Las sanciones empujan a Eurasia a estrechar los lazos económicos con otros países

sanciones a Rusia empujan a Eurasia a estrechar los lazos económicos con otros países. Vista del presidente ruso, Vladímir Putin.

El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste de forma telemática a la cumbre de la Unión Económica Euroasiática el 27 de mayo de 2022. EFE/EPA/MIKHAIL METZEL / SPUTNIK / KREMLIN POOL

Moscú (EuroEFE).- Las sanciones occidentales contra Rusia empujan al presidente, Vladímir Putin, y a otros líderes de la Unión Euroasiática altamente dependientes de la marcha de la economía rusa a estrechar los lazos comerciales y de inversión con países terceros en el sureste asiático, Oriente Medio y América Latina.

 

 

«Las ventajas de la política de integración son especialmente evidentes ahora en actual compleja situación internacional, en condiciones de prácticamente agresión por parte de algunos Estados que nos son inamistosos», dijo Putin en la cumbre telemática de la Unión Económica Euroasiática (UEE).

MIRAR A IRÁN EGIPTO Y EMIRATOS

Frente a los líderes de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán, sostuvo no obstante que hay que mirar más allá de la Unión, por lo que respaldó la prolongación del acuerdo provisional de libre comercio con Irán hasta que haya uno pleno.

Este acuerdo, dijo, ha tenido un «impacto notable», ya que los intercambios comerciales aumentaron solo en 2021 en un 73,5 %, hasta los 5.000 millones de dólares, y las exportaciones de la Unión se han duplicado, hasta 3.400 millones de dólares.

Putin, que tiene que hacer frente a sanciones sin precedentes por la intervención militar rusa en Ucrania, consideró además «conveniente intensificar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la UEE y Egipto, iniciar negociaciones similares con Indonesia y estudiar un tratado de comercio preferencial con Emiratos Árabes Unidos».

También el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, defendió la pronta firma de un acuerdo definitivo de libre comercio con Irán, dado «el atractivo de este mercado y las perspectivas para el futuro desarrollo de la cooperación».

Pashinián coincidió con Putin en que, «en el contexto geopolítico actual, es importante también construir puentes y cadenas de interacción con socios de terceros países».

presidente de Bielorrusia Lukashenko en una imagen de archivo efe

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en una imagen de archivo. EFE/EPA/SERGEY GUNEEV / SPUTNIK / KREMLIN POOL

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, cuyo país también ha sido sancionado por la campaña militar rusa en Ucrania -prestó el territorio del país para la entrada de las tropas de Rusia a Ucrania desde el norte- recalcó que todos los países de la UEE sentirán el impacto.

«La presión de las sanciones no se debilita, sino lo contrario. Dada la naturaleza global de la economía y el hecho de que Rusia y Bielorrusia son los socios comerciales y económicos más importantes de vuestros países, el impacto de estas sanciones afectará a todos de alguna manera«, dijo a los demás líderes.

«Estamos obligados a unirnos y hacer frente común. Es evidente que lo necesitan todos y no hay otra opción si queremos conservar nuestra soberanía, unidad y el bienestar de nuestra gente», insistió.

OPORTUNIDADES EN CHINA, LA INDIA, MONGOLIA E INDONESIA

Lukashenko abogó especialmente por acelerar la sustitución de importaciones procedentes de Occidente y por buscar oportunidades en China.

«El tratado internacional de cooperación comercial y económica firmado con China tiene un enorme potencial. Debe ser utilizado para ampliar la cooperación industrial, incluido en campos innovadores, para captar inversiones, realizar nuestro potencial de tránsito y reforzar el comercio mutuo», recalcó.

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, coincidió en la necesidad de estrechar lazos con terceros países.

«Estamos iniciando negociaciones para un acuerdo de libre comercio con Indonesia. Las negociaciones están en curso con la India y un acuerdo con Mongolia está en la etapa de elaboración», enfatizó.

También abogó por aprovechar el memorando de entendimiento firmado el año pasado entre la UEE y la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), un mercado de 3.000 millones de consumidores, dijo.

La OSCE la forman Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán, la India, Pakistán y China.

En alusión indirecta al hecho de que unas mil empresas internacionales hayan abandonado el mercado ruso, el mandatario instó además a sus colegas de la UEE a crear las condiciones adecuadas para la reubicación de compañías dentro de la región, «teniendo en cuenta el contexto de las sanciones».

«Los gigantes (empresariales) del mundo son muy conscientes de las ventajas de la ubicación geoeconómica de la UEE y es imposible ignorar el potencial de nuestro mercado de consumidores de 180 millones», enfatizó.

NO OLVIDAR AMÉRICA LATINA

El mandatario kirguís, Sadir Zhapárov, opinó que «es necesario desarrollar activamente la cooperación comercial y económica con los países del sureste asiático, Oriente Medio y América Latina, y abogamos por la creación de una zona de libre comercio con Indonesia».

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, cuya nación tiene el estatus de país observador ante la UEE, ofreció precisamente hoy en un videomensaje dirigido a los líderes de la Unión a profundizar los lazos en distintos ámbitos económicos y el turismo con la isla.

«Cuba se opone a las medidas coercitivas unilaterales contra Rusia y Bielorrusia, las cuales agravan la situación económica regional e internacional y dificultan las posibilidades de desarrollo para nuestros pueblos», afirmó.

Editado por Sandra Municio