La paradoja de Frontex: cada vez más poderosa pero menos transparente

Vista de la fachada de la sede de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) en Varsovia. EFE/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, conocida como Frontex, está inmersa en un escándalo por supuestas devoluciones ilegales de migrantes en la frontera marítima entre Turquía y Grecia, pero también despierta críticas por su escasa transparencia en reuniones con grupos de presión en plena expansión de su presupuesto y capacidades.

La ONG Corporate Europe Observatory ha lanzado la voz de alerta con un estudio que recopila tres años de documentos relativos a reuniones de Frontex con hasta 108 empresas en los sectores armamentístico, de defensa o seguridad, la mayoría de las cuales no figuraban en el registro de transparencia de la Unión Europea.

En el mismo periodo, Frontex solo mantuvo un único encuentro con una ONG que quedase registrado en la documentación obtenida por Corporate Europe, y ninguno con organizaciones de derechos humanos.

LAS ACTIVIDADES DE LA AGENCIA BAJO CUESTIÓN

Para una de las autoras de este informe, la española Luisa Izuzquiza, la clave de estas reuniones no es quién figura en ellas ?ya que Frontex tiene competencia para reunirse con la industria o cualquier sector de la sociedad civil- sino el matiz de con quién deciden tener ese contacto y quién se queda fuera.

“Criticamos la ausencia de otros actores que deberían formar parte de estas reuniones, la falta de transparencia y los temas que ellos eligen para estas reuniones. Estas elecciones que ellos hacen a la hora de reunirse con la industria forman parte de su mandato, pero es una interpretación muy seleccionada”, explica Izuzquiza a Efe.

La OLAF investiga denuncias de expulsiones ilegales por Frontex en el mar Egeo

Bruselas (EuroEFE).- La oficina europea de lucha contra el fraude (OLAF) está investigando las denuncias sobre la presunta implicación de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) en supuestas devoluciones ilegales de migrantes en la frontera …

“Frontex podría, por ejemplo, mantener reuniones para estudiar cómo hacer de forma más segura sus labores de salvamento marítimo, que también forman parte de su mandato. Y, sin embargo, nunca ha establecido un tipo de reunión así, no invita a actores de derechos humanos, no invita ni siquiera a su equipo de derechos humanos a formar parte de estas reuniones”, lamenta.

Cuestionado por Efe, un portavoz de Frontex asegura que la agencia “no tiene nada que ocultar” y que el objetivo de estas reuniones es “explorar temas específicos relacionados con nuevas tecnologías e innovación para la protección fronteriza”. “Una amplia mayoría de las empresas presentes en estas reuniones no tienen nada que ver con la producción de armas”, afirma.

En paralelo, la Defensora del Pueblo Europeo también ha obligado a Frontex a desvelar como tarde el próximo 1 de marzo la posición de 16 de sus barcos en el mar Egeo, que podrían suponer una prueba adicional para confirmar su posible implicación en las devoluciones en caliente por las que están siendo investigados.

La eurodiputada española Sira Rego (IU) efectuó esta petición de información, que le fue denegada alegando que contenía datos sensibles sobre las operaciones de Frontex. Al recurrir Rego, Frontex cambió su respuesta y afirmó que no disponía de esta información, ante lo cual Rego elevó el caso ante la Defensora del Pueblo.

“Nuestra sensación es que es una agencia que está fuera de control. No está acreditado cómo se gastan los recursos, los procesos de transparencia o frente a quién responden políticamente. Todo es intencionadamente confuso”, alerta Rego a Efe.

Bruselas pide reunión urgente de Frontex por las denuncias sobre devoluciones ilegales de migrantes

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) ha pedido una reunión extraordinaria urgente de la agencia europea de protección de fronteras, Frontex, por las denuncias de devoluciones ilegales de migrantes en el mar Egeo, en la frontera entre Turquía y Grecia, …

UNA EXPANSIÓN SIN MAYOR ESCRUTINIO

La publicación del informe de Corporate Europe coincide con un punto álgido en los 17 años de vida de esta agencia: el presupuesto comunitario para 2021-2027 le otorga 5.600 millones de euros y en 2019 se acordó un refuerzo de 10.000 nuevos policías y que sus efectivos asumieran nuevas tareas.

Sus agentes pueden ahora llevar a cabo controles de seguridad, autorizar o rechazar la entrada en la UE y ayudar en el retorno, siempre bajo la autoridad y control del Estado miembro donde se actúe. Además, Frontex tiene la capacidad para adquirir su propio equipamiento, reduciendo así su dependencia de las contribuciones de los países de la UE.

“Las consecuencias de esa expansión sin límites y sin control efectivo las estamos viendo ahora. No solo para ver cómo esos poderes y capacidades se utilizan para crear lazos con la industria armamentística y de defensa sin suficiente transparencia, pero también las devoluciones en caliente, instancias de Frontex ocultándole la verdad al Parlamento Europeo y poniendo dificultades a la hora de que se le investigue”, advierte Izuzquiza.

Las organizaciones civiles, recuerda, llevan desde 2016 -coincidiendo con el primer aumento considerable de presupuesto anual para la agencia- advirtiendo de que a este crecimiento no le acompañaban unos mecanismos de control y rendición de cuentas adecuados. “Ahora que se está cristalizando el efecto de esta expansión sin control es cuando las instituciones tienen que hacerse cargo del error que cometieron y encontrar una manera de resolverlo”, señala la española.

Izuzquiza, que mantiene una disputa abierta con Frontex por las costas de un juicio sobre el acceso a documentos de esta agencia, aplaude que la Comisión haya tenido al fin la iniciativa para investigar a la agencia y exigirle explicaciones tras las denuncias de devoluciones ilegales de migrantes en el mar Egeo, pero lamenta una falta de ambición en las instituciones europeas a la hora de abordar el problema.

“La extensión de las revelaciones y las consecuencias que hemos visto son tan graves que no veo que haya proporción entre los pasos que se están dando y la gravedad del asunto. No es una posición fácil para la Comisión, pero no puede desaparecer ahora que por fin ha decidido involucrarse en algo respecto a Frontex”, señala la diplomática española.

Por el momento, la investigación del Ejecutivo comunitario sigue su curso y se han abierto sendas pesquisas en la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude y la Defensora del Pueblo Europeo, además de crearse un grupo de trabajo por este asunto en el Parlamento Europeo, que lo abordará con expertos durante cuatro meses.

Además, la presidencia portuguesa tiene pendiente una reunión con la cúpula de Frontex para abordar los escándalos, y el director de esta agencia, Fabrice Leggeri, comparecerá el próximo lunes a puerta cerrada en la comisión de Control Presupuestario de la Eurocámara respecto al informe sobre la aprobación de su gestión en el año 2019.

Editado por Virginia Hebrero