La UE estudia ampliar las sanciones a Bielorrusia

La Policía rodea a un grupo de manifestantes durante una protesta en Minsk el 26 de agosto de 2020. EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH

Berlín (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) analizan este jueves en Berlín la posibilidad de incrementar las sanciones contra Bielorrusia después de que el anuncio de la primera ronda no operase ningún cambio en la actitud del Gobierno.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, explicó al llegar a una reunión informal de ministros de Exteriores que uno de los asuntos de la cita es el “nivel de sanciones” al Gobierno del presidente Alexandr Lukashenko.

 

En este sentido ahondó el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, que actúa como anfitrión por ejercer su país este semestre la presidencia rotatoria del consejo europeo, al indicar que la UE está “comprobando en los últimos días” que Lukashenko ha incrementado la represión contra los opositores y los manifestantes pacíficos a pesar de las sanciones europeas.

Los ministros, agregó, van a debatir cómo “elevar la presión” sobre el Gobierno bielorruso y si las sanciones actuales “son suficientes” para el objetivo de la UE, que es que Lukashenko inicie un diálogo con la sociedad civil.

La mayoría de ministros del este de Europa, con los bálticos a la cabeza, se mostraron más favorables a incrementar la presión sobre Minsk.

La ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, destacó por su parte en unas breves declaraciones las “altas expectativas” que está levantando en la UE el movimiento pacífico en Bielorrusia.

 

Putin está dispuesto a intervenir

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este jueves en una entrevista con la televisión pública que Rusia está dispuesta a intervenir con fuerzas policiales en la vecina Bielorrusia si la situación se descontrola.

“Alexandr Grigórevich (patronímico de Lukashenko) me pidió formar un contingente de miembros de fuerzas del orden. Y lo hice. Pero acordamos también que este no será utilizado mientras la situación no se descontrole”, dijo Putin en una entrevista con el canal “Rossia 1”.

Putin subrayó que Rusia se comporta de manera mucho más moderada con respecto a Bielorrusia que los europeos y estadounidenses.

“Lukashenko planteó que le gustaría que le ofreciéramos, en caso de necesidad, la ayuda necesaria. Yo le dije que Rusia cumplirá con sus obligaciones”, explicó.

Precisó que dichas fuerzas no serán desplegadas mientras “elementos extremistas” no organicen disturbios violentos.

“En la conversación llegamos a la conclusión de que ahora no hay dicha necesidad y espero que no la haya. Y por eso esa reserva no la utilizamos”, declaró.

El jefe del Kremlin admitió que Rusia tiene “obligaciones” con Bielorrusia en el marco de acuerdos y tratados multilaterales -la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva- y bilaterales, entre los que mencionó la Unión Estatal.

Subrayó que dichos tratados obligan a sus Estados miembros a “ayudarse mutuamente en defensa de la soberanía, las fronteras exteriores y la estabilidad”.

“No hay necesidad de ocultar nada. Allí está así escrito”, añadió.

Tensiones en el Mediterráneo

Otro asunto clave del encuentro, apuntó Borrell, son las “tensiones en el Mediterráneo Oriental”, en relación a la escalada de gestos hostiles entre Grecia y Turquía en aguas internacionales a raíz de unas prospecciones de hidrocarburos de Ankara.

Maas dijo que los 27 están “muy preocupados” por los desencuentros y “provocaciones”, y abogó por una “solución diplomática” una vez que se den las “condiciones” para que ambas partes se sienten a hablar directamente y evitar, a toda costa, una “confrontación militar”.

“Ambas partes dicen que necesitamos una solución diplomática, que nadie quiere resolver la cuestión con barcos de guerra”, aseguró el ministro alemán.

No obstante, señaló que la UE quiere una solución entre las partes y advirtió que en caso contrario, el diálogo del bloque con Turquía sería “muy problemático”.

Las cuestiones legales sobre las prospecciones turcas en el Mediterráneo, agregó el ministro alemán, deberían resolverse en los tribunales correspondientes.

 

Relaciones con Rusia 

Los ministros europeos también van a analizar las relaciones de la UE con Rusia a la luz del envenenamiento del líder opositor ruso, Alexei Navalni, en coma y con respiración asistida en Berlín.

“Esperamos que Rusia contribuya a la investigación para acabar con creencias y especulaciones”, afirmó Maas, que dijo que si Moscú no colabora “las relaciones no irán a mejor, empeorarán”.

En la agenda de la reunión, que se prolonga hasta mañana, se encuentran también otros asuntos, como la situación en Mali o la situación en Oriente Medio.

“Lo que necesitamos es un debate sobre la geopolítica post-covid-19 de la UE”, apuntó González Laya.

Editado por Miriam Burgués