Polonia, Chequia y Eslovenia plasman en el asediado Kiev su apoyo a Zelenski

Polonia Chequia Eslovenia viaje Kiev

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, con sus homólogos checo y esloveno, Pietr Fiala y Janez Jansa, este martes en Kiev. EFE/EPA/TWITTER/·MorawieckiM / HANDOUT POLAND OUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Cracovia (Polonia) (EuroEFE). El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, expresó este martes desde Kiev su deseo de «poner fin a la tragedia» que vive Ucrania «lo antes posible», en un viaje conjunto con sus homólogos checo y esloveno, Pietr Fiala y Janez Jansa, a la asediada capital ucraniana.

El propósito del viaje, en tren y sin anuncio previo, era «confirmar el apoyo inequívoco de toda la Unión Europea (UE) a la soberanía e independencia de Ucrania y presentar un amplio paquete de ayudas», había señalado por la mañana el portavoz del Gobierno polaco, Piotr Müller.

Tras reunirse en Polonia, los tres mandatarios partieron hacia Kiev en tren con el objetivo de entrevistarse con presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y el primer ministro de ese país, Denys Shmyhal.

El viaje había sido acordado previamente en la cumbre informal de Versalles, en la que los líderes de la Unión Europea (UE) se reunieron el pasado viernes, según fuentes polacas.

El portavoz del Gobierno de Varsovia informó asimismo de que, tanto el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, como representantes del gobierno de Estados Unidos, estaban al tanto de la visita.

Según Varsovia, la delegación «representa de facto a la UE», pues cuenta además «con el consenso del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen».

En un mensaje difundido a través de sus redes sociales, Morawiecki afirmó, ya en Kiev, que «esta guerra es el resultado de las acciones de un tirano cruel que ataca a civiles, bombardea ciudades y hospitales en Ucrania», en referencia al presidente ruso, Vladímir Putin.

Al mensaje le acompañaban varias fotos de los líderes polaco, checo y esloveno, en ropa informal, y sentados juntos en una mesa con un mapa de Ucrania desplegado ante ellos.

 

En Twitter, el jefe del gobierno polaco agregó en inglés: «Aquí es donde se hace historia en la Kiev devastada por la guerra. Aquí es donde la libertad lucha contra el mundo de la tiranía. Aquí es donde el futuro de todos nosotros pende de un hilo».

«La UE apoya a Ucrania, que puede contar con la ayuda de sus amigos: hoy trajimos este mensaje a Kiev «, concluyó.

VIAJE «ARRIESGADO»

Fuentes de las instituciones comunitarias, desde Bruselas, afirmaron estar «al tanto» del viaje, mientras que por parte del presidente del Consejo se subrayaron «los peligros de seguridad» que entrañaba la visita a la capital ucraniana, bajo el asedio de los ataques rusos.

Poco antes de la llegada de la delegación a Kiev, el portavoz del Gobierno polaco, Michal Dworczyk, subrayó que el viaje era «arriesgado», pero que «las circunstancias» exigían «sacrificios». Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores polaco, Zbigniew Rau, confirmó que el viaje había sido «cuidadosamente preparado» y con el acuerdo de Bruselas.

A continuación, el primer ministro ucraniano hizo público un mensaje a través de internet en el que confirmó la llegada de los tres mandatarios a Kiev «en nombre de la Comisión Europea» y les saludaba con la frase «el valor de los verdaderos amigos».

 

A la delegación se unió el jefe del partido gubernamental polaco, Jaroslaw Kaczynski, que además de ostentar la vicepresidencia del gobierno es también el presidente del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos de Defensa.

Desde Varsovia, un portavoz del Ejecutivo polaco declaró que «la historia está ocurriendo ante nuestros ojos, el futuro de Europa y quizás del mundo se está forjando ante nosotros», en alusión a la visita.

Cuando se cumplen ya 20 días desde el comienzo de la guerra en Ucrania, el firme apoyo político de Polonia al Gobierno de Kiev ha contado con hitos como la reunión el pasado viernes de la Asamblea Nacional polaca, por primera vez en su historia, un órgano que reúne a representantes del Congreso, el Senado y el Ejecutivo.

A convocatoria del presidente polaco, Andrzej Duda, el presidente Zelenski intervino en la sesión mediante una conexión en línea que utilizó para expresar su «agradecimiento» a los «hermanos polacos» y declarar: «si Dios nos ayuda y ganamos esta guerra, compartiremos nuestra victoria con ustedes. Con nuestros hermanos y hermanas polacos»; «será nuestra grandeza, pero también vuestra grandeza».

Por su parte, el presidente polaco ha calificado en varias ocasiones de «genocidio» la actuación de las tropas rusas y anunció que Polonia colabora en facilitar pruebas sobre supuestos crímenes de guerra cometidos por Rusia.

Editado por Miriam Burgués