La Comisión Europea fija criterios para reconocer como empleados a los trabajadores de las plataformas

La Comisión Europea fija criterios para reconocer a los trabajadores de las plataformas

El comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) propuso este jueves criterios para determinar si los empleados de plataformas digitales como Amazon o Uber son efectivamente trabajadores de plantilla, con el objetivo de evitar la proliferación de falsos autónomos y garantizar sus derechos laborales.

En concreto, la directiva presentada este jueves plantea cinco criterios y, si se cumplen al menos dos de ellos, se considerará que la plataforma emplea al trabajador y que este forma parte de la plantilla de la empresa.

Entre los criterios que plantea Bruselas, figura que la empresa establezca el nivel de la remuneración o que supervise la elaboración del trabajo mediante medios electrónicos.

Asimismo, que restrinja la libertad para elegir las horas de trabajo o los periodos de ausencia, para aceptar o rechazar tareas y para usar subcontratistas o sustitutos.

El cuarto criterio es que la plataforma establezca normas vinculantes sobre el aspecto, como la obligación de llevar uniformes con el logo de la compañía, sobre la conducta con el cliente o sobre el desempeño del trabajo.

Igualmente, se incluye que la empresa restrinja la posibilidad de que el empleado construya una base de clientes o trabaje para otras compañías.

Si se cumplen al menos dos de esas condiciones en la relación laboral entre la plataforma y el trabajador, se considerará que el individuo es un empleado de plantilla y tendrá derecho al salario mínimo, a la negociación colectiva, a las vacaciones pagadas o a un mejor acceso a la protección frente a accidentes laborales, a las prestaciones por desempleo y por enfermedad, así como a las pensiones contributivas de vejez.

POSIBILIDAD DE IMPUGNAR ESTA DESIGNACIÓN

En cualquier caso, tanto las plataformas como los empleados tendrán la posibilidad de impugnar la designación de las personas como trabajadores de plantilla mediante procedimientos judiciales o administrativos.

Si es la empresa la que se opone, corresponderá a la compañía demostrar que no existe relación laboral con el trabajador. Si, por el contrario, es el trabajador el que rechaza la designación como empleado de plantilla, la plataforma deberá contribuir a la “resolución adecuada” de los procedimientos, “en particular, proporcionando toda la información relevante”, indicó Bruselas en un comunicado.

Fuentes comunitarias precisaron que los cinco criterios elegidos se basan en la jurisprudencia europea y de los Estados miembros sobre la materia. Por tanto, son principios que tribunales del club comunitario han utilizado para confirmar una relación laboral entre un empleado y una plataforma.

Según la Comisión Europea, alrededor de 28 millones de personas trabajan en plataformas digitales en la Unión y, de esa cantidad, 5,5 millones de individuos pueden no tener reconocido el estatus laboral que les corresponde.

Por eso, desde la CE esperan que con la directiva entre 1,7 millones y 4,1 millones de personas vean reconocida su condición de trabajador de plantilla de las plataformas digitales.

Otros podrían convertirse en auténticos autónomos, “ya que algunas plataformas podrían ajustar su modelo de negocio”, detalló Bruselas.

La directiva ahora tiene que ser negociada entre la Eurocámara y el Consejo (los países), colegisladores de la UE, y solo cuando ambos logren un acuerdo al respecto quedará aprobada. Una vez adoptada, los Estados tendrán dos años para trasponer la directiva a la legislación nacional.

“Nadie está intentando matar, detener o entorpecer este crecimiento de la economía de las plataformas”, declaró en una rueda de prensa el comisario de Empleo, Nicolas Schmit, pero el sector “debería adecuarse a nuestros estándares, incluidos los sociales”, dijo.

La directiva cubre, asimismo, la gestión mediante algoritmos, que cada vez más sustituye a los gerentes a la hora de asignar tareas, monitorizar y evaluar el trabajo realizado, proporcionar incentivos o imponer sanciones.

La propuesta incrementa la transparencia en el uso de los algoritmos por parte de las plataformas, asegura el control humano sobre el respeto de las condiciones de trabajo y otorga el derecho a impugnar decisiones automatizadas.

La propuesta plantea que los trabajadores reciban información sobre cómo se lleva a cabo su seguimiento, supervisión y evaluación por parte de la plataforma y los clientes. También recibirán información sobre los aspectos que determinan la asignación de tareas, la propuesta de tarifas y la concesión de primas.

Además, las plataformas digitales no podrán recoger ni tratar datos personales que no estén directamente relacionados con el trabajo realizado. Igualmente, se garantiza un seguimiento humano del respeto de las condiciones laborales y se da derecho a impugnar las decisiones automatizadas.

Los aspectos relacionados con la gestión algorítmica se aplicarán tanto a los trabajadores de plantilla como a los auténticos autónomos.

Junto con la directiva, Bruselas abrió este jueves una consulta pública sobre las directrices para aplicar la legislación comunitaria sobre competencia a los convenios colectivos de los autónomos que trabajan en solitario.

SINDICATOS Y PATRONAL PIDEN MEJORAS EN LA PROPUESTA

Los sindicatos europeos saludaron la propuesta de directiva, aunque criticaron que mantenga «criterios gravosos para activar la presunción de empleo, lo que podría anular el sentido de la misma», mientras que la patronal pidió más «claridad» a Bruselas.

«Parece que algunas plataformas han tenido éxito en su labor de presión, ya que la directiva sigue estableciendo criterios gravosos para activar la presunción de empleo, lo que podría anular el sentido de la misma», alertó el secretario confederal de la Confederación de Sindicatos Europeos (CES), Ludovic Voet, en un comunicado.

En la práctica, según Voet, «los criterios podrían legitimar la subordinación de los trabajadores autónomos, lo que anularía el objetivo de la Directiva».

Muy diferente fue la lectura de la propuesta comunitaria hecha por la patronal BusinessEurope, cuyo director general Markus J. Beyrer pidió en un comunicado a Bruselas más «claridad sobre cómo se puede organizar legítimamente el trabajo de plataforma, tanto como trabajo por cuenta propia como empleo, dependiendo de cuál se adapte mejor».

«Es probable que la presunción de empleo propuesta tenga un efecto paralizador en las oportunidades de que las personas realicen actividades comerciales como autónomos y tenga un impacto negativo en la prestación de servicios en el mercado interior», advirtió Bayrer.

En lo que coincidieron los líderes de los sindicatos y de la patronal europea fue en pedir cooperación entre la Comisión, los Estados miembros y los interlocutores sociales nacionales para aclarar los criterios para distinguir a los trabajadores autónomos de plataformas de los trabajadores empleados por plataformas.

«Durante demasiado tiempo, las empresas de plataformas han obtenido enormes beneficios esquivando sus obligaciones más básicas como empleadores a expensas de los trabajadores, los empleadores responsables y los servicios públicos infrafinanciados. El viaje gratis para Uber, Deliveroo y Amazon y sus compinches finalmente está llegando a su fin», se felicitó el máximo representante de los sindicatos europeos.

Editado por María Moya

La Eurocámara pide igualdad de condiciones laborales para los trabajadores de plataformas

Estrasburgo (Francia/EuroEFE).- El Parlamento Europeo (PE) pidió este jueves igualar las condiciones laborales para los trabajadores de plataformas digitales con los demás, incluido el derecho a la negociación colectiva, y que los algoritmos relacionados con su trabajo sean transparentes, no …