La Comisión Europea quiere dar más garantías al contratar servicios financieros en línea

La Comisión Europea quiere dar más garantías al contratar servicios financieros en línea

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles reformar las normas comunitarias para dar más seguridad a los consumidores a la hora de contratar servicios financieros por internet, asegurando un periodo de retractación de 14 días, exigiendo a los proveedores que aporten más información y aumentando las multas en caso de infracciones.

Bruselas busca así actualizar unas reglas que datan de 2002 a la digitalización del sector financiero y la aparición de nuevos servicios – como las llamadas «fintech» o las transacciones en criptodivisas -, que han provocado un auge de la contratación en línea.

«La digitalización y la multiplicación de nuevos productos financieros han cambiado fundamentalmente el sector en los últimos veinte años y los recientes confinamientos por la crisis del covid han evidenciado que es más relevante que nunca tener un marco regulatorio más eficiente y actualizado para los servicios financieros a distancia», dijo el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders.

La Comisión propone garantizar un periodo de 14 días para que el consumidor pueda retractarse de la firma del contrato sin tener que dar ninguna razón ni pagar penalización, como ya ocurre con las compras de otros productos a través de Internet, y que los proveedores pongan un «botón» en sus páginas web que permita al consumidor ejercer este derecho fácilmente.

Además plantea modernizar las normas sobre la comunicación por vía electrónica para obligar a que los proveedores tengan que dar cierta información de antemano y con tiempo suficiente para que el consumidor la lea antes de firmar, al menos un día.

Entre estos datos obligatorios estarían el email de contacto del proveedor, costes potencialmente ocultos o posibles riesgos del servicio contratado y esta información tendrían que mostrarse de forma «prominente en la pantalla», para lo que se regula el uso de ventanas emergentes o hipervínculos a la hora de dar los datos.

También plantea exigir a los proveedores que establezcan sistemas adecuados para explicar al consumidor las condiciones del contrato aunque sea a través de Internet, como los chats o el asesoramiento automatizado, y que garanticen que pueden ser atendidos por una persona si no están satisfechos con estas herramientas electrónicas.

Bruselas propone además elevar las multas en caso de que se produzcan infracciones generalizadas a nivel transfronterizo, que podrían llegar como máximo al 4 % de la facturación anual de la empresa, explicó la Comisión en un comunicado.

El comisario europeo destacó que estas normas servirán además de «red de seguridad» para los servicios financieros que no están regulados de forma específica, como las criptodivisas, o para aquellos cuya regulación no contiene disposiciones completas en materia de protección del consumidor, por ejemplo para asegurar el derecho a la retractación.

Las normas, que ahora tienen que ser debatidas y acordadas por el Parlamento Europeo y el Consejo (los Estados miembros), se aplicarían por igual en todos los países de la UE para garantizar la misma protección en los Veintisiete.

Editado por M.Moya