El equipo de Von der Leyen inicia contactos para que no se repita el “Sofagate” de Ankara

Foto facilitada por el servicio de prensa de la Presidencia turca. El presidente Recep Tayyip Erdogan (c) da la bienvenida al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (i) y a la presdenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen (d) antes de su reunión en Ankara este martes 6 de abril de 2021. EFE/EPA/PRESIDENTAL PRESS OFFICE HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Bruselas/Viena (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, esperaba recibir el mismo trato protocolario que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la reunión que ambos mantuvieron este martes con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, donde ella quedó relegada a un asiento secundario.

El portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, incidió este miércoles en que Von der Leyen “debería haber recibido exactamente el mismo asiento” que Michel y Erdogan en la reunión que los tres celebraron este martes en Ankara, donde los dos hombres ocuparon unas sillas en la parte central de la sala y ella se quedó sentada en un sofá en un lateral.

El equipo de la presidenta de la CE, abundó su portavoz, ha iniciado una serie de contactos con las partes involucradas en este encuentro para asegurar que un “incidente” así no se “vuelve a repetir en el futuro”.

 

 

Preguntado por si ha habido contactos con el gabinete del presidente del Consejo, quien se sentó junto a Erdogan en las sillas mientras Von der Leyen quedaba inicialmente en pie, Mamer señaló que no está al tanto de que dicho contacto haya tenido lugar.

El portavoz dijo que la explicación de motivos para colocar dos sillas en vez de tres corresponde darla al Gobierno turco, encargado de la organización de la reunión, y explicó que la delegación de la Comisión no conocía este detalle de protocolo antes de que comenzase la reunión.

En cualquier caso, insistió en que Von der Leyen quiso “dar prioridad” a la sustancia del encuentro antes que a una cuestión protocolaria y que el incidente “no debería eclipsar la sustancia del viaje”, que pretendía ser un nuevo acercamiento entre Bruselas y Ankara de cara a un posible reinicio positivo de sus relaciones.

“A la presidenta no le hizo gracia”, señaló anoche a Efe una fuente europea cercana a las conversaciones que se desarrollaron en Ankara.

Este incidente protocolario, bautizado en las redes sociales como “Sofagate”, nunca se había producido en el pasado en encuentros de los anteriores presidentes del Consejo (Donald Tusk) y de la Comisión (Jean-Claude Junker) con Erdogan, que aparecen en asientos iguales en las fotografías oficiales de encuentros como el que mantuvieron en los márgenes de una reunión del G20 en China.

Von der Leyen y Michel instan a Turquía a demostrar su compromiso con la UE

Estambul (EuroEFE).- Turquía y la Unión Europea se encuentran al inicio de un camino para mejorar su cooperación, pero habrá que ver cuánto caminarán juntos, resumieron hoy los líderes europeos Ursula von der Leyen y Charles Michel durante su entrevista …

La presidenta de la CE aprovechó la conversación para “tener una larga y franca discusión sobre la retirada de Turquía del Convenio de Estambul”, un tratado para combatir la violencia machista, y tratar el asunto de los derechos de las mujeres, así como exponer las conclusiones sobre Turquía adoptadas en la última cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada a finales de marzo pasado, subrayó Mamer.

Básicamente, Von der Leyen y Michel ofrecieron ayer a Erdogan algunas mejoras económicas, como una modernización de la Unión Aduanera, facilidades de movilidad y ayudas para la integración de los refugiados sirios, a cambio de que Ankara tenga una actitud constructiva en el Mediterráneo oriental y respete los derechos humanos.

AUSTRIA CRITICA A ANKARA POR EL “TRATO IRRESPETUOSO” A VON DER LEYEN

El Gobierno austríaco criticó este miércoles a Turquía por el “trato irrespetuoso” a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, durante su reciente visita a Ankara.

En una reunión con el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, la responsable de la Comisión tuvo que sentarse en un sofá lateral mientras que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, fue colocado en el centro junto al mandatario turco, en lo que ya se conoce en las redes sociales como “sofagate”.

“El trato irrespetuoso … transmite una imagen profundamente alienante y -pocos días tras abandonar la Convención de Estambul- solo puede ser entendido como una provocación”, aseguró en un comunicado la ministra de Asuntos Europeos austríaca, la conservadora Karoline Edtstadler.

Se refirió a la convención europea contra el maltrato de mujeres y la violencia machista, de la que Erdogan retiró a su país hace dos semanas en medio de protestas de grupos feministas y otros.

La salida de Turquía del Convenio de Estambul, un guiño a los ultraconservadores

Estambul (EuroEFE).- La retirada de Turquía del Convenio de Estambul, un tratado para prevenir la violencia machista, anunciada por sorpresa el pasado día 20, es una estrategia electoral del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, para asegurarse el apoyo de …

“Si la UE estrecha la mano a Turquía para el diálogo, eso debe suceder al mismo nivel”, exigió Edtstadler.

“La igualdad de hombres y mujeres no debe ser pisoteada”, concluyó la ministra, una estrecha aliada del canciller federal, Sebastian Kurz, un conocido crítico de Turquía.

Por su parte, el ministro de Exteriores, el también conservador Alexander Schallenberg, exigió no ser “ingenuos” en la relación con Turquía.

“Demasiadas veces Ankara ha decepcionado amargamente la esperanza de una mejora sostenible. Lo que necesitamos es una forma más realista y pragmática de tratar a Turquía, sin anticipos ciegos de parte de la UE”, señaló Schallenberg.

“Las constantes provocaciones y los problemas estructurales demuestran claramente que las negociaciones de entrada en la UE (de Turquía) son una ilusión a la que UE no se debe someter”, concluyó el ministro austríaco.

Editado por Virginia Hebrero