Los bancos europeos endurecen los créditos en el primer trimestre de 2020

La decisión del Tribunal Constitucinal alemán ha llevado al alza a los intereses solicitados a la deuda periférica. EFE/Arno Burgi

Fráncfort (Alemania)  (EuroEFE).- Los bancos europeos han endurecido en el primer trimestre del año los estándares de los créditos a las empresas, a los hogares para la compra de una vivienda y de los créditos de consumo. Es lo que dice la última encuesta sobre crédito bancario publicada por el Banco Central Europeo (BCE).

Los bancos dijeron que se han deteriorado las perspectivas económicas generales, ha aumentado el riesgo de los solicitantes de un préstamo, se ha reducido la tolerancia al riesgo y por ello han endurecido sus estándares de crédito a las empresas y hogares.

El BCE realizó la encuesta entre el 19 de marzo y el 3 de abril a 144 bancos de la zona del euro.

Para el segundo trimestre, los bancos esperan relajar considerablemente las condiciones de sus créditos a las empresas, por las medidas de apoyo que han aplicado algunos gobiernos como consecuencia de la paralización de la actividad económica por la pandemia de coronavirus.

Al mismo tiempo, añade el BCE, «la dispersión en respuestas resalta la elevada incertidumbre que existe por el impacto de la pandemia de coronavirus (COVID-19) y las diferentes opiniones de los bancos sobre el impacto de las condiciones de préstamos bancarios».

Sin embargo, van a mantener el endurecimiento de las condiciones de los créditos a los hogares.

Los estándares de crédito son las guías internas de los bancos o los criterios para aprobar préstamos.

El porcentaje neto de bancos que dijeron haber endurecido las condiciones de los préstamos o líneas de créditos a las empresas fue contenido (4 %) debido a las medidas de política monetaria y que los bancos de la zona del euro son más fuertes.

Pero fue mayor en los estándares para los préstamos hipotecarios (9 %) y de los créditos de consumo (10 %).

La demanda de préstamosa corto plazo fue significativamente más elevada que para los préstamos a largo plazo, por las necesidades de pago que tienen las empresas, mientras que las necesidades de financiación para inversiones fijas y fusiones y adquisiciones bajó.

También ha bajado la demanda de prestamos hipotecarios y de créditos de consumo.

Los bancos esperan que aumente la demanda de préstamos de las empresas en el segundo trimestre y que baje la de préstamos hipotecarios y de consumo.

El BCE lleva a cabo este sondeo cuatro veces al año para entender mejor cómo prestan los bancos.

Los estándares de los préstamos a las empresas se han endurecido en Alemania (13 %) y España e Italia (10 %, respectivamente), pero se mantuvieron en Francia (0 %) en el primer trimestre.

En el caso de los créditos hipotecarios, los estándares se endurecieron en Francia (37 %) y Alemania (3 %), pero se mantuvieron en Italia y España (0 %).

Los estándares de los créditos de consumo se endurecieron en España (30 %) y Alemania (10 %), se mantuvieron en Francia (0 %) y cayeron en Italia (-10 %).

La demanda de préstamos empresariales ha caído en España, pero ha aumentado en Alemania y Francia y se ha mantenido en Italia.

La demanda de préstamos hipotecarios aumentó en Francia y Alemania, pero cayó en España e Italia y la de créditos de consumo subió en Alemania y Francia y bajó en España e Italia.

Flexibilización de las normas bancarias

La Comisión Europea (CE) prevé que la pandemia de coronavirus llevará a la Unión Europea (UE) este año a una «profunda» recesión, que hundirá su PIB entre un 5 % y un 10 %.

Así se lo han transmitido el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis, y el comisario del ramo, Paolo Gentiloni, a los eurodiputados de la comisión de Economía de la Eurocámara en un debate sobre la respuesta económica al brote de coronavirus.

Los comisarios avanzaron que propondrán medidas para flexibilizar las normas bancarias de modo que las entidades tengan mas margen para dar crédito a hogares y empresas. Serán enmiendas a sus normas de requisitos de capital y de contabilidad para aliviar temporalmente a las entidades y que estas puedan dar más crédito.

Entre otras, se introducirá la decisión del Comité de Basilea de posponer un año la aplicación de las normas de Basilea III, se incluirán «arreglos transitorios» para mitigar el impacto de las provisiones que deben hacer los bancos por las pérdidas crediticias esperadas, o se clarificará como aplicar la flexibilidad que ya han concedido los supervisores comunitarios.

En España se prevé el mayor aumento de demanda de crédito desde 2003

La Encuesta de Préstamos Bancarios publicada este martes por el Banco de España prevé que entre abril y junio se producirá el mayor aumento de demanda de crédito desde 2003, por las mayores necesidades de liquidez de las empresas derivadas de la pandemia de COVID-19.

Las entidades financieras que han participado en la encuesta, realizada en abril con datos del primer trimestre, han detectado una generalizada caída de la demanda de crédito entre enero y marzo, aunque, en el caso de las empresas, a un menor ritmo que en el último trimestre de 2019.

Por el contrario, anticipan un intenso descenso de las peticiones de fondos de familias y hogares, debido a la incertidumbre económica.

Varias personas esperan para entrar en una entidad bancaria. EFE/ Elvira Urquijo A.

Además de prever un fuerte incremento de las solicitudes de crédito en el segundo trimestre, las entidades estiman que habrá una relajación de los criterios de concesión de préstamos a empresas, particularmente en España, debido a las líneas de avales públicos puestas en marcha por el Gobierno.

Aunque la crisis generada por la pandemia de COVID-19 habría tenido ya un cierto reflejo en algunos de los resultados de la encuesta, su impacto en el mercado de crédito ha sido limitado, al haber tenido cierta incidencia solo en su parte final.

De ahí que sus efectos tendrán un reflejo mucho más «evidente e intenso» en las expectativas para el segundo trimestre, especialmente en el caso de la demanda.

Para este segundo trimestre, la encuesta anticipa un retroceso intenso de la demanda de financiación procedente de los hogares, tanto para adquisición de vivienda como para consumo y otros fines, debido al deterioro de las perspectivas económicas y al aumento de la incertidumbre.

En cuanto al efecto del programa ampliado de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE), los bancos admiten que contribuyó a un aumento de la liquidez, a la mejora de sus condiciones de financiación y, particularmente en España, al incremento de la rentabilidad y de las ratios de capital de las entidades.

Pero no, en España, sobre la oferta crediticia ni sobre los volúmenes de crédito concedido