El Parlamento Europeo retira la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí, que recurrirán al TJUE

Los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí este martes en Bruselas. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Bruselas (EuroEFE).- El pleno del Parlamento Europeo retiró este martes la inmunidad de los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí como solicitó la Justicia española a principios de 2020, lo cual permitirá reactivar las euroórdenes en su contra. El expresidente catalán ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). 

Según el resultado de la votación de ayer anunciado este martes, el levantamiento de la inmunidad de Puigdemont salió adelante por 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones, mientras que el de Comín y el de Ponsatí prosperaron por 404 votos a favor, 247 en contra y 42 abstenciones, anunció al inicio de la jornada del pleno la vicepresidenta del PE Heidi Hautala.

Aunque el voto es secreto, se posicionaron a favor el Partido Popular Europeo y la mayoría de los Socialistas y Demócratas, los liberales de Renovar Europea y los Conservadores y Reformistas, según fuentes de estos partidos, mientras que ya habían avanzado su voto en contra tanto los Verdes como la Izquierda.

El trámite no supone que Puigdemont, Comín y Ponsatí pierdan su condición de eurodiputados ni que sean extraditados automáticamente, sino que se reinicien las euroórdenes en su contra que quedaron paralizadas el año pasado cuando asumieron su escaño como eurodiputados

El voto culmina un proceso que comenzó en enero de 2020, cuando el Tribunal Supremo pidió el suplicatorio, pero que se ha visto obstaculizado por las restricciones a las reuniones presenciales que ha conllevado la crisis del coronavirus y no ha podido terminarse hasta un año y dos meses después.

PUIGDEMONT ANUNCIA QUE RECURRIRÁ ANTE EL TJUE

El expresidente catalán Carles Puigdemont anunció este martes que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la decisión de la Eurocámara de retirarle la inmunidad a él y sus exconsellers, Toni Comín y Clara Ponsatí.

 

 

Puigdemont aseguró que aún están preparando el recurso ante el TJUE y abrió la puerta a que pidan medidas cautelares contra el levantamiento de su inmunidad, si bien reconoció que normalmente «no se admiten».

En su opinión, el TJUE es «el único que puede restaurar el daño que se le ha hecho a la democracia europea por razones estrictamente políticas».

El expresidente catalán dijo también estar pendiente de la posible cuestión prejudicial que el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, presente también ante el TJUE, a raíz de la decisión de la justicia belga de no entregar a España al exconseller Lluís Puig, alegando que el alto tribunal no era el competente para dictar la euroorden y que no se habría respetado la presunción de inocencia.

Ese eventual dictamen de la Corte de Luxemburgo afectaría a las euroórdenes que pesan contra Puigdemont, Comín y Ponsatí.

Más allá de la batalla judicial que se abre ahora, Puigdemont aseguró que «con una derrota aritmética podemos obtener una victoria política, que nos permite avanzar este debate y el conocimiento de conflicto catalán y apoyo que teníamos hasta hoy en causa”, en el sentido de internacionalizar la cuestión catalana.

Y señaló que «no hay sorpresas» en el voto en contra del levantamiento de su inmunidad de los diputados de Unidas Podemos, mientras apuntó a la «falta de coherencia» del PSOE después de que, recordó, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometiera desjudicializar la política.

Y en este sentido espetó a Sánchez si «se siente cómodo con el voto de VOX», que también se pronuncio a favor del suplicatorio.

Preguntado por si se sienten cómodos con el apoyo de varias formaciones de ultraderecha, como la de Marine Le Pen, a su postura en el voto, Puigdemont replicó que «la ultraderecha más decisiva en este asunto es la de Vox» y planteó «cómo se sienten» la justicia española o el Gobierno «yendo de la mano» con esta formación.

También Comín reconoció que era «difícil» que hubiesen podido ganar la votación del suplicatorio, pero aseguró que «hay una cierta victoria política por haber puesto el conflicto catalán en el centro del debate de este parlamento».

PP, CIUDADANOS Y VOX CELEBRAN LA RETIRADA DE LA INMUNIDAD

El Partido Popular (PP), Ciudadanos y Vox valoraron este martes positivamente la retirada de la inmunidad parlamentaria de los miembros de JxCat y la consideraron una victoria del Estado de derecho en Europa.

En sendos comunicados, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, y la delegación de Ciudadanos en Bruselas aplaudieron el voto favorable en la Eurocámara a levantar las inmunidades de los tres diputados de JxCat en respuesta a la petición de la Justicia española.

“El Parlamento Europeo ha enviado hoy un mensaje claro: aquellos que en cualquier lugar de la Unión Europea (UE) violen las leyes y pretendan quebrar el Estado de derecho deben responder ante la justicia”, dijo Montserrat, que confió en que la justicia belga «tome nota de la decisión del Parlamento Europeo».

Por su parte, la delegación de Ciudadanos hizo hincapié en que sus eurodiputados han trabajado junto a los del PP y el PSOE «para defender el buen nombre de España y de la Justicia de nuestro país».

«Con esta decisión, el Parlamento Europeo dice no a las patrañas y mentiras del independentismo catalán y es la prueba de que Europa equivale a Estado de derecho. Los tres eurodiputados fugados tratan de quedar impunes y la Eurocámara les ha respondido con claridad: inmunidad no es sinónimo de impunidad», añadieron.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, manifestó que su grupo no caería «en ningún tipo de euforia» porque 248 diputados han votado en contra del suplicatorio, lo que a su juicio «pone de manifiesto que los gobiernos de España y la casta política que han dominado esta nación en los últimos 40 años han venido a Bruselas a hacer politiquilla europeísta pero no a defender la nación».

