Puigdemont promete pelear el suplicatorio y mantiene que sufre una persecución política

Puigdemont

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El eurodiputado de JxCat Carles Puigdemont afirmó este miércoles que «la batalla no se acaba en el Parlamento Europeo» si esa institución le retira en marzo su inmunidad parlamentaria y aseguró que las reacciones de los partidos españoles a la remisión al pleno del suplicatorio demuestran «su naturaleza política». El informe sobre el suplicatorio de Puigdemont avalado en la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara descarta que esté siendo víctima de un juicio político.

Acompañado de sus exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, Puigdemont compareció en la sala de prensa de la Eurocámara para valorar el resultado de la víspera en la Comisión de Asuntos Jurídicos, que avaló que se retire la inmunidad de los tres eurodiputados de JxCat, tal y como había pedido la Justicia española, y envía el caso al pleno de la Eurocámara para un voto final que se celebrará en el pleno del 8 al 11 de marzo.

El expresidente de la Generalitat señaló que «la batalla continúa» una vez acabe el proceso en la Eurocámara y dio a entender que, en el caso de que prosperase este último trámite, estarían preparados para recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo.

Según Comín, el «momento procesal más lógico» para presentar este recurso sería una vez se conceda el suplicatorio dentro de dos semanas -ya que adelantarse sería dar por perdido el voto en el pleno- y aún se están estudiando los términos de esta posible demanda, así como si con ella se solicitarían medidas cautelares.

No sería la primera vez que un eurodiputado lleva ante la justicia europea una decisión de retirada de su inmunidad; lo hizo, por ejemplo, la francesa Mylène Troszczynski en 2017.

«Nuestra defensa no es individual, sino que es una defensa para proteger a las minorías, lo cual es una obligación de la democracia europea. Llegaremos hasta el final con todas las consecuencias para defender este principio», apuntó Puigdemont.

En cualquier caso, y dado que una vez aprobado el suplicatorio la pérdida de inmunidad es inmediata, Comín aseguró que están preparados para comparecer ante la justicia «como siempre han hecho» en los tribunales de Bélgica (Puigdemont y Comín) y Escocia (Ponsatí), dónde se tramitan las euroordenes españolas contra ellos.

Los tres, huidos de la justicia española desde 2017, están reclamados por sedición y desobediencia, a lo que se añade malversación en el caso de Puigdemont y Comín.

CONSCIENTES DE LA DIFICULTAD DE DAR LA VUELTA AL VOTO

El voto del martes salió adelante con 15 votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, y los grupos parlamentarios mayoritarios (en los que se enmarcan el PP, PSOE, Ciudadanos y Vox) han avanzado su apoyo al levantamiento de la inmunidad para que puedan ser extraditados y procesados por la declaración ilegal de independencia de Cataluña en 2017.

La Eurocámara avanza hacia la retirada de la inmunidad de Puigdemont, Ponsatí y Comín

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (PE) se mostró este martes favorable a levantar la inmunidad de los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, el último paso antes de que el pleno …

No obstante, el voto es secreto y no hay forma de asegurar la disciplina de grupo: ya este martes el resultado se quedó más corto de lo esperado al prosperar con 15 votos a favor en lugar de los 18 que hubieran sumado si hubieran votado a favor todos los diputados de los grupos popular, socialdemócrata, liberal y conservador.

«Aunque aparentemente los números son los que son, no vamos a regalar nada a nadie», señaló Puigdemont que prometió usar «todos los recursos que tenemos, que son muy pocos» para hacer llegar su mensaje.

El expresidente de la Generalitat mantuvo que retirarles la inmunidad «marcaría un precedente muy negativo para que los disidentes y minorías políticas puedan representar a los ciudadanos europeos en igualdad de condiciones», aunque señaló que la decisión de avalar esta retirada, votada este martes, era «previsible».

«Ha habido una reacción política entre el partido fascista Vox, el PP y Ciudadanos, que preside la Comisión de Asuntos Jurídicos. Una reacción política de satisfacción, que demuestra (…) la naturaleza política de todo este procedimiento que continúa. Hay un objetivo compartido desde el PSOE hasta el fascismo de Vox sin fisuras, y es que los que estamos aquí acabemos en la cárcel», subrayó Puigdemont.

Los diputados de JxCat recuperarán para esta fase final los argumentos que han empleado para su defensa durante el proceso en comisión parlamentaria: Ponsatí subrayó «irregularidades» como un presunto conflicto de intereses del presidente de esta comisión (el eurodiputado de Ciudadanos Adrián Vázquez), el hecho de que se haya asignado un único ponente para los tres casos cuando los cargos contra ella son diferentes o que en esta comisión cinco de sus 25 miembros sean españoles.

Esta «sobrerrepresentación», aventuran los diputados de JxCat, podría jugar a su favor de cara al voto en el pleno, ya que en el conjunto del hemiciclo España tiene una proporción menor (59 miembros de un total de 705) y por tanto, auguran, su capacidad de presión sería también más reducida.

«Si el Parlamento Europeo nos retira la inmunidad, estará haciéndole el juego a los intereses de España, que tiene un objetivo autoritario y obsesivo de meternos en la cárcel por lo que representamos», añadió Ponsatí.

EL INFORME DESCARTA UNA PERSECUCIÓN POLÍTICA

El informe sobre el suplicatorio de Puigdemont avalado en la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara descarta que el expresidente de la Generalitat catalana esté siendo víctima de un juicio político y afirma que no ha hallado evidencias de que el proceso legal en su contra tenga el objetivo de dañar su actividad política.

«Así pues, el Parlamento no ha encontrado pruebas de ‘fumus persecutionis’, es decir elementos fácticos que indiquen que la intención subyacente al procedimiento judicial pueda sea perjudicar la actividad política de un diputado y, por tanto, el Parlamento Europeo», señala el texto, que se había filtrado parcialmente la semana pasada y se hizo público oficialmente este miércoles.

El informe, redactado tras escuchar la comparecencia del propio Puigdemont y de analizar documentos sobre la causa, señala que los hechos por los que se le procesa (su participación en el referéndum ilegal del 1 de octubre) fueron cometidos en 2017 y el juicio se inició en 2018, mientras que Puigdemont no logró su escaño en el Parlamento Europeo hasta 2019.

«No cabe asegurar que los procedimientos judiciales se lanzaran con la intención de socavar la futura actividad política de Carles Puigdemont como miembro del Parlamento Europeo, ya que en ese momento su estatus como eurodiputado era todavía hipotética y futura», apunta el informe, que también resalta que la acusación en su contra «no concierne opiniones expresadas o votos emitidos en el ejercicio de sus deberes como eurodiputado».

Estas son dos de las condiciones que recoge el reglamento de la Eurocámara como requisitos para denegar un suplicatorio que haya pedido un Estado miembro.

“La acusación no guarda manifiestamente relación alguna con la condición de diputado del Parlamento Europeo”, afirma el informe.

Por otro lado, también señala que “la inmunidad parlamentaria no es un privilegio personal del diputado, sino una garantía de la independencia del Parlamento en su conjunto y de sus diputados”.

Por último, afirma que el Parlamento no tiene competencia para valorar la jurisdicción nacional a la que le corresponde remitirle los suplicatorios y recalca que, de acuerdo a la legislación española, es correcto que lo hiciese el Tribunal Supremo, lo cual se opondría a uno de los argumentos de la defensa de JxCat.

Editado por Miriam Burgués y Virginia Hebrero