Luz verde para que eurodiputados comparezcan en suplicatorios a distancia

Los diputados de JxCat Carles Puigdemont y Toni Comín. EFE/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo aceptó este martes que los suplicatorios de levantamiento de inmunidad paralizados por la pandemia, incluidos los de los diputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, sean a distancia, a falta de fijar la fecha.

Fuentes de esta comisión parlamentaria confirmaron que sus miembros coordinadores no han planteado objeciones a la fórmula que habían sugerido los servicios jurídicos de la Eurocámara, consistente en que los diputados afectados también pudieran participar en comparecencias a puerta cerrada desde sus domicilios o en las oficinas del Parlamento en cada Estado miembro.

“El documento, previo análisis de la normativa aplicable, concluye que no hay obstáculo legal a que, una vez constatada la imposibilidad de celebrar las reuniones propias de este tipo de procedimientos de modo presencial, éstas tengan lugar por vía telemática”, apuntaron las fuentes.

Habitualmente estas audiencias se celebran a puerta cerrada en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, pero la pandemia ha obligado a limitar la actividad en estos edificios y a buscar nuevas fórmulas para que este tipo de procesos, que exigen completa confidencialidad, puedan llevarse a cabo con garantías.

Ante el avance de la covid, la presidencia de la comisión de Asuntos Jurídicos -que ostenta Adrián Vázquez, de Ciudadanos- había solicitado a los servicios legales del Parlamento que evaluaran la posibilidad de retomar estos trámites vía telemática pero cumpliendo a la vez los requisitos de plena confidencialidad, un extremo al que dieron luz verde el pasado viernes.

Entre los suplicatorios que se han visto paralizados en los últimos ocho meses están los de los diputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, huidos en Bélgica, reclamados por la Justicia española por su participación en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y que lograron su escaño europeo en las elecciones de 2019.

Por tanto, estos tres procesos podrán reanudarse “siguiendo sus plazos ordinarios y de forma telemática”, aunque aún no hay un calendario previsto para la comparecencia de los tres diputados catalanes.

Antes de esa comparecencia, se celebra una primera reunión para presentar el caso y mantener un primer intercambio de opiniones sobre el caso entre los diputados que forman parte de esta comisión.

La audiencia con los afectados se celebra posteriormente, en una segunda reunión en la que éstos tienen derecho a la presencia de su abogado o a enviar a otro diputado en su nombre en caso de que no pueda asistir.

La normativa de los suplicatorios prevé que solo puedan ser rechazados si la comisión de Asuntos Jurídicos determina que el país de origen (en este caso, España) les está procesando por opiniones o votos emitidos como eurodiputados o si la finalidad real del juicio es socavar su actividad política o la de la Eurocámara.

La próxima reunión de esta comisión parlamentaria, que se encarga de tramitar los suplicatorios y los amparos de inmunidad, se celebrará el 16 de noviembre.

Editado por Miriam Burgués