Nueve recetas de la AIE y la Comisión Europea para abaratar 450 euros la factura de la luz

Nueve recetas de la AIE y la CE para abaratar 450 euros la factura de la luz

Vista general de unas placas solares sobre una vivienda, en una fotografía de archivo. EFE/Kai Försterling /Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Comisión Europea presentaron este jueves una guía con nueve acciones que persiguen el objetivo de reducir el consumo energético de los hogares, que se podrían ahorrar 450 euros anuales de media al tiempo que contribuyen a reducir las emisiones, avanzar en la transición verde y ayudar a desprenderse de los combustibles fósiles de Rusia.

 

El documento fue presentado en un acto virtual en el que participaron el director ejecutivo de la AIE, Fatih Biron, la directora general de Energía del Ejecutivo comunitario, Ditte Juul Jorgensen, y los responsables de Energía de los gobiernos de Austria, Luxemburgo, Alemania e Irlanda, así como representantes de sindicatos, asociaciones de consumidores y redes de ciudades.

En total, se recogen nueve medidas que ahorrarían unos 220 millones de barriles de petróleo al año y alrededor de 17.000 millones de metros cúbicos de gas, suficiente para calentar casi 20 millones de hogares, según los cálculos de los dos organismos. Las recetas de la AIE y de Bruselas son las siguientes:

BAJAR LA CALEFACCIÓN

La primera aboga por bajar la calefacción y usar menos los sistemas de aire acondicionado. El informe señala que reducir un grado el termostato en el hogar podría ahorrar un 7 % de la energía y reduce en más de 70 euros la factura anual, mientras que subir un grado la temperatura del aire acondicionado recorta un 10 % el consumo de electricidad y supone un ahorro de 20 euros al año.

AJUSTAR LA CALDERA

La segunda receta que recogen la AIE y la Comisión Europea propone ajustar la temperatura de las calderas de muchos hogares, que a menudo ofrecen a los consumidores la posibilidad de cambiar la configuración por defecto para aumentar su eficiencia y ahorra hasta un 8 % de la energía necesaria. Esta medida supondría un abaratamiento de unos 100 euros al año.

TELETRABAJAR

La guía anima también a impulsar el teletrabajo, puesto que «cada vez que se trabaja desde casa, se ahorra dinero y se evita el consumo de combustibles». Trabajar en casa tres días a la semana, argumenta el texto, ayudaría a reducir la factura de los hogares en unos 35 euros al mes incluso teniendo en cuenta el mayor consumo energético en el hogar.

COMPARTIR EL COCHE

La cuarta propuesta del texto sugiere coordinar viajes diarios con familiares, amigos o vecinos para ahorrar el dinero y el combustible que supone hacer todos esos desplazamientos de manera individual. Esto, unido a tener el aire acondicionado del coche tres grados por encima de lo normal del verano, supondría un ahorro de unos 100 euros al año en cada hogar.

MENOS VELOCIDAD EN AUTOPISTAS

Por otro lado, la Agencia Internacional de la Energía y la Comisión Europea señalan que conducir «demasiado rápido» es ineficiente tanto para el motor del coche como para el consumo de combustibles, por lo que abogan por reducir la media de crucero en autopistas en 10 kilómetros por hora, con un ahorro en la factura anual de 60 euros.

DOMINGOS SIN COCHE

Otra idea es promocionar los domingos sin coche en las ciudades, como incluye uno de los compromisos en el marco de la Semana Europea de la Movilidad del pasado año, al que se registraron 3.000 ciudades y municipios. En las ciudades grandes, no utilizar el coche los domingos ahorraría unos 100 euros al año.

PASEOS O BICI

En la misma línea, la guía sugiere sustituir los desplazamientos cortos en coche por paseos o el uso de la bicicleta, dos opciones que además de reducir la contaminación y el tráfico urbano, suponen una mejora para la salud de los ciudadanos y un ahorro de 55 euros por hogar al año.

TRANSPORTE PÚBLICO

Una propuesta más es aprovechar el transporte público, en especial las horas que no son punta para «dispersar» en el tiempo a aquellos trabajadores que tienen horas de trabajo flexibles y evitar así congestiones. Las autoridades públicas, dice la guía, pueden jugar un «papel importante» a través de inventivos temporales, tarifas reducidas y sistemas de metro o metro ligero.

MÁS TRENES, MENOS AVIONES

Por último, ambos organismos llaman a desplazarse en tren y no en avión cuando sea práctico y asequible y animan a las empresas a organizar viajes en este medio de transporte para sus empleados o incluso a utilizar videoconferencias en lugar de reuniones en persona. Los trenes nocturnos, añade el texto, pueden ser una opción para distancias largas.

Editado por M.Moya

Decálogo para ahorrar petróleo ante el choque de la guerra en Ucrania

París (EuroEFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) presentó este viernes un decálogo de medidas para reducir el consumo de petróleo ante la amenaza de un colapso de oferta como consecuencia de la guerra en Ucrania y las sanciones …