La delegación del Parlamento Europeo que viaja a Ucrania pide a Orbán no romper la unidad europea

Delegación del PE que viaja a Ucrania pide a Orban no romper unidad europea

La presidenta de la Subcomisión de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo, Nathalie Loiseau, atiende a la prensa tras la reunión mantenida esta tarde con la ministra de Defensa, Margarita Robles, en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

Bruselas (EuroEFE).- La delegación del Parlamento Europeo que viajará el próximo domingo a Ucrania con la intención de ahondar en los esfuerzos diplomáticos para rebajar la tensión con Rusia instó este jueves al primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, a no romper la unidad europea con respecto al conflicto en su cita con el presidente ruso, Valdímir Putin, también la próxima semana.

En una rueda de prensa, el eurodiputado del Partido Popular Europeo David McAllister, presidente de la comisión de Asuntos Exteriores, y la liberal Nathalie Loiseau, presidenta de la subcomisión de Seguridad y Defensa, coincidieron en valorar la importancia del diálogo con Moscú, pero también la necesidad de que los Veintisiete se muestren unidos.

«Espero que Orbán sea totalmente consciente de lo que está en juego y se ciña al mensaje de unidad de la Unión Europea», enfatizó Loiseau, tras ser preguntada por la visita del mandatario húngaro a Putin el próximo 1 de febrero.

Para la francesa, «es bueno hablar» con Rusia, pero «la cuestión es cuál es el mensaje» que se traslada a Rusia, por lo que la Unión Europea «tiene que garantizar que tiene el mismo mensaje».

«El diálogo y la diplomacia con Moscú son necesarios, hay muchos canales de comunicación con Moscú y no lo criticamos. Pero tenemos que ser claros en nuestro mensaje hacia Vladímir Putin y el Kremlin de que una agresión militar provocaría consecuencias masivas», coincidió en señalar McAllister.

Estos dos eurodiputados liderarán la delegación de ocho representantes del Parlamento Europeo que viajarán a Kiev con la intención de ahondar en los esfuerzos diplomáticos para rebajar la tensión con Rusia, en una visita que se alargará hasta el miércoles de la semana que viene.

En este contexto, McAllister explicó que la Eurocámara «está convencida de jugar su papel en la diplomacia parlamentaria para comunicar la posición unificada europea y mostrar su solidaridad con los ciudadanos ucranianos».

El presidente de la comisión de Asuntos Exteriores subrayó que la «urgencia» de esta visita tiene su origen en la escalada del conflicto promovido por Rusia y el «uso desestabilizador» que Moscú hace a través de ataques híbridos sobre Ucrania y sus instituciones.

En la misma línea, la presidenta de la subcomisión de Seguridad y Defensa recordó los movimientos de tropas rusas no sólo en las fronteras con Ucrania sino también en Crimea, así como diversos ejercicios marítimos que entiende como «señales de intimidación».

«Es difícil pensar que no son premisas de una voluntad de agresión», recalcó.

Tanto McAllister como Loiseau insistieron también en que, además de agotar el diálogo y todos los canales diplomáticos posibles para evitar el estallido del conflicto, la UE debe tener preparada una respuesta «firme» en caso de que Rusia ataque finalmente Ucrania.

Editado por María Moya