Kadri Simson: España tiene una red «excelente» para recibir gas natural licuado

Kadri Simson España tiene una red excelente para recibir gas natural licuado

La comisaria de Energía de la Unión Europea, Kadri Simson, en rueda de prensa tras la reunión mantenida con la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera , este lunes en la sede del Ministerio. EFE/ Fernando Villar

Madrid (EuroEFE).- El suministro de gas natural a Europa «está asegurado» para el presente invierno y especialmente en el caso de España, que tiene una «excelente» red de terminales de gas natural licuado (GNL) y un suministro por gasoducto a través de Argelia, explicó este lunes la comisaria europea de Energía, Kadri Simson.

Simson, durante una rueda de prensa en Madrid junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el marco de una visita a España en la que también participó en un desayuno del Nuevo Economía Fórum en Madrid, hizo así referencia a los planes de emergencia que la Comisión Europea frente a una posible interrupción parcial o total del gas de la compañía rusa Gazprom a Europa por el conflicto abierto por Rusia frente a Ucrania.

La comisaria indicó que se prevé suplir parte de ese suministro de gas por gasoducto desde Rusia con GNL y usar la red de terminales de GNL, en la que España tiene una capacidad promedio muy alta dentro de la UE. Concretamente cuenta con seis terminales de GNL, lo que supone el 42% de la capacidad de almacenamiento total de la UE.

Además de esto, debe haber una coordinación para que quienes manden suministros adicionales de GNL a Europa sepan dónde existe capacidad de descarga y para regasificar.

En esta línea, señaló que el gas y el GNL se comercia a nivel global y los operadores no son la UE ni los gobiernos nacionales, sino que los que comercian son empresas privadas. También recordó que la CE ha propuesto que los países miembros, de forma voluntaria, puedan empezar a comprar conjuntamente gas, si se ve que con ello logran precios más competitivos.

Simson destacó que es importante que los estados miembros de la UE colaboren entre sí y afirmó que es trabajo de la CE apoyar a los estados miembros, incluidos los que no tienen una línea costera para recibir el gas natural licuado (GNL).

En esta materia, la comisaria dijo que la UE está preparada también «para la peor de las situaciones» y se ha puesto en contacto con Estados Unidos y Catar, con Azerbayán y lo va a hacer también con Noruega, país con el que Europa está conectado por gasoducto para ver cómo hacer llegar una proporción adicional de gas.

IMPULSO A LAS RENOVABLES

No obstante, Simson insistió en que, pese a las medidas adoptadas para asegurar el suministro de gas natural, hay que invertir en renovables y no depender de las importaciones de hidrocarburos de otros países.

Invirtiendo en renovables, los ingresos se quedarán en la UE, añadió y recordó que antes de la pandemia, el club comunitario pagaba más de 300.000 millones en importaciones de gas natural, petróleo y otros combustibles, por lo que insistió en la necesidad de reducir esa dependencia cuanto antes.

Asimismo, destacó que con la inversión en renovables se crearán puestos de trabajo y aseguró que hay que avanzar rápidamente para aprovechar las oportunidades que ofrecen este sector para la economía europea. En este sentido, la comisaria dijo que esta primavera quiere presentar ideas para acelerar el despliegue de las renovables y aseguró que en este desarrollo de las renovables España tendrá un papel muy importante que cumplir.

EN ESPAÑA, LAS MEJORES CONDICIONES PARA EL HIDRÓGENO VERDE

En cuanto al desarrollo del hidrógeno, Simson se refirió a España como un país en el que se dan las mejores condiciones para producir hidrógeno renovable no solo para el propio consumo del país, sino para abastecer a procesos industriales y al transporte que precisen de hidrógeno limpio en Europa para lograr la descarbonización.

La comisaria señaló que es necesario crear un mercado del hidrógeno que funcione bien, con normas y certificaciones que sean homologadas en toda Europa.

No obstante, añadió que, de momento, no existe ese mercado, pero se está trabajando mucho, también en foros internacionales, para que esas certificaciones y normas sean conocidos por los socios de la UE a nivel mundial.

MERCADOS INTERCONECTADOS

Por otra parte, la comisaria europea apuntó este martes durante su comparecencia en la Comisión Mixta para la UE del Congreso y del Senado español que los mercados tienen que estar interconectados.

Durante su intervención, Simson afirmó que «la utilización de la capacidad excedentaria de las terminales de España contribuiría a compensar la cantidad decreciente de gas que viene por gaseoducto», pero gran parte de este gas no puede llegar al resto de Europa ya que no hay interconexiones. Por ello, incide en la necesidad de que los mercados estén «interconectados».

Simson indicó que «hay proyectos clave de interconexión de electricidad de la península ibérica que están siendo desarrollados en tanto que proyectos de interés común dentro de la red energética transeuropea», siendo el más importante y prioritario para Europa el proyecto del golfo de Bizkaia entre España y Francia.  Este se ha apoyado con una dotación de casi 600 millones de euros y, según la comisaria europea, se espera que una vez finalizado duplique la capacidad de interconexión entre España y Francia.

Sin embargo, esto no es suficiente por lo que hay otros proyectos adicionales que cruzan los Pirineos para reforzar esta capacidad transfronteriza.

Por último apuntó que las interconexiones también tendrán un impacto positivo en los precios de la electricidad ya que permitiría a los consumidores acceder a fuentes de energía más baratas disponibles en este momento.

 

Editado por María Moya y Sandra Municio

Este artículo forma parte de una serie de reportajes sobre el tema  energético en el marco del Sistema Paneuropeo para el Uso Coordinado y Eficiente de las Flexibilidades para la integración de una gran cuota de renovables (EU-SysFlex). Está financiado por el Programa Marco de Investigación e Innovación de la UE Horizonte 2020 dentro de la convocatoria H2020-LCE-2016-2017. 

EU-SysFlex investigará el despliegue de las energías renovables en las redes eléctricas de toda Europa. El proyecto cuenta con la participación de 34 organizaciones de 15 países de toda Europa e incluye operadores de sistemas de transmisión de electricidad, operadores de sistemas de distribución, proveedores de tecnología, fabricantes, universidades y centros de investigación. 

El objetivo del proyecto es crear una hoja de ruta a largo plazo para la integración a gran escala de las energías renovables en las redes eléctricas, así como proporcionar asistencia práctica a los operadores de sistemas eléctricos de toda Europa.