La escritora ucraniana Oksana Zabuzhko: «Ya estamos en una guerra mundial»

Estamos en una guerra mundial afirma la escritora ucraniana Oksana Zabuhko

La escritora ucraniana Oksana Zabuzhko en un discurso ante el Parlamento Europeo por el 8 de marzo, este martes. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La escritora ucraniana Oksana Zabuzhko advirtió este martes de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ha empezado una nueva «guerra mundial» al invadir su país y avisó a Occidente de que «cada momento de duda» sobre fijar una zona de exclusión aérea en Ucrania «cuesta vidas».

 

 

En un discurso ante el Parlamento Europeo por el 8 de marzo, la escritora ucraniana lamentó que, tras una carrera dedicada a dar voz a las mujeres y a sus derechos, es la primera vez que se ve obligada a defender el derecho de las mujeres «a la propia vida» en el que consideró «el momento más oscuro de Europa desde 1939».

«Cada momento de duda de los políticos de Occidente y de la OTAN en cuanto a proveer armas aéreas, por no hablar de la zona de exclusión aérea, cada pausa de café entre debates sobre cómo interferir en el conflicto sin provocar a Putin le cuesta a alguien su vida, probablemente a un civil mujer o menor», advirtió Zabuzhko.

La OTAN ha descartado ya establecer una zona de exclusión aérea sobre Ucrania al considerar que dar este paso podría empujar a Occidente como parte del conflicto con Rusia, un escenario que los aliados quieren evitar para que la guerra no salga de Ucrania.

«Estoy aquí para deciros, como una escritora que sabe algo del lenguaje y de cómo se puede pervertir, que esto ya es una guerra mundial, no un conflicto en Ucrania como se describe en los medios. Crean a Putin cuando pronuncia sus ambiciones», urgió Zabuzhko.

El presidente ruso, al que calificó de «nuevo Hitler», ya ha reclamado el antiguo bloque soviético y «no parará a no ser que le detenga un frente internacional de todas las naciones que aún creen que la libertad y solidaridad humana valen más que el petróleo y el gas».

Oksana Zabuzhko durante su discurso en el Parlamento Europeo

EFE/EPA/JULIEN WARNAND

 

«Tantas vidas podrían haberse salvado si la UE y EE.UU. hubieran despertado hace ocho años al hecho de que el nuevo Hitler estaba preparado para retomar lo que el antiguo había dejado empezado. Si el paquete actual de sanciones se hubiera aplicado a Rusia tras la anexión de Crimea no estaríamos donde estamos ahora», lamentó.

 

 

Zabuzhko, cuyas novelas recogen reflexiones abiertas sobre la sexualidad femenina, el patriarcado o la identidad nacional, dijo «admirar junto al resto del mundo» cómo las mujeres ucranianas se han unido a los hombres en el ejército o las fuerzas de defensa civil, gestionan la distribución de recursos en ciudades al borde de la catástrofe humanitaria y dan a luz desde refugios antiaéreos.

Los partos en los refugios o las estaciones de metro, dijo, le evocan una imagen «casi bíblica», con la diferencia de que «los bebés que nacen en refugios mueren de sepsis por el polvo que les cae durante los ataques»: «El establo de la virgen María era mucho más higiénico», lamentó.

«Una de las verdades más inquebrantables de la historia se reconfirma: en cualquier guerra las mujeres se convierten en los objetivos más vulnerables, aunque solo sea porque son los que se quedan para cuidar a los necesitados, niños y mayores», recordó.

Las mujeres ucranianas, dijo la escritora, son «el escudo vivo que Putin usa para romper la resistencia heroica de Ucrania», con sus ataques contra escuelas, guarderías y hospitales.
«Ucrania lucha para liberar a Europa del espectro de un nuevo totalitarismo. No tengan miedo de proteger el cielo sobre ellos», reclamó Zabuzhko para cerrar su discurso.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, recordó por su parte al presentar a Zabuzhko que su trabajo y voz firme «encarna la voz de tantas ucranianas frente a la opresión» de una invasión que hoy hace difícil celebrar un 8 de marzo.

«En las guerras las primeras víctimas son siempre las mujeres», lamentó Metsola, que al mismo tiempo aplaudió que también se está viendo a las mujeres «resistiendo, levantándose y tomando las armas frente al agresor».

«Las valientes y resilientes mujeres de Ucrania son una inspiración para todos. Ucrania está con vosotras», afirmó la política maltesa.

Editado por Sandra Municio