La Justicia española, en contra del indulto a los líderes catalanes presos

Los doce líderes independentistas acusados por el proceso soberanista catalán que derivó en la celebración del 1-O y la declaración unilateral de independencia de Cataluña (DUI), en el banquillo del Tribunal Supremo al inicio del juicio del "procés". EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Madrid (EuroEFE).- El Tribunal Supremo español se opuso este miércoles a conceder el indulto a los doce líderes independentistas catalanes condenados por sedición, malversación y desobediencia por el intento secesionista de esa región española en octubre de 2017, por el que cumplen penas de entre 9 y 13 años de prisión.

Esta semana el Gobierno español se mostró favorable a la concesión de esa medida de gracia, incluida en la Constitución española, “en beneficio de la convivencia entre españoles”, según defendió hoy en el Congreso de los Diputados el jefe del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez.

Sánchez dijo en el Congreso que el Ejecutivo decidirá si indulta a los líderes independentistas catalanes en prisión con “independencia del número de escaños que le apoyen”.

El Congreso español se compone de 350 diputados, de los que 120 están ocupados por el Grupo Parlamentario Socialista.

“Tomaríamos la misma decisión con 300 escaños o con 120 como tiene el Grupo Parlamentario Socialista, en beneficio de la concordia, la convivencia y el encuentro entre españoles”, recalcó hoy Sánchez, desvinculando los indultos de una mayoría parlamentaria que depende, entre otros, de los independentistas catalanes de Esquerra Republicana, socios en el Gobierno español de coalición.

Sánchez decidirá sobre indultos a los independentistas catalanes pensando en "la concordia"

Bruselas (EuroEFE).- El presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que para decidir si el Ejecutivo indultará o no a los independentistas catalanes presos tendrá en cuenta valores constitucionales como los de “la concordia, el diálogo y …

El informe del Tribunal Supremo dado a conocer este miércoles, que no es vinculante para el Ejecutivo de Sánchez, rechaza conceder la medida de gracia.

El Gobierno español tiene previsto resolver esta cuestión en verano tras estudiar los dictámenes del Supremo y la Fiscalía, ambos negativos.

Los magistrados consideran que no se ha vulnerado el principio de proporcionalidad de las penas a las que fueron condenados y que no hay prueba o indicio de arrepentimiento por parte de ellos.

Subrayan también que los argumentos en los que se basan las diversas peticiones de indultos realizadas por terceros desenfocan el sentido del indulto porque dibujan una responsabilidad penal colectiva y, además, pretenden que el Gobierno corrija la sentencia dictada por el Tribunal Supremo.

Editado por Miriam Burgués