Life Terra pide compromiso a empresas y propietarios en la lucha contra el cambio climático

Life Terra pide compromiso a empresas y propietarios en la lucha contra el cambio climático

Varios voluntarios colaboran en la reforestación de monte comunal en la localidad de Valdavido, ubicado en la Sierra de la Cabrera (León). EFE/ J.J. Guillén

Madrid (EuroEFE).- El proyecto Life Terra, cofinanciado con fondos europeos, se ha marcado como objetivo plantar 500 millones de árboles, uno por cada habitante de la Unión Europea, y para lograrlo necesita la colaboración de empresas y de propietarios que estén «comprometidos de verdad» con la lucha contra el cambio climático.

«Life Terra une a propietarios que quieren tener su finca más verde con empresas que quieren contribuir a que este mundo sea más verde. Pero necesitamos empresas y propietarios comprometidos de verdad», ha dicho este viernes la responsable de plantaciones en España de la Fundación Life Terra, Marta Múgica, durante su participación en un foro que acoge EFE en el marco del proyecto europeo.

«Muchas veces me preguntan cuántos árboles me puedes dar», pero lo importante es saber «cuantos árboles puedes manejar, cuántos árboles puedes financiar de manera que a ti te vaya a facilitar la vida y que a nosotros nos vaya ayudar y cuántos árboles puedes tener tú en tu finca que vayas a saber mantener», ha afirmado la experta.

Y esto es así porque después de plantar hay que asegurar que esas plantaciones saldrán adelante y perdurarán, para lo que también es vital una planificación previa, pues no siempre se puede plantar donde se ofrecen terrenos o lo que quieren los dueños de las fincas.

Así, por ejemplo, hay que ver que no haya desniveles de más del 30 %, que haya agua en la zona (río o un pozo) o usar especies autóctonas, según Múgica, que ha insistido que, no obstante, lo más importante para que una plantación salga adelante y se mantenga son las ganas del propietario.

«Todo el mundo quiere árboles y, sobre todo, todo el mundo quiere sombra», pero hay que saber dónde plantar y cómo plantar para que esas plantaciones perduren, ha insistido.

Lo ideal, ha señalado, es que los propietarios no quieran arboles porque sí, sino porque quieran mejorar la calidad del suelo o elevar la biodiversidad, porque busquen «un valor añadido».

Como ejemplo, el caso del agricultor y ganadero Ignacio Canales, que, en colaboración con Terra, ha plantado en su finca de la Sierra de Segovia unos 12.000 árboles y arbustos que darán refugio y alimento a animales, ayudarán a mejorar la calidad del suelo y el aprovechamiento del recurso hídrico, y aumentarán la biodiversidad.

Al estar en suelo protegido, tuvieron que adaptar la plantación a lo que marcan las autoridades, ha dicho durante su intervención en el foro, en la que ha destacado que han invertido más de año y medio en desarrollar el proyecto, pues lograr todos los permisos «lleva mucho tiempo».

Por su parte, el director de la Fundación EY, Carlos Arango, ha subrayado que la consultora se ha comprometido a ser cero emisiones netas en 2025 y que para cumplir este objetivo, además de reducir el consumo de energía, reforestar es «clave» para compensar aquellas emisiones que no se pueden evitar.

«Tenemos a grandes empresas como clientes a las que asesoramos en temas de sostenibilidad y medio ambiente, es un compromiso que está adquiriendo la gran mayoría», según Arango, que ha subrayado la necesidad de acelerar el proceso y que el coste de un árbol está, de media, entre 5 o 7 euros.

EY se ha marcado como objetivo plantar, al menos, un árbol por cada empleado (en Europa cuenta con 150.000 trabajadores, de los que 5.000 están en España) y para lograrlo se ha aliado a Life Terra con una aportación de medio millón de euros.

Editado por M.Moya