Puigdemont sale de la cárcel y deberá comparecer ante tribunal italiano el 4 de octubre

El ex presidente catalán Carles Puigdemont. EFE/STEPHANIE LECOCQ/Archivo

Sassari (Italia) (EuroEFE).- El expresidente catalán Carles Puigdemont ha salido de la prisión de alta seguridad de Sassari, en la isla italiana de Cerdeña, en la que se encontraba tras ser detenido este jueves en el aeropuerto de Alguer, en virtud de una orden del Tribunal Supremo español.

El Tribunal de Apelación de Sassari ha considerado que su arresto en el aeropuerto de Alguer se realizó de acuerdo con la ley, pero ha decidido dejarle en libertad sin medidas cautelares y le ha convocado para el 4 de octubre para la vista en la que se decidirá sobre su entrega o no a España.

Su abogado en Italia, Agostinangelo Marras, dijo que Puigdemont estará presente ese día en el tribunal sardo, y explicó que el líder independentista no tiene restricciones de movilidad, a pesar de que en un principio se informó de que no podía salir de la isla italiana.

El defensor explicó que al leer el auto ha podido comprobar que el líder independentista, detenido este jueves en el aeropuerto de Alguer, en virtud de una orden del Tribunal Supremo español, puede moverse sin limitaciones.

Pugidemont fue saludado a su salida por un grupo de independentistas de Cerdeña que coreaban su nombre y la palabra independencia, mientras sonaban canciones en catalán y ondeaban banderas de Cataluña y Cerdeña.

Rodeado de periodistas, tras salir de prisión, Puigdemont ha dicho que se encuentra «muy bien» y ha ironizado sobre el hecho de que haya salido libre: «España no pierde nunca las oportunidades de hacer el ridículo».

Según Puigdemont, la «decisión» del Tribunal General de la Unión Europea sobre su libertad de movimientos por territorio europeo, en su condición de eurodiputado, era «clarísima».

Ha explicado que antes de aterrizar en el aeropuerto de Cerdeña, ayer jueves, «tenía una noticia de que había carabinieri» y pensó que «esto podía pasar», en alusión a su detención.

Pero «sabemos también cómo puede acabar», ha dicho, confiado en que su caso se resolverá sin una extradición a España.

 

Un grupo de independentistas de Cerdeña se concentraron frente al Tribunal de Sassari para protestar por la detención del expresidente catalán y pedir al Parlamento europeo que devuelva la inmunidad a los europarlamentarios catalanes.

El portavoz del grupo «Indipendentzia Repubblica de Sardinia» IRS , Simone Maulu, explicó a Efe que decidieron concentrarse por solidaridad con los independentistas catalanes, con quienes «desde siempre tienen contactos» e incluso «participaron como voluntarios durante la realización del referéndum».

El ministerio de Justicia de Italia precisó que no tiene ningún poder de decisión tanto en el arresto como en la posible entrega del expresidente Puigdemont a España, ya que se trata de una euroorden y por tanto es un procedimiento diferente al de una extradición.

«El Ministerio de Justicia precisa que no tiene ningún papel de decisión en el procedimiento relativo a la Orden de Detención Europea, como la relativa al caso de Carles Puigdemont. El procedimiento está enteramente en manos de la autoridad judicial, tanto para la validación de la detención como para la decisión final sobre la entrega o no del detenido», se indica en un comunicado.

Por su parte, el subsecretario Franco Gabrielli señaló que «había una orden de arresto europea» e Italia tenía que «respetarla», tras las críticas de por qué Puigdemont pudo ir recientemente a Francia sin que ocurriera nada pero en Italia ha sido llevado a prisión durante unas horas.

Por su parte, Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont, atribuyó en una rueda de prensa telemática la detención del expresidente catalán en Italia a que «alguien ha sobremotivado a los policías del aeropuerto de Cerdeña» y a una «suerte de engaño» de la justicia española al Tribunal General de la Unión Europea (TGUE).

Editado por Miriam Burgués