Von der Leyen y Borrell llevan este viernes a Kiev el apoyo completo de la UE

Leyen Borrell llevarán Kiev apoyo completo UE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, en Estrasburgo. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Bruselas (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, visitan este viernes Ucrania para llevar a ese país un mensaje de «completa solidaridad» de la Unión Europea (UE) y conocer de primera mano lo que está pasando.

El viaje oficial de la presidenta del Ejecutivo comunitario y del jefe de la diplomacia europea coincide con la previsible aprobación del quinto paquete de sanciones de la UE contra Rusia, que incluye por primera vez la prohibición a las importaciones de energía, aunque solo de carbón.

Unas nuevas restricciones económicas sectoriales y sanciones individuales que Von der Leyen y Borrell tendrán ocasión de detallar personalmente al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con el que tienen previsto celebrar un encuentro, según anunció hoy un portavoz suyo y confirmaron más tarde fuentes oficiales en Bruselas.

El mensaje que Von der Leyen llevará a Zelenski y al pueblo ucraniano es la «completa solidaridad de la UE con Ucrania frente a la invasión por parte de Rusia», informó hoy el portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer.

Además, la exministra alemana de Defensa «reiterará y discutirá sobre todo el apoyo que la UE está proporcionando y continuará proporcionando a Ucrania en estas circunstancias difíciles», dijo.

 

La agenda de la visita en Kiev, de la que apenas han trascendido detalles por motivos de seguridad, incluye también otras reuniones con los ministros de Exteriores y de Defensa, Dmytro Kuleba y Oleksiy Reznikov, respectivamente, dijo Borrell a la prensa a su llegada hoy a la sede de la OTAN para participar en una reunión ministerial de Exteriores y otra del G7.

Tras esa visita a Kiev «seguro que sabremos mejor lo que está pasando allí», dijo el jefe de la diplomacia europea, que espera poder informar a sus interlocutores de las últimas sanciones europeas y «otras medidas», que no especificó.

Borrell insistió hoy en que Ucrania necesita «menos aplausos y más armas», y apostó por seguir presionando a Rusia con aislamiento internacional y más sanciones, también a su petróleo, que espera incluir en la lista de sanciones europeas «más pronto que tarde», y que estarán sobre la mesa del Consejo de ministros de Exteriores comunitarios del próximo lunes.

«Ahora tenemos que mirar al petróleo y tendremos que mirar los ingresos que Rusia obtiene de estos combustibles fósiles«, subrayó Von der Leyen el miércoles ante la Eurocámara, que hoy respaldó por amplísima mayoría un embargo europeo «completo e inmediato» a las importaciones rusas de petróleo, carbón, combustible nuclear y gas.

La apuesta de ir «más allá» en las sanciones contra Rusia ya la había defendido el viernes pasado en Kiev, antes de conocerse las masacres rusas de civiles en los alrededores de la capital, la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, la primera dirigente de una institución europea en ir al país desde que empezó la guerra el 24 de febrero pasado.

¿QUÉ HA HECHO LA UE POR UCRANIA?

Los Veintisiete dejaron claro en qué bando estaban desde el comienzo de la invasión militar rusa hace ya más de 40 días.

Desde entonces y de forma coordinada con sus aliados occidentales la UE ha ido encadenando cinco oleadas de sanciones, cada vez más duras, para intentar asfixiar la economía que sustenta la maquinaria de guerra del Kremlin, y ha desbloqueado ayuda militar, financiera y humanitaria para Ucrania.

La UE ha ido hasta el punto de abrir las fronteras sin cortapisas a los ucranianos que han huido de su país – más de cuatro millones, en su mayoría mujeres y niños-, a los que se les concede un régimen temporal como refugiados, que es la primera vez que activa y da derecho a permiso de trabajo, residencia, atención sanitaria y educación.

Otra medida novedosa tomada por la UE ha sido aprobar el gasto de mil millones de euros en ayuda militar a Kiev para que los países puedan suministrar armas por su cuenta a cargo del Fondo para la Paz, que nunca se había usado para un país tercero.

Además, la UE ha adoptado las enmiendas legislativas necesarias para permitir a los Estados miembros redirigir los recursos de varios fondos por valor de unos 17.000 millones de euros para ayudar a los refugiados ucranianos.

Para tratar de captar más fondos, el día 9 se celebra en Varsovia una conferencia de donantes para Ucrania auspiciada por la Comisión Europea y Canadá.

Editado por Miriam Burgués