La UE pide una investigación internacional del desvío de avión para detener a opositor en Bielorrusia

El avión de Ryanair desviado a Minsk aterriza en Vilna (Lituania). EFE/EPA/STRINGER

Bruselas/París (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) consideró este lunes que se debe llevar a cabo una investigación internacional sobre el desvío y aterrizaje forzoso la víspera de un avión civil en Bielorrusia para detener a un destacado opositor al régimen, un incidente cuyas consecuencias, incluidas sanciones, debatirán los Veintisiete.

“La UE considerará las consecuencias de esta acción, incluida la adopción de medidas contra los responsables”, dijo hoy el alto representante para Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, en una declaración en nombre de la UE en la que pide además la “liberación inmediata” del periodista opositor Román Protasevich.

“Al llevar a cabo este acto coercitivo, las autoridades bielorrusas han puesto en peligro la seguridad de los pasajeros y la tripulación. Se debe llevar a cabo una investigación internacional sobre este incidente para determinar cualquier incumplimiento de las normas de aviación internacional”, afirmó Borrell.

CONVOCADO EL EMBAJADOR BIELORRUSO EN BRUSELAS

La UE convocó al embajador de Biolorrusia en Bruselas.

La convocatoria al embajador de Bielorrusia, Aleksandr Mikhnevich, se produjo “a petición” de Borrell para “condenar el paso inadmisible de las autoridades bielorrusas”, informó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior.

El secretario general de ese servicio, Stefano Sannino, trasladó al diplomático bielorruso “la firme condena de las instituciones de la UE y los Estados miembros de la UE al acto coercitivo por el que las autoridades bielorrusas han puesto en peligro la seguridad de los pasajeros y la tripulación”.

La diplomacia europea “exigió la liberación inmediata” de Protasevich.

POSIBLES SANCIONES

Por su parte, desde París el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, dijo en una entrevista a la emisora RMC que se van a estudiar una serie de sanciones contra el régimen de Bielorrusia, incluida la suspensión del sobrevuelo del espacio aéreo de ese país.

A juicio de Beaune, esa suspensión “sería una medida razonable” porque “se ha puesto en peligro la vida de ciudadanos europeos”, en alusión a los ocupantes del avión, que volaba entre Atenas y Vilna, en Lituania.

Nueve de esos pasajeros eran franceses, indicó Beaune, que calificó lo ocurrido el domingo con la aeronave de Rynanair -una aerolínea de la UE- de “acto de piratería de Estado que no puede quedar impune”.

Otras de las sanciones posibles serían prohibir a la compañía nacional bielorrusa Belavia aterrizar en aeropuertos de la Unión e impedir los tránsitos terrestres entre Bielorrusia y la UE.

También se contempla ampliar las sanciones contra dirigentes del régimen de Alexandr Lukashenko, según el secretario de Estado francés, que recordó que ya son objeto de ese tipo de medidas el mismo presidente y un centenar de personalidades próximas.

Este incidente se sumó anoche a la agenda de la reunión extraordinaria presencial convocada anteriormente por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que la fijó en principio solo para el 25 de mayo para hablar de la covid-19, Rusia y el cambio climático, y la amplió después al día 24 para añadir a la cumbre la implementación de los acuerdos con el Reino Unido.

Una variopinta agenda a la que se sumó a lo largo de la pasada semana el conflicto en Oriente Medio y el tema migratorio, que será planteado por el primer ministro italiano, Mario Draghi, tras la crisis vivida en Ceuta al permitir Marruecos la entrada de más de 8.000 inmigrantes en territorio español y en un contexto de aumento de las llegadas a las costas italianas.

La cumbre presencial arranca este lunes con una cena a partir de las 19.00 horas centrada en los asuntos de política exterior, entre los que Michel incluyó anoche el “incidente sin precedentes” del aterrizaje forzoso del vuelo de Ryanair en la capital de bielorrusia, tras desviarle de la ruta que cubría de Atenas a Vilna para detener al periodista y disidente Roman Protasevich.

 

El incidente “no quedará sin consecuencias”, afirmó Michel en un comunicado en el que expresó su condena “en los términos más enérgicos posibles”.

Su portavoz, Barend Leyts, puntualizó después en un tuit que los líderes europeos “discutirán las consecuencias y las posibles sanciones”.

“Los responsables del secuestro de #Ryanair deben ser sancionados”, afirmó, más tajante, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, en otro tuit emitido al filo de la pasada medianoche.

En el mismo mensaje, Von der Leyen subrayó que “el comportamiento escandaloso e ilegal del régimen de Bielorrusia tendrá consecuencias” y mantuvo que “el periodista Roman Protasevich debe ser liberado inmediatamente”.

 

Lo cierto es que la UE ya estaba “preparando un tercer paquete de sanciones contra el régimen de (Alexandr) Lukashenko en Bielorrusia” antes de este incidente, dijo a Efe el alto representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, el viernes pasado.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) expresó en Twitter su “profunda preocupación por el aterrizaje aparentemente forzoso” del vuelo, algo que podría violar las normas del Convenio de Chicago, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que se trataba de un “incidente grave y peligroso que requiere una investigación internacional”.

El periodista, que viajaba con su novia, que también podría estar detenida, según la ONG de derechos humanos Vesná, fue director y uno de los fundadores de los canales de Telegram Nexta y Nexta Live, basados en Polonia, con más de 1,2 millones de seguidores.

Además de este incidente, que ha escandalizado a la comunidad internacional, los líderes europeos abordarán en la cena de esta noche la situación en Oriente Medio, tras el reciente alto el fuego alcanzado entre Israel y las milicias palestinas, según confirmó Michel en su carta de invitación a la cumbre.

La UE celebra una cumbre centrada en relaciones exteriores, covid y clima

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) celebran este lunes y martes en Bruselas una cumbre extraordinaria en la que abordarán el estado de sus relaciones con Rusia, el cumplimiento de los acuerdos del Brexit y el conflicto …

 

También en la primera jornada de la cumbre, los líderes europeos hablarán sobre las relaciones con Moscú, después de las sanciones que la UE impuso a cuatro funcionarios rusos por la condena al opositor Alexéi Navalni y por la decisión de Rusia de expulsar a varios diplomáticos europeos.

Los líderes mantendrán asimismo la primera discusión sobre su relación con el Reino Unido desde que el país se desvinculó por completo de la UE el 1 de enero y entró en vigor el acuerdo comercial y de asociación entre ambos, el 1 de mayo.

La relación estos meses ha estado marcada por la tensión, en particular, por la falta de compromiso del Reino Unido con la implementación del protocolo irlandés, que evita una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

El martes, abordarán los esfuerzos climáticos en diferentes áreas para cumplir con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 al menos un 55 % para 2030 y volverán asimismo a tratar sobre la Covid-19, un tema que está presente en todas las cumbres desde que el Sars-CoV-2 llegó a Europa.

Editado por Miriam Burgués