La región euromediterránea renueva su compromiso de cooperación ante la covid

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell (2i), el ministro de Asuntos Exteriores y Expatriados de Jordania, Ayman Safadi (2d), la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya (i), y el Secretario General de la Unión por el Mediterráneo, Nasser Kamel (d), durante la quinta edición del Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM). EFE/Quique García/POOL

Barcelona (España) (EuroEFE).- Los representantes de ambas orillas del Mediterráneo y la Unión Europea renovaron este viernes, en el V Foro de la Unión por el Mediterráneo (UpM), su compromiso de cooperación para hacer frente a retos comunes como las amenazas a la paz o la desigualdad económico-social acrecentada por la covid-19.

Coincidiendo con los 25 años del llamado Proceso de Barcelona, y en la misma capital catalana, las 42 delegaciones se reunieron por vía telemática para reflexionar sobre una agenda común que incluye el cambio climático o la integración económica y la paz y seguridad, así como ahora también la pandemia de coronavirus, que los países del sur temen que les pueda afectar en mayor medida.

El proceso de Barcelona es un proyecto que se fraguó en la Primera Conferencia Euromediterránea en 1995 y debía llevar a la elaboración de un marco multilateral de diálogo y cooperación entre la UE y los terceros países mediterráneos.

Respecto a la pandemia, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, apuntó que la incidencia en la ribera sur del Mediterráneo no está siendo tan dura como en Europa.

Tanto Borrell como la ministra española de Asuntos Exteriores y Cooperación, Arancha González Laya, confirmaron el compromiso de España y otros países europeos de velar por el acceso global a la vacuna de la covid, máxime con sus vecinos del sur.

Entre otras incidencias de la covid en el sur del Mediterráneo, el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, señaló las “dificultades añadidas” que representa el virus a la hora de hacer frente al flujo de refugiados que llega a su país, complicaciones que ya existían pese al apoyo de la Unión Europea (UE) y que no estaría ayudando a aligerar la pandemia.

“Hacemos todo lo que podemos, y sabemos que nos ayudan desde Europa muchísimo, pero necesitamos más, no es suficiente”, advirtió.

Los conflictos en lugares como Siria, Libia o Oriente Medio también estuvieron en la agenda de algunas intervenciones, reconoció el secretario general de la UpM, Nasser Kamel, quien señaló la necesidad de que persista la cooperación a través de su organización para construir 25 años más una región que consiga ser lugar de paz y prosperidad para sus habitantes.

Por su parte, Borrell quiso enfatizar que un foro como el de la UpM no está pensado tanto para resolver o discutir sobre esos conflictos, sino para ser trampolín de proyectos y vías de cooperación para mejorar la vida de la población de la región.

El encargado de clausurar el evento, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reclamó “impulso político” para la unidad de acción regional y abogó por “trabajar para una UpM que sea más justa, más verde, más digital, y con mayor integración económica y social”.

 

La “unión” de la región y su “determinación” serán claves para hacer frente “a las graves consecuencias de la covid”, un virus que “no entiende de lugar de nacimiento”, apuntó Sánchez.

“Si hay algo que nos han demostrado estos años es que unidos somos más fuertes”, dijo el jefe del Ejecutivo español.

El rey Felipe VI participó en la apertura de las discusiones, y pidió “corresponsabilidad” y “objetivos claros” a los países de una región euromediterránea que atraviesa una situación “compleja y difícil”.

El monarca español se disculpó por no poder estar presencialmente en Barcelona, que era su “intención inicial”, pero se lo impidió la cuarentena preventiva que está realizando tras haber estado en contacto con un positivo de covid.

En la conferencia, los ministros y viceministros de Exteriores alumbraron la creación del “Día Internacional del Mediterráneo” el 28 de noviembre de cada año, con el objetivo de contribuir a fomentar una identidad mediterránea común y dar a conocer los esfuerzos que realizan diariamente las organizaciones en toda la región para mejorar la cooperación y la integración, informó la UpM en un comunicado.

Editado por Miriam Burgués