Biden endurece en la OTAN el tono frente a Putin antes de reunión en Ginebra

El presidente de EE.UU, Joe Biden, ofrece una conferencia de prensa en la cumbre de la OTAN en Bruselas este lunes. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET / POOL

Bruselas (EuroEFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, endureció este lunes el tono frente a su homólogo ruso, Vladímir Putin, con quien se encontrará en Ginebra en dos días, y aseguró que la mayoría de los líderes de la OTAN con los que ha hablado durante esta jornada le han agradecido que vaya a tener esta reunión.

Biden participó en la cumbre de los líderes de la OTAN en Bruselas, donde unos diez o doce dirigentes, según sus palabras, le dijeron que «estaban contentos» de ese encuentro con Putin.

En una rueda de prensa al término de la cumbre, el presidente de Estados Unidos calificó de «increíblemente productiva» la jornada.

Los dirigentes de la alianza concluyeron su cumbre de este lunes con la determinación de plantar cara a las amenazas procedentes de «regímenes autoritarios» como Rusia o China, indicó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

Y, de hecho, Biden había acudido a esta reunión con el objetivo de que la OTAN elevara el tono frente a los mayores adversarios de EE.UU. en la actualidad.

El mandatario estadounidense está embarcado en su primera gira internacional desde que llegó a la Casa Blanca, que le ha llevado al Reino Unido para participar en el G7 y a Bruselas, y que culminará el miércoles con la reunión con Putin en Ginebra.

Durante estos días, Biden se ha dedicado a recabar apoyos entre sus aliados para adoptar medidas contra Moscú y contra China, en los relativo a los ciberataques lanzados desde territorio ruso y la competencia comercial del gigante asiático.

Pese a rechazar ofrecer detalles sobre sus expectativas acerca de los resultados del encuentro con Putin, Biden adelantó que dejará claro «donde están las líneas rojas».

«Voy a dejarle claro al presidente Putin que hay áreas en las que podemos cooperar, si lo elige, y si elige no cooperar y actúa de la manera que ha hecho en el pasado, en lo relativo a ciberseguridad y otras actividades, entonces responderemos», zanjó.

Asimismo, el mandatario de EE.UU. aseguró que fue sincero cuando llamó a Putin «asesino» en el pasado y agregó que de todas maneras «él cree que esto no importa tanto», de cara a la cumbre entre ambos en Suiza.

Preguntado sobre si todavía piensa que el ruso es un asesino, Biden se rió ante el micrófono y dijo: «Yo también me río», en referencia a la reacción de Putin durante una entrevista sobre las declaraciones del estadounidense cuando lo llamó de esa forma.

En respuesta a otra cuestión sobre si será capaz de confiar en el mandatario ruso cuando se reúna con él, Biden adelantó que primero verificará y que luego confiará.

El presidente añadió que en el pasado ha hablado con Putin, al que calificó de «duro» y «brillante».

La cumbre Biden-Putin, un intento de evitar una confrontación incontrolable

Ginebra (EuroEFE).- Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos nunca han sido fáciles en la historia contemporánea, pero desde hace algún tiempo son pésimas y nadie debe esperar que la cumbre que mantendrán los presidentes Vladimir Putin y Joe Biden …

Sobre Ucrania, Biden resaltó que la OTAN va a poner a este país en una posición en la que pueda mantener su seguridad física.

«Haremos todo lo posible para que Ucrania esté en situación de poder continuar resistiendo la agresión física de Rusia», aseguró Biden, quien no obstante señaló que no depende de él que entre a formar parte de la OTAN y que no es fácil que esto ocurra.

Por otro lado, Biden se reunió este lunes en los márgenes de la cumbre de la alianza con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un encuentro que tildó de «positivo» y «productivo».

El mandatario turco ofreció más detalles al final de la entrevista y apuntó que trataron «de forma constructiva todos los asuntos», tanto aquellos en los que están de acuerdo como en los que hay diferencias.

Aun así, reconoció que no tocaron uno de los temas más polémicos: uso del sistema antimisiles ruso S-400 por parte de Turquía, que llevó a la suspensión de Ankara del programa de cazas estadounidenses F-35.

No obstante, Erdogan dijo que había expresado a Biden la postura ya conocida turca de que es libre de usar sus propios medios de defensa.

Editado por Virginia Hebrero