objetivos, incluido el de conseguir que al menos el 60 % de la población adulta de los Veintisiete reciba formación cada año.

Bruselas considera que ese punto es primordial para mejorar la capacidad de conseguir un trabajo, estimular la innovación, garantizar la justicia social y reducir la brecha en el manejo de las nuevas tecnologías, en particular, en un contexto de recuperación tras la pandemia marcado por las transiciones ecológica y digital.

Según indica la Comisión en el plan de acción, en 2016 solo el 37 % de los adultos recibía formación cada año.

Así, opina que se debe conseguir que al menos el 80 % de quienes tienen entre 16 y 74 años tengan conocimientos básicos sobre tecnologías digitales, “una precondición para la inclusión y la participación en el mercado laboral y la sociedad en una Europa digitalmente transformada”. También aboga por reducir más el abandono escolar temprano.

En cuanto a la meta de que al menos el 78 % de las personas con edades entre los 20 y 64 años tengan trabajo, el Ejecutivo comunitario recuerda que en 2019, antes de la crisis del coronavirus, la tasa de empleo alcanzó el 73,1 % en la UE. En el tercer trimestre de 2020, el porcentaje era del 78,3 % para los hombres y del 66,6 % para las mujeres.

Por tanto, Bruselas apuesta por reducir al menos a la mitad la brecha de género en el empleo en 2030 frente a 2019 e incrementar la provisión de educación y cuidados formales en la primera infancia para contribuir a una mejor conciliación entre la vida laboral y personal.

Asimismo, insta a reducir la tasa de jóvenes entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan del 12,6 % en 2019 al 9 % en 2030.

Sobre la reducción de las personas en riesgo de pobreza o exclusión social en 15 millones, la Comisión recuerda que, en 2019, 91 millones de ciudadanos comunitarios se encontraban en esa situación, cerca de 12 millones menos que en 2008.

METAS NACIONALES

La Comisión invitó hoy a los Estados miembros a fijar sus propias metas nacionales. Sin embargo, los tres objetivos del plan de acción se refieren solo al ámbito de la UE, por lo que no es necesario que cada uno de los países los alcance de manera individual.

En cualquier caso, Bruselas supervisará los progresos mediante el Semestre Europeo, el mecanismo de la UE para coordinar las políticas sociales y económicas de los Veintisiete.

Entre las acciones concretas que la Comisión irá proponiendo durante 2021 para lograr esos objetivos figuran la Garantía Infantil Europea, para que todos los niños en riesgo de pobreza tengan acceso a los derechos más básicos, o una iniciativa legislativa para mejorar las condiciones laborales de quienes trabajan en plataformas digitales.

En 2022, el Ejecutivo presentará una recomendación sobre el ingreso mínimo.
Este mismo jueves, Bruselas publicó una recomendación en la que orienta a los países sobre cómo sustituir de manera gradual las medidas de emergencia adoptadas durante la pandemia para conservar empleos por otras que promuevan la recuperación del mercado laboral.

El PIB cayó un 6,8 % y el empleo un 1,8 % en la eurozona en 2020 por la pandemia de covid

Bruselas (EuroEFE).- El producto interior bruto (PIB) de la eurozona se contrajo un 6,8 % y el número de personas con empleo cayó un 1,8 % en la eurozona en 2020 como consecuencia de la pandemia de covid-19, según los …

Con ella, el Ejecutivo invita a los Estados a elaborar paquetes con medidas temporales y permanentes para tratar los desafíos que la pandemia ha causado en el mercado laboral, reducir la falta de habilidades necesarias en el trabajo y ayudar a la población a desenvolverse en las transiciones digital y ecológica.

Según la Comisión, los paquetes de medidas deberían incluir incentivos para contratar y apoyo empresarial, oportunidades para que los trabajadores actualicen sus capacidades o adquieran otras nuevas y mejorar el apoyo de los servicios de empleo.

La Confederación Europea de Sindicatos (ETUC) dio la bienvenida al plan de acción, pero criticó la falta de una propuesta sobre un seguro de desempleo permanente.

Editado por Virginia Hebrero