En un vídeo compartido en redes sociales, Buxadé señaló que «la pelota está ahora en el tejado del Gobierno socialcomunista y de sus socios de Podemos» y agradeció el voto de «aquellos eurodiputados que no siendo españoles han decidido ponerse del lado del Estado de derecho y el cumplimiento de la legalidad».

Los eurodiputados españoles en el Parlamento Europeo se han pronunciado mayoritariamente a favor del levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, si bien los socios de gobierno, PSOE y Podemos, votaron divididos y la mayoría de formaciones pequeñas se opusieron a la retirada de este privilegio.

Entre los 59 eurodiputados españoles, votaron a favor del suplicatorio solicitado por la justicia española los diputados del PSOE (21), PP (13), Ciudadanos (7) y Vox (4), además del eurodiputado liberal Javier Nart, que suman un total de 46 miembros.

En contra votaron los 5 diputados de Unidas Podemos, el eurodiputado de la Izquierda Miguel Urbán; la diputada del PNV, Izaskun Bilbao; el de Bildu, Pernando Barrena; los dos de ERC, Diana Riba y Jordi Solé; y los tres de JxCat.

A nivel europeo, aunque el voto es secreto, se posicionaron a favor el Partido Popular Europeo, y la mayoría de los Socialistas y Demócratas, los liberales de Renovar Europea y los Conservadores y Reformistas, según fuentes de estos partidos, mientras que ya habían avanzado su voto en contra tanto los Verdes como la Izquierda.

VOTO EN CONTRA DE UNIDAS PODEMOS

La presidenta del grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo, Iratxe García, se mostró satisfecha con el resultado de la votación, al tiempo que dijo que Unidas Podemos deberá explicar por qué se ha pronunciado en contra de la retirada de este privilegio.

«Será Podemos quien tenga que explicar por qué ha tomado la decisión de no cooperar con la justicia. Es su responsabilidad y ellos son quienes tienen que dar explicaciones a la ciudadanía española y europea», dijo García en una rueda de prensa tras el voto en la Eurocámara.

«Una gran mayoría del Parlamento ha apoyado que la justicia española haga su trabajo», incidió.

Por su parte, el líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, pidió al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que «reflexione» sobre los socios que apoyan al Ejecutivo.

«En la votación más importante para España en esta legislatura, el gobierno ha sido abandonado, no sólo por Podemos, sino por todos sus socios de gobierno. Si eso no le hace reflexionar al señor Sánchez sobre el tipo de socios que se ha buscado, yo ya no sé qué le puede hacer reflexionar», dijo Garicano en una rueda de prensa para valorar el suplicatorio.

Garicano aseguró que el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, «ha puesto repetidamente en tela de juicio el funcionamiento de la justicia española», pero aseguró que «nadie, nadie se ha creído ni las sospechas generadas por Pablo Iglesias ni las mentiras de los separatistas».

El líder de Ciudadanos en la Eurocámara pidió que «lo de hoy no fuera una votación más, sino que supusiera un antes y un después para nuestro país, para España».

«¿Hasta cuándo van a tolerar que Podemos y el resto de sus socios dañen el buen nombre de España en el resto del mundo y en las instituciones europeas?», se preguntó Garicano.

RESPALDO A LA JUSTICIA ESPAÑOLA, SEGÚN EL GOBIERNO

El Gobierno español considera que, con la retirada de la inmunidad al expresidente del Gobierno regional de Cataluña Carles Puigdemont y los también eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí, el Parlamento Europeo respalda a la Justicia española y lanza el mensaje de que «los problemas de Cataluña se resuelven en España».

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, hizo este martes la primera valoración del Ejecutivo después de que el Parlamento Europeo haya apoyado el suplicatorio para retirar la inmunidad a los eurodiputados.

El Tribunal Supremo español instruye una causa a estos políticos catalanes por su participación en el proceso independentista que se produjo en Cataluña en 2017, que incluyó un referéndum ilegal sobre la secesión de Cataluña y una posterior declaración unilateral de independencia.

Y la decisión del Parlamento Europeo permitirá reactivar las euroórdenes en su contra para que puedan ser detenidos y trasladados a España para ser juzgados, algo que, por el momento, no ha sido posible.

González Laya consideró en una declaración pública, minutos después de conocerse la decisión de la Eurocámara, que, con ella, el Parlamento Europeo lanza un triple mensaje.

 

El primero de ellos, que un eurodiputado no puede prevalerse de su condición para protegerse de comparecer ante justicias nacionales por posibles violaciones de legislaciones nacionales.

A ello añadió el mensaje de solidez del Estado de derecho de España y de respeto al trabajo de la justicia española.

Y el tercer mensaje que ve en esa decisión es que «los problemas de Cataluña se resuelven en España, no se resuelven en Europa».

Esa aseguró que es la posición que ha venido manteniendo el Gobierno de España, tendiendo la mano a todas las fuerzas políticas catalanas para buscar una solución a los problemas de Cataluña mediante el diálogo y las negociaciones.

«Es este el mensaje que recibimos también hoy del Parlamento Europeo», añadió.

Editado por Miriam Burgués y Virginia Hebrero