Tribunal UE: devolución IVA implica aportar documentos en vía administrativa

TJUE

Exterior del Tribunal de Justicia de la UE, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideró este jueves que se puede denegar la devolución del IVA si un sujeto pasivo no presenta en vía administrativa los documentos necesarios, aunque los presente posteriormente en vía judicial.

La Audiencia Nacional pidió a la corte, con sede en Luxemburgo, interpretar la octava directiva sobre IVA acerca de la devolución de ese impuesto a los sujetos pasivos establecidos dentro del país.

La empresa alemana Auto Service Leasing había solicitado el reembolso del IVA satisfecho por empresarios o profesionales no establecidos en el territorio por más de 407.396 euros, pero se le denegó ante la dificultad de presentar los documentos que se le pedían ante la Administración tributaria.

No es “abuso” de derecho

La empresa recurrió ante el Tribunal Económico-Administrativo Central, ante el que sí que presentó pruebas, ante el que recurrió la empresa alemana adjuntando varias pruebas, pero su recurso se vio desestimado al considerar que debería haberlas aportado ante el órgano de gestión competente y no ya en la fase de reclamación.

En su sentencia de hoy, el Tribunal de Justicia europeo declaró que la directiva y principios del Derecho de la Unión como el de neutralidad fiscal, no se oponen a que se deniegue una solicitud de devolución del IVA cuando el sujeto pasivo no haya presentado a la Administración tributaria competente, en los plazos fijados, los documentos exigidos para acreditar su derecho a la devolución.

Por otra parte, la corte europea declaró que el Derecho de la UE debe interpretarse en el sentido de que no constituye un “abuso” de Derecho que un sujeto pasivo que solicita la devolución del IVA no aporte durante el procedimiento administrativo los documentos que le requiere la Administración tributaria, pero sí los aporte espontáneamente en fases procesales posteriores.

Así, consideró que el mero hecho de que el sujeto pasivo aporte los documentos y la información que acredita el cumplimiento de los requisitos materiales de su derecho a la devolución del IVA, después de que la autoridad administrativa competente haya adoptado la resolución por la que se le deniega esa devolución, no puede considerarse una práctica abusiva.

En efecto, no consta que ese mero hecho tuviese como propósito obtener una ventaja fiscal cuya concesión resultaría contraria a la finalidad perseguida por las disposiciones del Derecho de la Unión, concluyó el tribunal.

Editado por F.Heller