Von der Leyen: “El informe sobre el clima vuelve a hacer sonar las alarmas”

Un residente local, con la camiseta de la selección nacional de fútbol de Grecia, observa las llamas que se acercan, durante un incendio forestal en el pueblo de Pefki en Evia. EFE/KOSTAS TSIRONIS

Bruselas (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, avisó este lunes de que el nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC) “vuelve a hacer sonar todas las alarmas del clima” y aseguró que la Unión Europea “está haciendo su parte” para frenar el calentamiento global.

“Solo reduciendo las emisiones de gases invernaderos a cero netas para el año 2050 podemos limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados centígrados. La Unión Europea está haciendo su parte con la Ley Climática Europea y las propuestas para 2030”, escribió Von der Leyen en su cuenta de Twitter. “Todo el mundo debe actuar”, añadió.

 

También el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, insistió en Twitter en que “no queda tiempo” para “limitar el calentamiento global y evitar cambios desastrosos en la vida en nuestro planeta”.

“Pero podemos hacerlo. La UE allanó el camino para la neutralidad climática para 2050. Es un desafío, pero también una gran oportunidad para un mundo mejor, más justo y más próspero”, incidió el político belga.

El documento presentado este lunes por el IPCC, que desde 1988 analiza para Naciones Unidas los efectos del cambio climático en el planeta, advierte que muchos efectos del calentamiento global, especialmente en océanos y zonas polares, “son irreversibles para los próximos siglos o milenios”.

El informe estima que el nivel del mar seguirá aumentando irremediablemente, entre 28 y 55 centímetros a finales de siglo con respecto a los niveles actuales incluso si se llega a niveles de cero emisiones netas.

La Unión Europea se ha comprometido a alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, a no liberar más gases de efecto invernadero de los que puede absorber, y a reducir sus emisiones netas de CO2 al menos un 55 % en 2030 frente a 1990. Para ello, presentó hace un mes una serie de iniciativas legislativas en diferentes sectores que deben negociarse en los próximos meses.

Editado por Miriam Burgués