Las diez medidas de la AIE para reducir la dependencia europea del gas ruso

Medidas de la AIE para reducir la dependencia del gas ruso

Detalle de un fogón de gas en una imagen de archivo. EFE/ANDY RAIN

París (EuroEFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha presentado un plan de diez puntos para reducir en un año en un tercio la dependencia de la Unión Europea (UE) de las importaciones de gas ruso.

El catálogo de diez medidas propuestas por la AIE incluye desde no firmar nuevos contratos de suministro con Rusia hasta buscar otros proveedores, pasando por potenciar todo tipo de alternativas (renovables, biomasa o, nuclear) y mejorar la eficiencia energética.

«Ya nadie se hace ilusiones. El uso por parte de Rusia de sus recursos de gas natural como arma económica y política muestra que Europa debe actuar rápidamente para afrontar las considerables incertidumbres sobre los suministros rusos el próximo invierno», señaló el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol.

Estos son los diez puntos que ha presentado la AIE:

1.- No firmar ningún nuevo contrato de suministro de gas natural con Rusia. Esto permitiría una mayor diversidad en el suministro este año y los siguientes.

2.- Sustituir el gas natural que llega de Rusia comprando más a otros países, en particular a Estados Unidos, Azerbaiyán, Catar y Argelia. Con esta medida se podría prescindir de 30.000 millones de metros cúbicos de gas importado de Rusia.

3.- Fijar unas obligaciones mínimas de almacenamiento de gas a los países de la UE. Esto mejoraría la resiliencia del sistema de gas ante posibles problemas de suministro el próximo invierno.

4.- Acelerar el despliegue de nuevos proyectos eólicos y solares para la generación de electricidad para disminuir el uso de gas en 60.000 millones de metros cúbicos en un año.

5.- Potenciar la generación de electricidad mediante la bioenergía y la nuclear, por ejemplo retrasando el cierre programado de algunos reactores atómicos, lo que reduciría el uso de gas en 13.000 millones de metros cúbicos el próximo año.

6.- Aplicar impuestos a corto plazo por los beneficios imprevistos de las eléctricas para proteger a los consumidores vulnerables de los precios elevados.

7.- Acelerar el cambio de calderas de gas por bombas de calor, lo que supondría una reducción adicional de 2.000 millones de metros cúbicos de gas en un año.

8.- Acelerar las mejoras de eficiencia energética en los edificios y en la industria para ahorrar cerca de 2.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

9.- Pedir a los consumidores que reduzcan en un grado centígrado el termostato de sus calefacciones, lo que evitaría 10.000 millones de metros cúbicos de gas en un año.

10.- Intensificar los esfuerzos para diversificar y descarbonizar las fuentes de generación de electricidad.

La reducción de la dependencia energética de Europa respecto a Rusia, sobre todo del gas natural pero también del petróleo, será uno de los asuntos que se abordarán en la cumbre informal de líderes de la UE que se celebrará los próximos días 10 y 11 de marzo en Versalles (Francia).

Editado por Sandra Municio