España recibirá 10.000 millones del fondo europeo contra el paro este año

trabajo

Trabajadores realizan una reparación en una calle de Barcelona, en julio de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- España ya ha recibido 6.000 millones de euros del fondo europeo contra el desempleo por la pandemia, bautizado como SURE, y espera recibir en total hasta finales de año 10.000 millones, casi la mitad de los 21.325 millones que le corresponden y que se usarán sobre todo para financiar los ERTE.

“La semana pasada recibimos una primera transferencia de 6.000 millones de euros y antes de finales de año esperamos transferencias por 10.000 millones de euros”, dijo la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transición Digital, Nadia Calviño, en declaraciones por videoconferencia antes de la reunión telemática del Eurogrupo.

España es, junto con Polonia, el primer país en recibir fondos del SURE después de que la Comisión Europea llevase a cabo el mes pasado con éxito la primera emisión de deuda para financiar este instrumento, acordado en abril para paliar los efectos económicos de la pandemia en la Unión Europea.

España podrá utilizar los 21.325 millones que les corresponden para financiar los ERTE, las prestaciones por cese de actividad o las ayudas al empleo en el sector turístico aprobadas por la pandemia.

Será la segunda mayor beneficiaria del fondo, solo por detrás de Italia, que recibirá 27.400 millones. De momento, 17 países de la UE han solicitado ayudas del SURE por un total de 87.800 millones de euros, pero otros Estados podrían sumarse hasta cubrir los 100.000 millones de dotación total del fondo.

Para Calviño este fondo “supone un ejemplo magnífico de la rápida respuesta europea a la pandemia y la determinación con que han actuado todos los socios de la Unión Europea para mantener un entorno de estabilidad económica y financiera”.

Precisamente los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, evaluarán en su reunión por videoconferencia de este martes el uso hecho hasta ahora tanto del fondo SURE como de los otros instrumentos acordados por la UE para paliar el impacto de la pandemia.

Esto incluye las líneas de avales del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la línea de crédito por la pandemia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que no ha sido solicitada de momento por ningún país.

Sobre la posibilidad de replantear las herramientas con que se ha dotado la UE frente a la pandemia, Calviño consideró “muy oportuno” revisar en los próximos meses cómo estas están funcionando y ver “si es necesario abordar una modificación”, al igual que -dijo- se está haciendo con los instrumentos nacionales “adaptándolos a las necesidades de cada momento”.

La vicepresidenta española insistió además en que es “primordial” que los países miembros y el Parlamento Europeo lleguen a un acuerdo político final sobre el marco financiero plurianual y el Fondo de Recuperación europeos para que este dinero (casi 1,8 billones de euros en total) esté disponible a partir del 1 de enero de 2021.