El Eurogrupo apuesta por mantener el apoyo fiscal ante el repunte de covid-19

Eurogrupo mantener apoyo fiscal repunte covid

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, conversa con algunos de sus homólogos este lunes en Bruselas. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) creen que sus gobiernos tendrán que seguir proporcionando apoyo fiscal para apuntalar la recuperación económica y estar listos para adaptar su política presupuestaria si la pandemia de covid-19 se recrudece.

«La emergencia de nuevas variantes del Covid es un recordatorio de que el apoyo fiscal todavía es necesario y de que deberíamos seguir vigilando los acontecimientos muy de cerca», dijo el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, al término de la reunión de este foro celebrada en Bruselas.

Los ministros pasaron revista a la situación económica de los Diecinueve, donde la recuperación ha ganado impulso en los últimos meses, pero sigue expuesta a una gran incertidumbre por la evolución de la pandemia, que se ha agravado en las últimas semanas en Europa haciendo temer nuevas restricciones que frenen la actividad, a lo que se suman las dudas sobre la nueva variante ómicron.

«Somos muy conscientes de que esta crisis no se ha acabado todavía. Riesgos viejos y nuevos se están materializando, sobre todo el creciente número de casos y la reintroducción de restricciones, las perturbaciones en la cadena de suministros globales y el aumento de la inflación», dijo también el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

De ahí que los ministros compartan con Bruselas el diagnóstico de que la política fiscal debe ser «ágil» para ir adaptando las medidas a la situación.

Ello pasa en un primer momento por transitar desde el apoyo generalizado y de emergencia que caracterizó el inicio de la pandemia a ayudas más centradas en aquellos hogares y sectores empresariales que lo necesiten.

«La recuperación económica es lo suficientemente fuerte como para justificar el cambio», argumentó Donohoe.

EL FMI PREVÉ MENOR CRECIMIENTO

La orientación de instituciones y Gobiernos europeos es respaldada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya directora gerente, Kristalina Georgieva, presentó al Eurogrupo su informe adelantado sobre la eurozona, que anticipa rebajas «modestas» de las previsiones económicas del organismo de Washington.

 

Georgieva explicó en una rueda de prensa que el repunte de las infecciones por coronavirus está llevando a un «debilitamiento» de la economía de la zona euro durante el cuarto trimestre del año y «posiblemente» el primer trimestre de 2022 que explicaría estas revisiones a la baja.

La crisis de suministro y los mayores precios energéticos también influirían en la revisión de las proyecciones actuales del FMI, que prevén un crecimiento del PIB de la eurozona del 5 % en 2021 y del 4,3 % en 2022.

Para el FMI, cuando la expansión económica se asiente, los países deberán volver a construir colchones fiscales, sobre todo los más endeudados. Y, si bien el ritmo de la consolidación debería adaptarse a las circunstancias de cada país, cree que ya es momento de que los países presenten sus planes a medio plazo para ello.

REVISIÓN DE LAS REGLAS FISCALES

Los titulares económicos de la eurozona seguirán vigilando la situación sanitaria y las dinámicas de suministros e inflación para «reevaluar» la orientación de su política fiscal de cara a 2023.

La Comisión prevé reactivar en ese ejercicio las normas de control del déficit y la deuda públicos, que se congelaron en 2020 por la pandemia, y quiere que para entonces los Estados miembros hayan logrado un acuerdo para reformarlas.

En este sentido, el FMI advirtió hoy a los ministros de que volver a aplicar el marco actual obligaría a algunos países muy endeudados a hacer grandes ajustes «poco realistas y contraproducentes» e instó a adoptar un acuerdo transitorio si para 2023 no se han reformado las normas.

ACELERAR 10.000 MILLONES PARA ESPAÑA

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno español para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, llegó a la reunión con intención de conversar con sus homólogos europeos para acelerar el desembolso del primer tramo del fondo de recuperación, unos 10.000 millones de euros que se sumarían al anticipo de 9.000 millones que recibió en agosto.

La Comisión Europea dio su visto bueno preliminar la semana pasada tras comprobar que España ha cumplido los 52 hitos y objetivos del plan de recuperación vinculados a este tramo y ahora los Estados miembros tienen cuatro semanas para aprobarlo a través de su Comité Económico y Financiero, un cuerpo formado por técnicos de los ministerios de Economía nacionales.

 

«Entre hoy y mañana vamos a terminar de hablar con todos nuestros compañeros del Ecofin con el ánimo de tener esa reunión del Comité Económico y Financiero antes de finales de año y que cuanto antes se produzca el desembolso», dijo Calviño, quien destacó que las conversaciones entre el Gobierno y la Comisión permitieron que esta aprobase el pago en un mes pese a tener dos meses para hacerlo.

El presidente de este comité ya «está consultando con los miembros la posibilidad de un calendario acelerado para la opinión» sobre el desembolso español, según indicaron a Efe fuentes del Consejo.

Editado por Miriam Burgués