El impacto de la pandemia se centra en el turismo y en el sur, según el BCE

Varios turistas salen de la sala de recogida de equipajes a su llegada al aeropuerto César Manrique de Lanzarote. EFE/JAVIER FUENTES/Archivo

Fráncfort (Alemania), (EuroEFE).- El Banco Central Europeo (BCE) observa que han aumentado los riesgos para la estabilidad financiera de la zona del euro debido a que el impacto de la pandemia es desigual y los riesgos se concentran en algunos sectores, como el turismo, y en los países del sur de Europa.

Esta es la principal conclusión del Informe de estabilidad financiera de mayo de 2021, que hoy presenta el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos.

De momento, la calidad de los activos de los bancos aguanta pero podrían empeorar su ya baja rentabilidad y los riesgos de créditos morosos.

Si se producen correcciones desordenadas en algunos segmentos de los mercados financieros, podrían verse afectadas instituciones financieras no bancarias que tienen grandes exposiciones a empresas con datos fundamentales débiles.

VAN A AUMENTAR LAS QUIEBRAS DE EMPRESAS

“En la medida en que la zona del euro emerge de la tercera ola de la pandemia, los riesgos para la estabilidad financiera se mantienen elevados y se han distribuido de manera más desigual”, dijo de Guindos.

El vicepresidente del BCE advirtió de que “un aumento de la deuda corporativa en países con sectores de servicios mayores podría aumentar la presión sobre los gobiernos y bancos de esos países”.

También consideró que el apoyo público a las empresas debería pasar gradualmente de ser general a estar más dirigido a las empresas que tienen más posibilidades de salir adelante.

De Guindos dijo que las medidas políticas de apoyo económico han ayudado a que las quiebras de empresas cayeran a mínimos históricos durante la pandemia.

Pero si este apoyo desaparece gradualmente, las quiebras de empresas podrían ser considerablemente más elevadas en comparación con la situación anterior a la pandemia, especialmente en algunos países de la zona del euro, presionando a los soberanos y bancos que les han ayudado.

Los sectores del turismo, entretenimiento y viajes siguen muy afectados pese a la reapertura gradual de la economía en el segundo confinamiento. Fueron los más afectados en la primera mitad de 2020 y se han recuperado menos que otros.

Las divergencias aumentarán más si la lentitud de los programas de vacunación exige nuevos confinamientos en la temporada de verano del turismo especialmente en los países del sur de Europa, dice el informe.

El BCE observa que en los últimos seis meses han subido los precios en los mercados de propiedad inmobiliaria residencial y se muestra más preocupado por las sobrevaloraciones y por si se producen correcciones abruptas.

SUBIDA DE LOS TIPOS DE INTERÉS EN ESTADOS UNIDOS

La subida reciente de los tipos de interés de referencia en EE. UU. ha revivido la preocupación por el empeoramiento en las condiciones financieras de la zona del euro porque, si suben los intereses, podría afectar a hogares, empresas y gobiernos endeudados y a los inversores más expuestos.

Es posible que la zona del euro necesite más tiempo que EE. UU. o el Reino Unido para lograr la inmunidad de grupo, que permitiría volver a la normalidad.

La respuesta presupuestaria de los gobiernos de la zona del euro ha sido más moderada que la de EE. UU. en 2021, con el llamado “paquete Biden”, de 1,9 billones de dólares, que podría tener un efecto positivo del 0,3 % en el producto interior bruto (PIB) real de la eurozona.

Por ello se prevé una fuerte divergencia en el crecimiento de las dos regiones, que podría presionar al alza los tipos de interés en el área del euro y empeorar las condiciones financieras.

Para evitarlo el BCE va a aumentar las compras de bonos semanales “durante el actual trimestre” respecto a los primeros meses del año.

Los mercados esperan con atención la decisión que el Consejo de Gobierno tomará en su reunión del 10 de junio.

El BCE quiere mantener "condiciones de financiación muy favorables" tras pandemia

Fráncfort (Alemania) (EuroEFE).- El Banco Central Europeo (BCE) quiere mantener también “unas condiciones de financiación muy favorables hasta bien pasado el final del periodo de la pandemia”, dijo Fabio Panetta, miembro de su comité ejecutivo.
Panetta considera que “la necesidad de …

SUBEN LAS ACCIONES DE LOS BANCOS, PERO DEBEN AUMENTAR PROVISIONES

La confianza del mercado respecto a los bancos ha mejorado sustancialmente como se refleja en la subida de las acciones desde octubre, cuando el BCE publicó su anterior informe de estabilidad financiera.

Sin embargo, el BCE insiste en que “la rentabilidad de los bancos es débil, mientras las perspectivas de demanda de préstamos son inciertas”.

El riesgo de que empresas y hogares no devuelvan los créditos puede materializarse con retraso por lo que los bancos deben aumentar sus provisiones y utilizar completamente los colchones de capital disponibles.

La rentabilidad sobre fondos propios de los bancos fue positiva en 2020 excepto en Chipre, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, donde tuvieron pérdidas por las provisiones para pérdidas por créditos morosos principalmente.

Pero, en general, la rentabilidad de los bancos ha mejorado por la reducción de costes y unos ingresos de negociación más elevados, aunque el rendimiento de capital es más bajo que antes de la pandemia.

Editado por Miriam Burgués