El Gobierno español aprueba un techo de gasto récord para crecer un 7 % en 2022

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (d), la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (2d), y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, dan una la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, este martes, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javier Lizón

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español ha aprobado este martes un techo de gasto récord para 2022 -196.142 millones de euros, ligeramente por encima de los 196.097 millones de 2021- , condicionado por los fondos europeos, con el que prepara unos Presupuestos destinados a consolidar el crecimiento económico, que alcanzará el 7 % el próximo ejercicio.

La ministra española de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que las futuras cuentas persiguen consolidar el crecimiento económico y lograr un modelo más productivo, feminista, ecológico y “justo socialmente”.

El Gobierno de Pedro Sánchez también ha revisado el cuadro macroeconómico, que mantiene las previsiones de crecimiento del PIB de abril -6,5 % este año y 7 % en 2022- aunque con distinta composición, con mayor aportación de las exportaciones y menor de la demanda nacional.

 

El deflactor del consumo privado -indicador que muestra la evolución de los precios pero que no es exactamente la inflación- apunta a un repunte del 1,9 % este año, un punto más del previsto hace tres meses, dato que muestra “un gran dinamismo”, ha dicho la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

En este entorno, el empleo crecerá el 4 % en 2021 y el 2,7 % en 2022, al mismo ritmo que el previsto en la anterior revisión, lo que situará la tasa de paro en el 15,2 % este año y el 14,1 % el que viene.

De hecho, Calviño ha avanzado que si la evolución del empleo lo permite en septiembre se podría analizar una subida del salario mínimo interprofesional (SMI), que este año quedó congelado en 950 euros mensuales.

El techo de gasto récord para 2022 está, de nuevo, condicionado por los fondos de la UE, de los que para 2022 se consignan 26.355 millones (25.622 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, el MRR, y 733 millones del React-EU), algo menos que en 2021 (27.436 millones: 25.000 millones del MRR y 2.436 millones del React-EU).

La dotación del React-EU baja en 2022 porque el Estado solo consigna la parte de Sanidad, que se reduce a medida que mengua la pandemia, mientras que el grueso de los fondos corresponde a las comunidades autónomas.

Así, si se descuentan los fondos europeos, el límite de gasto no financiero para 2022 se sitúa en 169.787 millones, un 0,7 % más.

 

Este “histórico” techo de gasto será compatible con la reducción del déficit público gracias a que el crecimiento económico elevará un 4,6 % los ingresos tributarios totales, ha asegurado Montero, que añade que en términos contables no afecta el menor desembolso de fondos europeos -18.000 millones en 2022, frente a los 19.000 de este año-.

Para 2022, el Gobierno ha establecido una referencia de déficit público del 5 % del PIB, la misma cifra que se comunicó a Bruselas en abril y 3,4 puntos menos de lo que se espera para 2021, que no constituye una senda vinculante sujeta a sanciones porque las reglas fiscales europeas están suspendidas.

Editado por Miriam Burgués