Italia pide al fondo SURE de respaldo al empleo 28.500 millones de euros

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en la rueda de prensa donde anunció nuevas ayudas económicas contra el coronavirus. [EFE/EPA/CLAUDIO PERI]

Roma (EuroEFE).- El Gobierno de Italia ha pedido formalmente a la Comisión Europea (CE) acceder a unos 28.500 millones de euros del fondo temporal SURE para financiar medidas que limiten los efectos de la pandemia en los niveles de empleo.

El ministro de Economía, Roberto Gualtieri, y la de Trabajo, Nunzia Catalfo, han solicitado a Bruselas la activación de este plan europeo, el SURE, dotado con 100.000 millones de euros para reducir los efectos de la pandemia en los niveles de empleo de los países.

El Gobierno italiano cree que es un “importe justificado” por las medidas que Roma ha impulsado en estos meses para garantizar las rentas de los trabajadores durante la crisis del coronavirus.

“La economía italiana fue gravemente afectada por los bloqueos introducidos desde finales de febrero, eficaces para contener la difusión del virus pero con un fuerte impacto negativo en la economía y en el sistema social”, alegan los ministros.

Aunque Italia ha prácticamente concluido su desescalada tras el confinamiento, esta situación mantendrá la producción del país por debajo de los niveles normales “durante un tiempo”, lo que generará “graves riesgos de desempleo”.

El Gobierno de Giuseppe Conte aprobó anoche un tercer decreto con medidas multimillonarias en apoyo de las familias y empresas más damnificadas por la pandemia, por un valor de 25.000 millones. En total los tres decretos rondan el importe de 100.000 millones.

Este último paquete de medidas se centra especialmente en paliar los problemas laborales de la pandemia.

Por un lado prorroga la prohibición de despedir a trabajadores que puedan acogerse a un ERTE otras dieciocho semanas más a partir del 13 de julio, hasta mediados del mes de noviembre.

El decreto prevé también que se congele el pago de impuestos hasta el 15 de octubre y la segundo plazo del impuesto de bienes inmuebles para aquellas actividades con mayores problemas por la pandemia como hoteles, cines, teatros o discotecas.

Y se mantiene suspendida por todo el 2020 la tasa por ocupación de espacios públicos para los establecimientos, entre otras muchas disposiciones.

Así, el pasado 22 de julio el Gobierno italiano aprobó una nueva desviación del déficit, que se situará en el 11,9 % del producto interior bruto frente al 10,4 % calculado en abril y al 2,2 % pronosticado en septiembre pasado.

La atención de Italia está también puesta en el Fondo de Recuperación de la Unión Europea, de la que será la mayor beneficiada y podrá recibir unos 209.000 millones, de los que casi 82.000 serán en forma de transacciones y unos 127.000 como créditos.

Otros países europeos ya habían pedido acceder al fondo SURE. España ha pedido acceder a 20.000 millones de euros para financiar programas como los expedientes de regulación temporal de empleo.

España ha pedido 20.000 millones de euros

España ha solicitado a la Comisión Europea el acceso al programa europeo de mitigación de los riesgos de desempleo por más de 20.000 millones de euros para financiar programas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). España ha solicitado una financiación de más de 20.000 millones de euros a este instrumento, aunque el importe final dependerá de las cantidades solicitadas por el resto de países, entre otras cuestiones.

El programa SURE de apoyo al desempleo, uno de los tres mecanismos europeos puestos en marcha para paliar los efectos de la COVID-19, movilizará hasta 100.000 millones de euros, financiados con deuda comunitaria, para préstamos de apoyo a trabajadores, autónomos y empresas.

¿Qué es el SURE?

El SURE es un instrumento temporal para ayudar a los trabajadores a conservar sus puestos de trabajo durante la crisis. Ofrece hasta 100 000 millones de euros en préstamos en condiciones favorables a los Estados miembros.

Permite a los Estados miembros solicitar asistencia financiera de la UE para hacer frente a los incrementos repentinos y graves del gasto público nacional que se hayan producido desde el 1 de febrero de 2020 en relación con regímenes de reducción del tiempo de trabajo y medidas similares adoptados a escala nacional, también en el caso de los trabajadores por cuenta propia, o en relación con ciertas medidas sanitarias adoptadas en respuesta a la crisis, en particular en el lugar de trabajo.

SURE es una de las tres redes de seguridad —por un importe global de 540 000 millones de euros— acordadas por el Eurogrupo el 9 de abril de 2020.