España pide que la UE no haga nada que añada tensión a la frontera ruso-ucraniana

Militares ucranianos y maquinaria militar participando en la celebración del Día de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 06 de diciembre de 2021, en una foto distribuida por el servicio de prensa de la presidencia ucraniana.

Militares ucranianos y maquinaria militar participando en la celebración del Día de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 06 de diciembre de 2021, en una foto distribuida por el servicio de prensa de la presidencia ucraniana. EFE/EPA/SERVICIO DE PRENSA PRESIDENCIAL UCRANIANO

Bruselas (EuroEFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, consideró este lunes que la Unión Europea (UE) no debe hacer «nada» que incremente la tensión en la frontera ucraniana, junto a la que Rusia está acumulando tropas, aunque la UE analizará «todas las opciones».

«Todas las medidas, tenemos que barajar todas las hipótesis. Al mismo tiempo, igual que digo eso, la UE no tiene que hacer nada que ayude a la escalada de la situación, sino en la medida de lo posible a destensar», indicó Albares a la prensa a su llegada a un Consejo de ministros comunitarios de Exteriores, en el que se analizará el refuerzo ruso junto a Ucrania.

El jefe de la diplomacia española respondió así a una pregunta sobre si España es favorable a que la UE tenga preparadas posibles sanciones a Moscú en caso de que se atreva a volver a atacar a Ucrania.

«Pero por supuesto, analizaremos todas las posibilidades, sin duda alguna», recalcó, a la vez que señaló que explicará con más detalle la posición de España al respecto, en primer lugar, a sus homólogos durante el Consejo.

Albares aseguró en todo caso que la UE mantiene su “solidaridad” con Ucrania, “defendiendo la integridad territorial, incluida la península de Crimea, y la soberanía”.

El ministro español también se refirió a que en la reunión harán un seguimiento de la situación en Bielorrusia, donde la UE culpa al régimen de Alexandr Lukashenko de empujar a migrantes a la frontera de la Unión y fomentar cruces irregulares.

«Seguimos manteniendo posición de unidad y firmeza por parte de la UE. Es inaceptable el uso de los movimientos migratorios irregulares como instrumento político y arma política, que constituyen una amenaza híbrida», comentó Albares.

Según dijo, este fenómeno «hoy ocurre en las fronteras este de la UE; mañana podría ser perfectamente la frontera sur de la UE», y agregó que «allí donde ocurra, lo que tiene que haber es una respuesta firme, clara, solidaria de la UE, sin olvidarnos de que estamos hablando de seres humanos, una dimensión que tenemos que tener en cuenta».

LOS PAÍSES DE LA UE, CAUTOS SOBRE LAS SANCIONES

En la misma línea, los titulares de Exteriores de varios países de la UE también mostraron este lunes cautela sobre la posibilidad de sancionar a Rusia en caso de que vuelva a agredir a Ucrania para evitar incrementar más la tensión en la frontera, aunque dejaron claro que hay que contemplar todas las posibilidades.

«En este mundo también se tiene que garantizar que ante estas amenazas militares haya un diálogo. Rusia dice cada día que no tiene la intención de atacar a Ucrania. Me parece bien. Nos tenemos que olvidar de hablar cada semana de sanciones», afirmó ante la prensa el ministro luxemburgués de Exteriores, Jean Asselborn, a su llegada a un Consejo de ministros comunitarios del ramo en el que abordarán el refuerzo militar ruso junto a la frontera ucraniana.

Asselborn también se refirió al “formato de Normandía” para el diálogo que reúne a Ucrania, Rusia, Francia y Alemania: “Existe pero no está activado. Falta la voluntad política de hacerlo”, comentó al respecto, y consideró una “nueva etapa” que haya conversaciones entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de Rusia, Vladímir Putin, sobre la situación ucraniana. “A Rusia se la tiene que escuchar”, concluyó.

El titular austríaco, Alexander Schallenberg, apuntó que «las sanciones son una vieja discusión» y que a fin de cuentas “tienen que contribuir a un cambio de actitud”.

«Cuando se les congela a personas concretas sus activos o se les suspenden los visados hacia Europa, tiene una consecuencia muy concreta a estas personas y esta herramienta tenemos que usarla de forma muy específica», explicó.

Para el titular croata, Gordan Grlic Radman, es «muy importante enviar un mensaje de desescalada y apoyo a la integridad territorial de Ucrania».

El titular rumano, Bogdan Lucian Aurescu, coincidió en que «se deben discutir todas las opciones, incluida la preparación de sanciones», de forma coordinada con socios como Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá y la OTAN.

Consideró importante discutir cómo «reaccionar» si hay una escalada por parte de Rusia.

«Es muy importante que la UE mande un mensaje muy firme y unido a Rusia sobre nuestro continuo apoyo a Ucrania junto con nuestros socios internacionales», afirmó la ministra finlandesa, Johanna Sumuvuori.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, aseguró por su parte que «estamos en un modo de disuasión para evitar que empiece una crisis, pero enviaremos la clara señal de que cualquier agresión contra Ucrania tendrá un alto coste para Rusia si ocurre”.

«Pero ahora estamos intentando hacer el máximo para evitar que esto ocurra», añadió, y apuntó que el Consejo no adoptará hoy «decisiones concretas sobre sanciones» a Moscú.

NAVALNI RECIBIRÁ EL SÁJAROV EN PLENA TENSIÓN

Por otra parte, el Parlamento Europeo celebrará este miércoles la ceremonia de su premio Sájarov del año 2021, que ha recaído en el líder opositor ruso Alexei Navalni -quien no lo podrá recoger en persona por estar en prisión-, con el telón de fondo de la tensión en Europa por el refuerzo militar de Rusia en la frontera con Ucrania.

El opositor ruso, que ya había sido nominado a este premio en 2019, es uno de los líderes más vocales en su oposición al régimen de Vladimir Putin y ganó reconocimiento a nivel internacional tras presentarse a las elecciones y promover reformas anticorrupción.

Actualmente cumple una pena de cárcel en una prisión rusa por no presentarse ante las autoridades durante su libertad condicional, mientras se recuperaba en un hospital berlinés de un intento de envenenamiento con un agente del grupo Novichok, también empleado contra el exespía ruso Serguéi Skripal en el Reino Unido en 2018.

Navalni, que atribuye el ataque al Gobierno ruso, fue detenido a su regreso a Rusia y condenado a dos años y medio de cárcel en una región a 200 kilómetros al este de Moscú, desde donde ha denunciado en varias ocasiones que no se le proporcionan cuidados médicos adecuados.

En su nombre recogerá el premio en el hemiciclo de Estrasburgo este miércoles su hija Daria, de 20 años, a quien acompañará en Francia el jefe de campaña de Navalni y uno de los asesores más próximos al opositor, Leonid Volkov.

Editado por María Moya

Guerras híbridas: cuando los conflictos se modernizan pero nada cambia

Madrid (EuroEFE).- Frío, miedo o desolación. Eso es lo que revelan las caras de los aproximadamente dos mil migrantes, según el Gobierno de Bielorrusia, provenientes de Oriente Medio y África que continúan varados en la parte bielorrusa de la frontera …