Bruselas sigue la ley de Educación española pero niega tener competencias

La ministra española de Educación, Isabel Celaá. EFE/David Fernández/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) dijo este jueves que está siguiendo el desarrollo en España de la Lomloe, o “Ley Celaá”, que posibilita reemplazar escuelas concertadas por plazas en colegios públicos, aunque recalcó que no tiene competencias sobre Educación, ya que ésta recae exclusivamente en los gobiernos nacionales.

“Estamos siguiendo de cerca los desarrollos respecto a la nueva ley de Educación, así como las intenciones del Gobierno español de reemplazar ciertas escuelas concertadas por plazas en escuelas públicas”, indicó este jueves la portavoz comunitaria de educación, Sonya Gospodinova, en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

La portavoz añadió que “la Comisión defiende el derecho de los padres a asegurar que la educación y formación que se les da a sus hijos cumple con sus convicciones religiosas, filosóficas o pedagógicas”.

Preguntada por si los planes del Gobierno español estarían violando artículos de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la portavoz señaló que este derecho está recogido en ese documento, pero precisó que el mismo “impone obligaciones a los Estados miembros sólo respecto a políticas donde hay competencia a nivel europeo”.

“Como he mencionado, Educación es una competencia a nivel nacional, así que, en este sentido, la Comisión no tiene base para pronunciarse sobre los desarrollos legislativos en España y los planes del Gobierno español”, añadió Gospodinova.

Más Plurales, una plataforma que engloba a los centros concertados, registró este miércoles ante la Comisión Europea un escrito denunciando que la Lomloe o ley Celaá “pone en grave riesgo los derechos fundamentales y libertades” y vulnera la libertad de enseñanza establecida en el artículo 27 de la Constitución “al convertir a la enseñanza concertada en subsidiaria de la pública”.

También argumenta que va contra la libertad de creación al limitar la posibilidad de apertura de nuevos centros con ideario propio y con ello el pluralismo en el sistema educativo.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, rechazó este martes en el Senado las críticas que el PP hizo a la Lomloe en el mismo sentido que Más Plurales, negando que se ataque a la libertad o a cualquier derecho fundamental.

Editado por Miriam Burgués