La Comisión Europea espera la notificación formal de la «excepción ibérica» para evaluarla

La Comisión Europea espera la notificación formal de la excepción ibérica para evaluarla

El presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa. el pasado 25 de marzo. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) espera que España y Portugal envíen formalmente la llamada «excepción ibérica» que limita el precio del gas para abaratar la factura de la luz, aprobada este viernes por el Consejo de Ministros español, para proceder a evaluarla y emitir una decisión definitiva al respecto.

«No ha sido tomada ninguna decisión formal por la Comisión Europea (…) Debemos esperara la notificación formal de parte de las autoridades españolas y portuguesas para tomar después una decisión formal al respecto», afirmó en una rueda de prensa la portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Arianna Podesta.

La CE ya emitió este lunes un análisis «preliminar» que es positivo, lo que abrió la puerta a los dos países ibéricos aprobar formalmente la normativa según su procedimiento doméstico. Madrid y Lisboa deben trasladar ahora a las autoridades comunitarias todos los detalles para que hagan la última evaluación.

Según las reglas europeas de Competencia, los Estados miembros deben esperar al dictamen positivo de Bruselas para empezar a aplicar una ayuda de Estado, aunque las autoridades comunitarias no actuarían si la entrada en vigor es anterior pero se ajusta a lo pactado previamente a nivel técnico.

REBAJAR LA FACTURA CASI UN 40 %

Según explicó este viernes el Gobierno español, la limitación al precio del gas que se emplea para generación eléctrica permitirá rebajar la factura de la luz casi un 40 % para los consumidores acogidos a tarifas indexadas al mercado mayorista (pool).

El mecanismo tendrá una vigencia de doce meses y durante las primeras semanas se establecerá un tope al precio del gas de 40 euros por megavatio hora (MWh), que después irá subiendo progresivamente hasta alcanzar una media durante todo el periodo de unos 50 euros MWh, casi la mitad de la cotización actual.

La vicepresidenta de Transición Ecológica española, Teresa Ribera, señaló que con este tope, el precio mayorista de la electricidad rondará los 130 euros MWh, frente a los 210 euros que ha costado de media durante el primer trimestre del año.

La norma será publicada previsiblemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) mañana o el lunes y entrará en vigor al día siguiente, aunque la plena aplicación quedará supeditada a la aprobación definitiva por parte de la Comisión Europea, que, según Ribera, podría demorarse una semana o diez días.

PORTUGAL TAMBIÉN DA LUZ VERDE A LA MEDIDA

Por su parte, el Gobierno portugués también aprobó este viernes la limitación del precio del gas empleado para generar energía eléctrica con el objetivo de frenar la escalada de precios, proteger a los usuarios y «socializar» costos y beneficios, anunció el ministro de Ambiente, Duarte Cordeiro.

Esta «medida inédita», dijo el ministro, permitirá conseguir una «reducción muy significativa del precio de la electricidad, generando ahorro para las familias y las empresas».

 

Editado por M.Moya