Bruselas propone adelantar 11.500 millones en ayudas a la recuperación este año

euro

Imagen de archivo de un billete de diez euros. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) propuso enmendar el presupuesto comunitario de 2020 para adelantar 11.500 millones de euros en fondos para la recuperación tras la pandemia este mismo año, que se destinarían a ayudas de cohesión, para la recapitalización de empresas y para asistir a terceros países.

El Ejecutivo comunitario publicó este miércoles una enmienda a las cuentas de 2020 que permitirá elevar el nivel de compromiso financiero del presupuesto de este ejercicio con el fin de que los Estados no tengan que esperar hasta que entre en vigor el marco financiero 2021-2027, que aún no está acordado, para recibir ayudas para reflotar sus economías.

De ser aprobada por los Veintisiete y por la Eurocámara, la enmienda permitirá obtener 11.500 millones de euros, de los cuales 5.000 millones se destinarán a reforzar los fondos de cohesión a través del mecanismo bautizado como REACT-EU.

Esta herramienta forma parte del nuevo Fondo de Recuperación que plantea Bruselas dentro de su plan para relanzar la economía comunitaria presentado la semana pasada y prevé que las ayudas se distribuyan entre los países más afectados por la pandemia.

La Comisión no ha publicado la distribución de las ayudas por Estado a pesar de que los fondos se preasignarán por país en función de criterios que ya se conocen, como su tasa de paro o su riqueza relativa en relación al resto de la UE.

Estas cifras «serán calculadas más tarde, en otoño, sobre la base de los datos más recientes», dijo hoy un portavoz de la Comisión.

Otros 5.000 millones de euros de esta financiación que servirá de «puente» hasta que eche a rodar el Fondo de Recuperación se destinarían al Instrumento de Apoyo a la Solvencia que se establecerá dentro del mismo y que servirá para apoyar la recapitalización de las empresas afectadas por el Covid-19.

Cuando empiece a funcionar a pleno rendimiento, este instrumento contará con una dotación total de 31.000 millones de euros con los que Bruselas espera movilizar hasta 300.000 millones en inversión privada.

Otros 1.040 millones de euros irían a reforzar el Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible para «aumentar su capacidad de emitir garantías para países socios y facilitar así una rápida respuesta a la pandemia de COVID-19», dice la propuesta de enmienda. Además se extendería su área de aplicación a los Balcanes Occidentales.

Por último, 500 millones de euros se dedicarán a participar en el aumento del capital que acometerá el Fondo Europeo de Inversiones este año para «mantener su capacidad financiera y preservar su alto perfil en los mercados financieros», ya que este organismo será responsable de implementar garantías adicionales como parte del plan de recuperación europeo.

La Comisión, que ya había anunciado la semana pasada que pediría este aumento como parte de su estrategia de recuperación, quiere que estos 11.500 millones estén disponibles «lo antes posible».

Para ello se requiere la aprobación de todos los países y la Eurocámara, pero no una ratificación de los parlamentos nacionales, lo que hace más fácil la aprobación de esta financiación «puente» que la del Fondo de Recuperación y el próximo marco financiero, que sí tendrán que pasar este trámite nacional.