El informe sobre Frontex mantiene dudas sobre presuntas irregularidades aunque no encuentra pruebas

Migrantes y refugiados en un campamento en Lesbos (Grecia). EFE/EPA/VANGELIS PAPANTONIS/Archivo

Cracovia (Polonia) (EuroEFE).- El informe elaborado sobre la actividad de la agencia de fronteras de la Unión Europea, Frontex, mantiene dudas sobre varios casos en los que presuntamente se cometieron violaciones de derechos humanos, aunque no detecta pruebas de que incumplió la legislación vigente.

El informe fue presentado hoy ante la cúpula directiva de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas en su sede de Varsovia e indica que en cinco de los trece casos examinados no fue posible despejar esas dudas de manera inequívoca.

El grupo de investigadores que analizó la actividad de Frontex encontró deficiencias en el sistema de información y seguimiento de la agencia que impiden aclarar del todo esos cinco casos.

En el informe, donde se reconocen «las difíciles circunstancias de la conducción de medidas (por parte) de la policía de fronteras en la frontera marítima exterior de la UE en el mar Egeo», se recalca que no es posible dictaminar «más allá de una duda razonable», si se cometieron las irregularidades señaladas, y que en todo caso pueden achacarse a «intervenciones individuales de los oficiales».

La paradoja de Frontex: cada vez más poderosa pero menos transparente

Bruselas (EuroEFE).- La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, conocida como Frontex, está inmersa en un escándalo por supuestas devoluciones ilegales de migrantes en la frontera marítima entre Turquía y Grecia, pero también despierta críticas por su …

SE SOMETERÁ A «EXAMEN CONTINUO» LAS ACTIVIDADES DE FRONTEX

El grupo considera necesario mantener «aún en revisión» y «en examen continuo» las actividades de Frontex en el futuro.

En 2020 el colectivo de investigación Bellingcat y varios medios de comunicación aseguraron que Frontex había colaborado «activamente» en las devoluciones en caliente en la frontera greco-turca.

En concreto, se informó de que se había obligado a los refugiados que lograron llegar a la costa griega a regresar a Turquía de inmediato sin darles la posibilidad que les corresponde por derecho europeo de acceder a un procedimiento de asilo justo, lo que sería una violación de la legislación comunitaria.

Tras esas revelaciones, el Consejo de Administración de la agencia encargó al grupo de trabajo interno de Frontex que investigara 13 casos de este tipo.

Según un informe preliminar presentado en enero no se pudo descubrir ninguna conducta indebida en ocho casos y se continuó la investigación de otros cinco, pero el informe final tampoco puede proporcionar una aclaración completa.

El grupo de trabajo insta a Frontex a que investigue inmediatamente todas las presuntas violaciones de los derechos fundamentales en el futuro y a que concluya las investigaciones lo antes posible.

Los investigadores afirman en su informe que «se debe evitar cualquier tipo de interferencia retrospectiva para ajustar los datos operativos» y se indica que Frontex debería hacer un mejor seguimiento y documentación de sus intervenciones, por ejemplo, mediante grabaciones de vídeo.

Este jueves la Comisión Europea opinó que la demora en la investigación de la supuesta participación de Frontex en devoluciones en caliente de inmigrantes y el retraso en la contratación de personal para controlar el respeto de los derechos fundamentales ha dañado la reputación de la agencia.

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, declaró: «Este asunto ha llevado demasiado tiempo, no ha sido positivo para la reputación y la confianza».
Johansson se pronunció así durante una reunión del grupo de control creado en el Parlamento Europeo para investigar los incidentes en los que podría haber estado involucrada la agencia de fronteras y en la que también participó su director, Fabrice Leggeri.

Leggeri comunicó durante esa reunión su disposición a colaborar en la investigación de los incidentes, facilitando el acceso a todos los documentos sobre la investigación y se mostró dispuesto a seguir las recomendaciones de la Eurocámara para mejorar la forma de actuar de la agencia.

En el informe, Frontex señala que en 2019 intervino en operaciones en las que atendieron 28.000 casos de inmigración, contrabando y movimientos transfronterizos, y que en 2020 han detectado un incremento del 85 % en el número de misiones.

Se pone en marcha el grupo de trabajo de la Eurocámara que investigará a fondo a Frontex

Bruselas (EuroEFE).- El Grupo de Trabajo del Parlamento Europeo para el Control de Frontex, constituido oficialmente este martes, pretende investigar a fondo a la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas para determinar si se ha visto implicada …

Editado por Virginia Hebrero