Kuleba pide a la OTAN más armas en cuestión «de días, no semanas»

Kuleba pide a la OTAN más armas en cuestión de días, no semanas

El ministro ucraniano de exteriores, Dmitro Kuleba (i) y el secretario general de la OTA, Jens Stoltenberg, este jueves en Bruselas. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Bruselas (EuroEFE).- El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, pidió este jueves a los países de la OTAN que entreguen armas a Kiev para combatir contra Rusia lo más rápidamente posible, en cuestión «de días, no semanas», porque de lo contrario, el apoyo «llegará demasiado tarde».

«O nos ayudáis ahora, y estoy hablando de días, no, de semanas, o vuestra ayuda llegará demasiado tarde y mucha gente morirá, muchos civiles perderán sus casas, muchos pueblos serán destruidos», afirmó Kuleba en una rueda de prensa, tras reunirse en Bruselas con sus homólogos de la Alianza Atlántica.

El jefe de la diplomacia ucraniana llegó a la sede de la OTAN con el claro objetivo de solicitar «armas, armas y armas» y, en concreto, aviones, misiles antibuque, vehículos blindados personales y sistemas pesados de defensa aérea.

«Fui muy concreto en la petición y en el calendario en que debe ofrecerse esta petición», aseguró Kuleba, que se mostró «cautamente optimista» sobre el resultado de la reunión.

El ministro se negó a dar detalles sobre las ofertas que le hicieron cada uno de los países de la OTAN, porque «las armas son como el dinero. Les gusta el silencio», pero dijo no tener dudas de que «Ucrania tendrá las armas necesarias para luchar».
«La cuestión es cuándo», insistió.

En este sentido, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, dijo que «los aliados de la OTAN están preparados para proporcionar apoyo a Ucrania y reconocen la urgencia».

«Los aliados de la OTAN están proporcionando muchos tipos diferentes de armas, también sistemas más pesados, sistemas avanzados y también sistemas que pueden derribar aviones y, por supuesto, atacar a blindados rusos», comentó Stoltenberg, sin especificar qué países en concreto están ofreciendo este apoyo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró que «desde la agresión le hemos suministrado de forma continua (a Ucrania), los sistemas más efectivos que creíamos que necesitaban».

Y apuntó que «una de las razones por las que los ucranianos han logrado ser tan efectivos a la hora de hacer retroceder la agresión rusa, empieza, por supuesto, por su valentía, pero también porque tenían las armas necesarias para hacerlo».

Preguntado sobre si España estaba dispuesta a enviar aviones y tanques a Ucrania, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, dijo que esa opción «no está ahora mismo encima de la mesa».

«España ya está ayudando con material militar, con ayuda humanitaria, con sanciones, con apoyo político», añadió.

Albares y Blinken mantuvieron una reunión bilateral, tras la que el estadounidense agradeció «el apoyo inquebrantable de España para responsabilizar a Rusia y presionar al presidente Putin para que ponga fin a su guerra de elección injustificada y no provocada contra Ucrania».

BUCHA

Kuleba aseguró que la matanza de civiles en Bucha es «solo la punta del iceberg», añadió que lo ocurrido en Mariúpol «es mucho, mucho peor», mientras que la batalla en la región del Donbás «no ha alcanzado su punto álgido» y «recordará a la Segunda Guerra Mundial».

Blinken señaló que «la rendición de cuentas» ante las imágenes de Bucha «es absolutamente necesaria».

«Lo hemos visto en otros conflictos pasados (…) a veces ha llevado mucho tiempo», pero «un día, de alguna forma, habrá rendición de cuentas». afirmó.

PACÍFICO

Los ministros de Exteriores de la OTAN se reunieron también con sus homólogos de Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur, para abordar los riesgos en el Pacífico, especialmente procedentes de China.

Desafíos que se recogerán en el concepto estratégico que la Alianza aprobará en la cumbre que celebrará en junio en Madrid y que según han afirmado varios dirigentes, estará muy marcado por las amenazas a la seguridad que está provocando la guerra de Rusia contra Ucrania.

Editado por M.Moya