Grandes empresas piden a Europa que no se quede atrás frente a EEUU y China

La competitividad de la industria europea clave en este tiempo de pandemia. En la foto, fabricación de mascarillas en una localidad española. [EFE/Pablo Martin]

Madrid (EuroEFE).- La Mesa Redonda Europea para la Industria (ERT), un foro de alrededor de 60 grandes multinacionales, advierte de que la competitividad global de las empresas del Viejo Continente es absolutamente esencial para lograr una Unión Europea “poderosa, influyente y soberana”.

Además, en una misiva este foro aboga por que los países de la UE y el Parlamento Europeo encuentren urgentemente un consenso sobre un marco financiero plurianual y con financiación suficiente, 120.000 millones de euros, para que se puedan crear hasta 100.000 puestos de trabajo en actividades de investigación e innovación entre 2021-2027.

Los empresarios consideran fundamental invertir el 3 % del PIB en investigación e innovación o, de lo contrario, Europa se quedará más atrás frente a Estados Unidos y China.

Mercado Único y estrategia industrial

Las multinacionales reclaman que se eliminen las barreras y la UE armonice “urgentemente” las normas para mejorar la igualdad de condiciones, especialmente en sectores cruciales como la energía, la economía digital y el capital.

Advierten también de que todos los obstáculos a la libertad de circulación de personas, mercancías, servicios y el capital constituye un coste de oportunidad y ello sigue siendo clave para la competitividad de Europa, sobre todo entre las pymes.

Las multinacionales europeas piden que se eliminen las barreras. EFE/Emilio Naranjo

En cuanto a la estrategia industrial, proponen fijar metas para 2030 con el fin de ir haciendo un seguimiento del progreso y comparar también los avances de la UE con los de otras geografías.

Los empresarios reclaman al Consejo Europeo que solicite a la Comisión Europea que publique periódicamente “Informes de competitividad” que estudien los avances de la UE en su conjunto en comparación con el resto del mundo.

Transformación digital y pacto verde

El foro empresarial cree que la aceleración e intensificación del uso de las herramientas digitales en los últimos meses subraya los desafíos para la economía y la sociedad europeas.

También destaca la urgencia de que Europa se adapte a la era digital, “con equidad y confianza”, y con una economía digital sólida que funcione para todos los públicos.

Los empresarios aplauden el objetivo de invertir un 20 % en el mundo digital y recomiendan encarecidamente que haya mejor coordinación sobre el despliegue de la tecnología 5G.

La transición digital, argumentan, potenciará la transición energética, la innovación y un mundo completamente nuevo de oportunidades de empleo, por ello abogan por un pacto digital para Europa con la misma atención que un Pacto Verde o “Green Deal”.

El acuerdo para una transacción verde tiene beneficios para el clima indiscutibles, pero también, reconocen, es una importante oportunidad comercial. En esta materia proponen fijar un precio del carbono eficaz y equitativo en el mundo, o al menos un precio del carbono armonizado para los países del G20.

Habilidades

Los empresarios aseguran que están comprometidos con impulsar la empleabilidad de la población activa europea y exponen que han analizado más de 200 iniciativas de recapacitación e identificado varias fallas del mercado.

Por tanto, piden al Consejo Europeo que conceda a los Comisión un mandato claro para desarrollar un marco paneuropeo de reconversión de la población basado en la cooperación pública y privada.

La pandemia de la COVID-19, avisan, ha acentuado las tendencias globales de menos apertura, menos libre comercio y un proteccionismo creciente, por lo que la UE debe tener en cuenta esta nueva realidad económica.

Más competitividad y liderazgo mundial

La conclusión de este foro es que Europa necesita mejorar su competitividad y liderazgo a nivel geopolítico, para poder luchar contra el proteccionismo e impulsar un comercio global.

La creciente incertidumbre sobre el resultado del actual estancamiento del brexit es una carga enorme para las empresas que quieren invertir más e impide centrarse en lo que realmente importa: ser resiliente para el futuro.

Los empresarios recuerdan que la UE siempre ha salido más fuerte de las crisis, aunque admiten que la pandemia tendrá efectos devastadores en la sociedad y un impacto económico que repercutirá en muchos aspectos de la vida europea durante años.