Merkel y Macron llaman a que la UE no se quede rezagada frente a EEUU y China

El presidente francés, Emmanuel Macron, ofrece una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel (en la pantalla), sobre la 22a videoconferencia del Consejo Ministerial franco-alemán en el palacio presidencial del Elíseo en París, el 31 de mayo de 2021. EFE / EPA / THOMAS SAMSON / PISCINA MAXPPP OUT

Berlín/París (EuroEFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se felicitaron este lunes por la capacidad de reacción que está mostrando últimamente la UE, pero advirtieron del riesgo de que el bloque se quede rezagado respecto de EEUU y China.

Merkel y Macron, que comparecieron conjuntamente tras un consejo de ministros bilateral, señalaron los últimos logros del bloque, del fondo de recuperación poscovid a las recientes sanciones a Bielorrusia, pasando por el proyecto de defensa FCAS, en el que también está integrada España.

El presidente francés, no obstante, abogó por mantenerse alerta para ver si es preciso tomar nuevas decisiones para sacar al bloque de la crisis del coronavirus, pendientes tanto de la evolución interna de la UE como de las dinámicas internacionales.

“Los próximos meses nos dirán si necesitamos una mayor ambición en nuestras grandes políticas”, respondió al ser interrogado sobre si sería preciso un nuevo programa de reactivación económica más allá de los 1,8 billones de euros que suman el presupuesto de la UE para el período 2021-2028 y el plan de recuperación poscovid.

En su opinión, es vital seguir “siendo igual de pragmáticos con una voluntad geopolítica” y evitar que la salida de la crisis no desemboque en “cualquier tipo de retraso de la UE frente a Estados Unidos y China”.

Insistió en que tanto Francia como Alemania harán “lo necesario” para que a nivel tecnológico, como de innovación y de formación de capital humano, la UE “esté en condiciones de decidir por ella misma y de construir su futuro igual que el resto”.

Por eso, la declaración conjunta difundida por París y Berlín insta a que la aplicación de los planes de reconstrucción y resiliencia se lleva a cabo “rápidamente y con éxito” para “acelerar la recuperación económica y social” y “preparar a la UE para la transformación digital y ecológica”.

También pide un amplio apoyo a la inversión y la innovación en “sectores estratégicos”, movilizando “instrumentos financieros de la UE” si es preciso.

Insta asimismo al resto de países del bloque a “invertir de forma masiva en tecnologías verdes y digitales”, a proteger sus intereses económicos, y a aprovechar las posibilidades de cooperación de los llamados Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (IPCEI) para colaborar en política industrial, como el del hidrógeno y la microelectrónica.

EL ACUERDO FRANCO-ALEMÁN

La clave del éxito comunitario, a juicio de ambos, está en el buen funcionamiento del eje franco-alemán. “Europa no puede avanzar si Francia y Alemania no están de acuerdo. Que estén de acuerdo no basta, pero si no hay acuerdo franco-alemán no hay acuerdo a 27”, aseguró Macron en referencia al plan que permitirá por primera vez a la Comisión Europea (CE) financiarse mediante la emisión conjunta de deuda.

“Creo que en estos años hemos hecho avanzar a Europa a marchas forzadas”, agregó el presidente francés haciendo balance de los cuatro años que él y Merkel han liderado el bloque y teniendo en cuenta que la canciller dejará la política activa tras las elecciones del 26 de septiembre.

Merkel, por su parte, indicó que últimamente “cada día hay que tomar decisiones importantes”, apuntó a las próximas cumbres del G7 y la OTAN y destacó la “cultura de diálogo” que se ha establecido entre Berlín y París en los últimos años para coordinar esfuerzos y alumbrar posiciones comunes de consenso.

Los dos líderes resaltaron también la capacidad de actuación comunitaria en respuesta al aterrizaje forzado de un avión comercial para detener al periodista crítico Roman Protasevich, que derivaron en una nueva batería de sanciones por parte de los 27 aprobada por unanimidad y de urgencia.

Merkel consideró que fueron “correctas” y “necesarias” estas medidas tras la “lamentable” acción del régimen del presidente Alexandr Lukashenko.

Por último, ambos señalaron los avances en el proyecto para crear un completo sistema de defensa aéreo de futuro, una iniciativa multimillonaria y a largo plazo en cuyo desarrollo industrial también trabaja España.

Editado por Virginia Hebrero