La presidencia de la UE dice que aprobar la directiva del salario mínimo es su «primera prioridad»

Presidencia UE dice aprobar directiva salario mínimo es “primera prioridad”

La Ministra de Trabajo Francesa Elisabeth Borne, en una imagen de archivo., EFE/EPA/TIAGO PETINGA

Bruselas (EuroEFE).- La ministra francesa de Trabajo, Élisabeth Borne, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE) el primer semestre de 2022, recalcó este martes que lograr aprobar de manera definitiva la directiva para asegurar unos salarios mínimos adecuados en el club comunitario es la “primera prioridad” de París en el ámbito laboral durante estos seis meses.

“Sobre la directiva de salarios mínimos (…), querría confirmar que es verdaderamente la primera prioridad de nuestra presidencia”, declaró la política durante una comparecencia en la comisión de Empleo de la Eurocámara.

Con la directiva se pretende impulsar el incremento de los salarios mínimos y evitar que los trabajadores vivan en la pobreza, si bien no se fijan los niveles concretos de esos sueldos en el conjunto del club comunitario o en cada Estado miembro, ya que los tratados comunitarios no dan esa competencia a la Unión.

El Consejo (los Estados miembros) y la Eurocámara, colegisladores de la UE, ya han aprobado su postura negociadora sobre la directiva. Sin embargo, para que la norma pueda entrar en vigor deben lograr un acuerdo en las negociaciones entre las dos instituciones, que ya están en marcha.

“La culminación del proyecto de directiva sobre salarios mínimos figura entre las prioridades de este semestre. La garantía de una remuneración adecuada es una condición esencial para la construcción de un mercado laboral protector”, expuso Borne.

Insistió en que se trata de un texto “simbólicamente muy importante en el refuerzo de la Europa social” y también “para los ciudadanos europeos”, que busca “la convergencia social al alza, combatir el ‘dumping’ social y permitir a cada uno vivir dignamente de su trabajo”.

Recalcó que la presidencia está “muy movilizada para lograr un acuerdo” sobre la directiva y que su “ambición” es conseguir un pacto con la Eurocámara.

Por otro lado, dijo que la presidencia gala aspira a poder poner en marcha las negociaciones sobre la directiva que busca garantizar que los empleados y empleadas reciban el mismo salario por un mismo trabajo o por un trabajo de igual valor a través de un conjunto de medidas vinculantes sobre transparencia retributiva.

COORDINACIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL

El Consejo ya ha aprobado el mandato negociador y el Parlamento espera hacer lo propio en febrero. Entonces, podrán comenzar las negociaciones entre ambas instituciones.

Además, la ministra manifestó el deseo de la presidencia de reflexionar sobre cómo retomar el debate sobre la revisión de las normas de coordinación de la seguridad social, que benefician, por ejemplo, a los trabajadores transfronterizos.

Aunque el Parlamento y la presidencia eslovena del Consejo lograron un acuerdo a finales del año pasado, los Estados miembros finalmente no respaldaron dicho consenso, por lo que no se pudo aprobar.

Sobre la directiva de empleo en plataformas como Amazon o Uber que la Comisión presentó en diciembre, la ministra dijo que la propuesta es “reciente y jurídicamente bastante compleja”, por lo que el Consejo necesita realizar “un análisis en profundidad”.

“No puede haber un desarrollo del proyecto europeo sin una dimensión social fuerte”, aseveró.

Editado por María Moya