Stoltenberg y Scholz defienden derecho a la defensa de Ucrania

Stoltenberg y Scholz excluyen una respuesta militar a una agresión rusa a Ucrania

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el canciller alemán, Olaf Scholz, en una rueda de prensa en Berlín este martes. EFE/EPA/ANDREAS GORA / POOL

Berlín (EuroEFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el canciller alemán, Olaf Scholz, defendieron este martes en Berlín el derecho a la defensa de Ucrania a la vez que llamaron a una desescalada en el conflicto con Rusia.

Los dos políticos coincidieron en su preocupación de lo que calificaron de un riesgo «real» y advirtieron de que en caso de un ataque a Ucrania habría consecuencias políticas y económicas aunque tácitamente descartaron una reacción militar.

«Habrá un elevado coste político, un elevado coste económico si se produce una intervención y se viola el principio de integridad territorial,» afirmó Scholz en una rueda de prensa conjunta en Berlín a la pregunta de un periodista sobre si contemplaba una respuesta militar.

Interrogado acerca de si un conflicto podría afectar al gasoducto Nord Stream 2 -construido para transportar gas ruso a Europa occidental pero aún pendiente de autorización alemana para operar-, el canciller alemán rehusó una afirmación expresa de que una agresión a Ucrania significaría el fin del proyecto.

Ante la pregunta, aseveró sin embargo que «todo se debe discutir en caso de una intervención militar» por parte de Rusia, que debe contar con «alto coste» en tal caso y señaló que tanto su Gobierno como el anterior ejecutivo alemán han comunicado «muy claramente» a Estados Unidos su forma de proceder con respecto a Nord Stream 2.

El gasoducto ha sido un punto de conflicto permanente entre Alemania y otros socios de la OTAN, sobre todo EEUU.

También Stoltenberg incidió en que la alianza ha enviado a Rusia el mensaje de que si elige la «violencia» se enfrentará a un «alto precio» político y financiero y señaló que los estados de la OTAN apoyarán a Ucrania para mantener su derecho a la autodefensa.

APUESTA POR EL DIÁLOGO

Sin embargo, ambos políticos insistieron en que los conflictos se deben resolver a través del diálogo, respetando derechos clave como, según Scholz, «la soberanía, la integridad territorial y naturalmente la liberad de cada país de elegir sus alianzas».

Con esto último Scholz rechazaba la garantía que pide Rusia de que Ucrania nunca vaya a formar parte de la OTAN. La prioridad es, según Scholz y Stoltenberg, evitar que se llegue a una confrontación armada.

«Queremos que las relaciones con Rusia sean mejores y constructiva, a nadie le sirve que haya tensiones», dijo Scholz.

Para ello, Scholz abogó por mejorar los canales de comunicación que ya existen, celebró los encuentros bilaterales entre EEUU y Rusia y reiteró que Francia y Alemania están buscando progresos en el llamado «formato de Normandía».

Stoltenberg, por su parte, dijo que la OTAN ha llamado a Rusia a iniciar una desescalada y que si no lo hace habrá «consecuencias».

«Estamos dispuestos a discutir propuestas para reducir riesgos. Llamamos a Rusia al diálogo también para hablar de reducir sistemas de misiles y armamento nuclear», aseguró. Al mismo tiempo, Stoltenberg dijo que si Rusia emplea la fuerza contra Ucrania «el precio será alto».

LOGRAR AVANCES POLÍTICOS

«De lo que se trata ahora es de lograr avances políticos», dijo al ser interrogado acerca de si habría también consecuencias militares. En ese contexto, Stoltenberg dijo que había convocado a varias reuniones del consejo OTAN-Rusia para sondear posibles soluciones.

Al ser preguntado acerca de un posible envío de armas a Ucrania Scholz recordó que Alemania tiene como principio no exportar armamento letal a zonas de conflicto. «Hay un principio claro y es que no exportamos armamento letal y eso no ha cambiado», dijo Scholz.

Stoltenberg, por su parte, dijo que lo fundamental es defender el derecho a la defensa de Ucrania y que con respecto al envío de armas hay distintas posiciones entre los estados miembros de la OTAN.

«La OTAN apoya a Ucrania, la apoyamos políticamente en la práctica, apoyando a sus instituciones de defensa, por ejemplo con el entrenamiento y la mejora de las capacidades de su marina,» aseguró.

El encuentro entre Scholz y Stoltenberg coincidió con una visita a Moscú de la ministra alemana de Exteriores Annalena Baerbock que constató «diferencias de opinión» con su homólogo ruso Sergei Lavrov.

Un día antes Baerbock había estado en Kiev. Este jueves está prevista la llegada a Berlín del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien se reunirá con la ministra alemana y también con los responsables de Exteriores del Reino Unido y de Francia.

Editado por María Moya