La Eurocámara condena la actitud de Rabat sobre Ceuta pero confía en que no se estropeen relaciones

Decenas de migrantes en la nave del polígono industrial cercano a la playa de El Tarajal. EFE/Brais Lorenzo/Archivo

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).-El Parlamento Europeo (PE) condenó este jueves la actitud de Marruecos, al permitir la llegada a Ceuta el pasado mayo de miles de migrantes, incluidos niños, para “presionar políticamente” a España, pero a la vez confió en que esa crisis no deteriore las relaciones entre Bruselas y Rabat.

La Eurocámara aprobó con 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones una resolución acordada por los cuatro grupos principales del PE (populares, socialistas, liberales y verdes).

El mensaje de los diputados que participaron en debate en la Eurocámara este jueves previo al voto fue casi siempre el mismo: rechazo a la actitud de Marruecos, solidaridad hacia España y Ceuta en particular y voluntad de volver a una “asociación constructiva” con Marruecos.

El texto condena “el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados” como “presión política” contra un país europeo, en referencia a España.

NO ES UN ASUNTO BILATERAL SINO EUROPEO

En el debate previo, eurodiputados de los distintos grupos rechazaron el uso por parte de Rabat de la migración, los controles fronterizos y los menores no acompañados para hacer presión política durante la crisis en Ceuta el pasado mayo.

La comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, reiteró la “plena solidaridad con España” en los esfuerzos por “estar a la altura y resolver los desafios de la migración irregular y confió en que “situaciones parecidas no vuelvan a repetirse”.

“Es inútil intentar que esto se limite a una situación bilateral entre Marruecos y España, eso es no entender la lógica de la Unión”, dijo por su parte el eurodiputado socialista Ignacio Sánchez Amor.

“Es un asunto europeo porque es una frontera europea. Los jóvenes que cruzaron no querían quedarse a vivir en Ceuta, querían ir a Berlín, a París y a Amsterdam”, señaló el eurodiputado.

El diputado Jordi Cañas (Ciudadanos), impulsor de la resolución, indicó que “por mucho que insista Marruecos este no es un tema bilateral, es un tema que afecta a todos los europeos porque hablamos del respeto de los derechos humanos y de los niños. A los niños no se les lanza al mar para hacer política”.

“Esta resolución tiene términos constructivos. El interés de la UE es superar una situación anómala, dijo por su parte el eurodiputado socialista español Ignacio Sánchez Amor, que subrayó que la UE quiere “volver cuanto antes a la magnífica relación con Marruecos”.

RESTABLECIMIENTO DE RELACIONES Y COOPERACIÓN CON MARRUECOS

La comisaria Dalli hizo hincapié también en la necesidad de mantener “una cooperación estrecha con Marruecos, en pleno respeto de los derechos humanos y los valores que compartimos”.

Auguró que los desafíos que presentan los flujos migratorios “exigirán más diálogo” con Rabat, por lo que habrá que “reforzar la cooperación para buscar soluciones comunes”.

Precisamente hoy el ministro español de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció que Ceuta recibirá “en los próximos meses” unos 10 millones de euros de ayudas europeas para gestionar la crisis migratoria generada a raíz de la entrada masiva a la ciudad de unos 10.000 inmigrantes el pasado mayo.

El diputado popular Francismo Millán Mon señaló por su parte que se debe retomar “el camino del diálogo” y que “es la hora de la diplomacia, no del silencio ni del megáfono”.

Muchos apuntaron a la necesidad de ir más allá de las críticas para superar la crisis.

“Marruecos no se ha portado como un socio estratégico, pero para arreglar esta crisis es más útil buscar soluciones que intercambiar reproches”, dijo la eurodiputada Izaskun Bilbao (PNV).

El diputado del PPE Javier Zarzalejos dijo que “Marruecos ha cometido un serio error” y pidió “que no lo agrave, porque no queremos quedar instalados en la crisis, sino superarla y esta resolución apuesta por una relación con Marruecos plena y fructífera que desarrolle todo su potencial”.

SÁHARA OCCIDENTAL

Desde las filas del PPE se criticó la actitud del Gobierno español en relación con la hospitalización del líder del Frente Polisario Brahim Gali.

Juan Ignacio Zoido, del PPE, opinó que el ingreso hospitalario en España del líder del Frente Polisario Brahim Gali “debería quizás haberse gestionado por las autoridades españolas teniendo en cuenta todas las circunstancias del caso”, pero dejó claro que “ello no justifica la respuesta por parte de Marruecos”.

Andrey Kovatchev, también del PPE, se refirió por su parte a “la mala gestión por parte de la izquierda española en relación con esa visita”.

Por otro lado, hubo críticas de algunos eurodiputados a la posición europea sobre el Sahara Occidental, como Miguel Urbán (Anticapitalistas), que dijo que a la Unión “le importan poco los derechos en el Sahara ocupado”.

“Los conflictos enquistados siempre acaban generando tensiones”, añadió el eurodiputado de ERC Jordi Solé.

El eurodiputado de la Izquierda Miguel Urbán criticó que en la UE importen poco “los derechos en el Sahara ocupado” y pidió un cambio en la política migratoria de la Unión, creando vías de entrada legales.

El diputado de Vox, Jordi Buxadé, se desmarcó del apoyo a la resolución pactada por los grupos políticos mayoritarios, al discrepar con la manera en que la UE gestiona la inmigración.

“Marruecos, como Turquía, han podido chantajear a Europa por la debilidad de los estados miembros en la lucha contra la inmigración ilegal”, señaló Buxadé.

RESOLUCIÓN

El texto condena “el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados” como “presión política” contra un país europeo, en referencia a España.

Deplora además “la participación de niños, menores no acompañados y familias” en la entrada en masa desde Marruecos a Ceuta, poniendo “sus vidas y seguridad en riesgo” y a la vez lamenta la crisis política y diplomática entre el país norteafricano y España.

Esta crisis, apunta la resolución, no debe socavar ni las relaciones “estratégicas, multidimensionales y privilegiadas” entre Marruecos y la Unión Europea ni la cooperación en áreas como la lucha contra el terrorismo, el tráfico de drogas y de seres humanos o la migración.

ÁRABES PIDEN A LA EUROCÁMARA NO INTERFERIR  EN CRISIS ENTRE MARRUECOS Y ESPAÑA

Por su parte, el Parlamento Árabe pidió hoy a la Eurocámara que “no se involucre en la crisis de relaciones entre Marruecos y España”, puesto que considera que es una disputa “bilateral” que se puede resolver entre ambos países “sin que exista ningún motivo para convertirla en una crisis marroquí-europea”.

Este órgano panárabe pidió al Parlamento europeo que “se aleje de adoptar posturas que puedan exacerbar la tensión” e hizo un llamamiento a los líderes de España y Marruecos para que “resuelvan la crisis en un marco puramente bilateral”.

Asimismo, defendió que Marruecos ha tomado varias iniciativas para “calmar la tensión”, como la dictaminada hace una semana por el rey Mohamed VI para “el regreso de todos los menores marroquíes no acompañados cuando entraron ilegalmente a la Unión Europea”.

Recordó, además, que en los últimos tres años Marruecos ha abortado 14.000 “intentos de inmigración ilegal”, ha detenido a 8.000 “bandas de contrabandistas y ha intercambiado abundante información con España para el control de la frontera común.

“El Parlamento Árabe afirma su plena solidaridad con el Reino de Marruecos frente a todo que representa una injerencia en sus asuntos internos y apoya a todas las medidas que adopte al respecto”, señala la nota.

Editado por Miriam Burgués y Virginia Hebrero