Navarra presenta en Bruselas un proyecto para generar energía sostenible

proyecto de energía sostenible de Navarra presentado en Bruselas

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente Itziar Gómez López (i), junto al asesor de cuestiones públicas de la región holandesa de Arnhem-Nijmegen, Tom Lamers, a su llegada este jueves para participar en una jornada en la que regiones de Holanda y Alemania, junto a Navarra, exponen proyectos para generar energía limpia reutilizando infraestructuras existentes, en el marco de la Semana Verde Europea en Bruselas. EFE/ Elio Germani

Bruselas (EuroEFE).- El Gobierno de Navarra presentó este jueves en Bruselas un proyecto para generar energía sostenible cubriendo de placas fotovoltaicas el Canal de Navarra, una infraestructura ya existente.

 

 

«Es un proyecto de economía circular que supone la generación de energía eléctrica verde, limpia y sin impacto medioambiental, reutilizando la infraestructura del Canal de Navarra. Llevamos año y medio trabajando en este proyecto», declaró a Efe la consejera navarra de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez.

La política se encuentra hoy en Bruselas para participar en una jornada en la que regiones de Holanda y Alemania, junto a Navarra, exponen proyectos para generar energía limpia reutilizando infraestructuras existentes. La cita tiene lugar en el marco de la Semana Verde Europea.

Gómez precisó que Navarra ya ha avanzado en una experiencia piloto del proyecto que cubre nueve kilómetros del canal y que produciría «hasta el 52 % de la energía eléctrica que consumen todos los edificios del Gobierno de Navarra».

Indicó que la comunidad autónoma cuenta con un estudio previo de viabilidad elaborado por la Asociación de la Industria Navarra (AIN) que analiza los consumos energéticos del Gobierno de Navarra, la producción del tramo de nueve kilómetros del canal y los costes de producción.

«Solamente con cubrir de placas solares los 9 kilómetros (del canal) podríamos alcanzar hasta un 52 % del consumo eléctrico de todos los edificios del Gobierno de Navarra. Yo creo que es un proyecto de liderazgo público, un proyecto de generación de energía verde, de energía pública y, además, prácticamente sin impacto medioambiental», comentó.

Agregó que la iniciativa, asimismo, «en estos momentos haría frente a la situación de mercado, del precio de la electricidad, y también a la dependencia de países terceros».

«Es un proyecto de liderazgo público en el que estamos convencidos de que tenemos que seguir adelante», constató.

Gómez destacó que hay «un compromiso claro y, además, recogido en la recientemente aprobada por unanimidad ley de cambio climático y transición energética, que marca unos compromisos de producción de energía renovable claros en unos años».

«Nos unimos también a ese 45 % de energía renovable para el 2030», dijo, y apuntó que la crisis climática ya marcaba una hoja de ruta centrada en la reducción de emisiones contaminantes, «una hoja de ruta que ahora mismo viene acelerada por la guerra de Ucrania».

La consejera recordó que ya en octubre del año pasado llevaron el proyecto a la Comisión Europea y que la institución lo recibió «con una alta satisfacción».

«Ahora lo que queremos es, además, conocer otras experiencias que se estén llevando en Europa, una de Holanda y otra de Alemania», afirmó.

El asesor de cuestiones públicas de la región neerlandesa de Arnhem-Nijmegen, Tom Lamers, consideró que el proyecto navarro es «muy interesante» también para Países Bajos.

«Creo que es realmente necesario ser capaz de contactar con otras regiones europeas, porque no podemos afrontar toda esta transición energética solos, necesitamos afrontarla juntos en Europa, a escala global. Empecemos hoy con este encuentro», declaró a Efe.

También reconoció que la subida de los precios del gas está impulsando la transición hacia otras fuentes energéticas.

Editado por Sandra Municio